La filial en México de OHL se usó para transferir sobornos a Suiza, confirma España; ¿y el SAT por qué no investiga?: Díez

Publicado el febrero 27, 2018, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.


SINEMBARGO. Un directivo de OHL en México confirmó ante la Justicia española que la constructora envió de forma inusual y sin justificación empresarial alguna 2.5 millones de dólares a Suiza en 2007, cantidad que se habría utilizado para el pago de soborno por la concesión del fallido tren de Navalcarnero.

El abogado Paulo Díez Gargari consideró que la información revelada por el medio El Español es “muy relevante” y acusó de complicidad al Sistema de Administración Tributaria (SAT) por no haber actuado a tiempo desde que en España comenzaron las investigaciones, en abril 2017.

“El SAT es cómplice de OHL, no sólo le permite pagar millones a una empresa ‘fantasma’ panameña por servicios que nunca se prestaron, sino que le permite deducir fiscalmente el gasto”, dijo el abogado en entrevista con SinEmbargo.

Díez Gargari, quien lleva en México la denuncia penal en contra de OHL, adelantó que en los próximos días presentará una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) y ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) “por la omisión negligente o dolosa del SAT”en el caso de OHL.

De acuerdo con la información revelada este día por el diario El Español, el director económico administrativo de OHL México, Adolfo Soto, reconoció en los juzgados españoles que el dinero transferido de México estaba destinado a Ildefonso de Miguel, uno de los hombres de confianza del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Desde el año pasado, la Audiencia Nacional de España realiza una investigación secreta del caso de corrupción llamado “Operación Lezo” (que implica a Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid, a altos funcionarios y a la empresa OHL).

Los investigadores creen que hubo una transferencia de dinero desde una filial de OHL en México a una cuenta del Anglo Irish Bank en Suiza, controlada por una sociedad panameña y que el destino final era Ignacio González. El monto del soborno ascendería a 1.4 millones de euros.

La declaración íntegra del directivo Adolfo Soto como testigo permanece todavía secreta, informó el medio español, pero su rastro aparece en otros documentos del sumario de la “Operación Lezo”.

A principios de febrero, el diario El Confidencial reveló que el 22 de noviembre de 2007, las filiales mexicanas Constructora de Proyectos Viales (CPVM) y OHL Sucursal México giraron transferencias por un importe de 2.5 millones de dólares a una cuenta del banco suizo Anglo Irish Bank cuyo titular era Lauryn Group INC.

“Si el SAT hubiera actuado en abril del año pasado cuando nos enteramos todos por los medios españoles de que se había realizado este pago, probablemente el caso ya estuviera judicializado en México y se podría proceder en contra de la gente de OHL, pero aquí nadie está haciendo nada”, reclamó el abogado Díez Gargari.

De acuerdo con el abogado, el dinero del supuesto soborno pagado en Suiza por OHL, a través de Lauryn Group, salió del Circuito Exterior Mexiquense, por lo que los usuarios de la vía terminaron pagando ese dinero.

A partir del 18 de febrero, las tarifas de peaje de las casetas del Circuito Exterior Mexiquense, operado por la empresa OHL, incrementaron sus tarifas de uno a cuatro pesos, lo que provocó el descontento de los automovilistas.

Los cobros en tramos de salida sólo subieron un peso, sin embargo, aquellas de un tramo mayor como lo son las de Tultepec, Las Américas y Huehuetoca en la zona Norte del Valle de México, y en el oriente, en la caseta de Nezahualcóyotl y Chalco, fue de cuatro pesos para los automóviles, reportaron usuarios de redes sociales y medios locales.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: