El “Banquero” César Duarte, protegido por González Aguadé y la PGR (1era Parte)

Publicado el marzo 17, 2018, Bajo Opinión, Política, Autor Gloriamlo.

Duarte/corrupción/

Por Jenaro Villamil

El ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte, prácticamente “le entró a todo” en la corrupción política durante su administración: creó una unión ganadera, se convirtió a través de su esposa en accionista del Banco Unión Progreso, compró decenas de ranchos “por las buenas y por las malas”, creó compañías farmacéuticas que ganaron licitaciones y hasta su hijo se convirtió en socio de una constructora con obras públicas en Quintana Roo.

La herencia de Duarte fue “un manejo desordenado de la administración pública y una corrupción manifiesta”, subrayó el actual secretario de Finanzas del gobierno de Javier Corral, Arturo Fuentes Vélez, quien ha sido el responsable de investigar el desorden financiero que dejó Duarte, especialmente, el escandaloso caso del Banco Unión Progreso.

En entrevista con Proceso, Fuentes Vélez advirtió que estas irregularidades se realizaron con el consentimiento de la Secretaría de Hacienda y las autoridades bancarias como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que fue dirigida por Jaime González Aguadé, actual “coordinador empresarial” en el equipo de campaña del candidato presidencial priista José Antonio Meade.

Fuentes Vélez precisó que desde que Javier Corral asumió el poder en Chihuahua, en 2016, canceló todas las cuentas con este banco, creado en Ciudad Delicias, y que llegó a tener más de 4,500 socios y a finales de 2017 apenas alcanzaba 1,500 socios.

El pasado 14 de marzo, la Procuraduría General de la República decidió dar “carpetazo” al delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal contra Duarte, prófugo desde el año pasado, precisamente por el caso del Banco Progreso.

La PGR notificó el “no ejercicio de la acción penal” al líder de la Unión Ciudadana de Chihuahua, Jaime García Chávez, quien interpuso desde septiembre de 2014 la primera denuncia penal contra César Duarte y contra Jaime Herrera, entonces secretario de Hacienda del gobierno priista, por el presunto desvío de millones de pesos del erario para este banco.

Tras conocerse la resolución de la PGR, el gobierno de Javier Corral anunció que interpondrá un amparo y subrayó que las investigaciones de la Fiscalía General del Estado han demostrado que existió fraude bancario y presunto delito de lavado de dinero de su antecesor, quien continúa prófugo.

Corral afirmó que la decisión de la PGR tiene “sorprendida e indignada” a la ciudadanía de Chihuahua porque “todos saben de la riqueza desmedida del ex gobernador”, a quien le han asegurado 21 propiedades, 17 de los cuales son ranchos y otros 4 bienes, uno de ellos de 30 mil hectáreas, más grande que el territorio de la capital chihuahuense.

En franca crítica a la PGR, Corral declaró que la unidad que investigaba la denuncia presentada desde hace tres años y medio en contra de Duarte “fue a tratar de justificarle al ex gobernador posibilidades de ingreso, o fuentes de ingreso, para justificar que de su patrimonio podía hacer el depósito de 75 millones de pesos”, que lo convirtió en propietario del 14 por ciento de las acciones de Banco Unión Progreso.

Fuente: homozapping.com.mx
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment