NAICM no seguirá: AMLO – Estado de los ESTADOS por @Lilia_Arellano1

Publicado el abril 4, 2018, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Martes 3 abril 2018 2018 – Estado de los ESTADOS.

“La razón es frecuentemente más persuasiva que el oro”
Demócrito

NAICM no seguirá: AMLO
Ataja la corrupción en nuevo aeropuerto
Negocio frustrado al grupo Atlacomulco
Garantiza el pago de los bonos emitidos
Se resguardarán inversiones de AFORES
Consejo de la UNAM, reflexión obligada
Peña Nieto ante encrucijada por TLCAN

columna-lilia-arellano

Ciudad de México, 03 de abril de 2018.- La obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), un estratosférico negocio para grupos empresariales ligados al poder político del régimen de Enrique Peña Nieto, será suspendida por el próximo gobierno federal. En su arranque de campaña, Andrés Manuel López Obrador adelantó esa faraónica obra será atajada, se construirán dos pistas en la base aérea de Santa Lucía y se ahorrarán más de 200 mil millones de pesos. El pago de los bonos que se han emitido será garantizado por el gobierno y se protegerá la inversión de las Afores, acciones apegadas estrictamente al marco legal, con total certidumbre a los inversionistas y sin permitir la corrupción en el seno de grandes transacciones de especulación con las tierras de esa terminal aérea y zonas aledañas.

Una larga y negra historia arrastra el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Desde el primer gobierno panista de Vicente Fox, quien pretendió construirlo en Texcoco y enfrentó la resistencia de la población del municipio de San Salvador Atenco, quienes se negaron a vender sus tierras, patrimonio y medio de subsistencia, aún a costa de su libertad. En mayo de 2006, los pueblos de Atenco y Texcoco vivieron un violento enfrentamiento con agentes de la policía federal, municipal y estatal, consecuencia de la defensa de vendedores de flores despojados. El llamado “mayo rojo” tuvo como saldo el cateo de las casas de los pobladores, el asesinato de dos jóvenes, al menos doscientos detenidos y más de 30 mujeres abusadas sexualmente por los agentes policíacos. Por esto, la gestión foxista decidió construir una segunda terminal en el aeropuerto existente en 2004, con un costo cercano a 10 mil millones de pesos, la cual entró en operación en el 2007.

Peña Nieto y su secretario de Gobernación, Gerardo Ruiz Esparza, señalado reiteradamente por sus acciones de corrupción, sobre todo en el caso de OHL, anunciaron en 2013 la construcción del NAICM, una decisión unilateral de la gestión del mexiquense y similar al proyecto de un tren de alta velocidad entre las ciudades de México y Querétaro, el cual los metió en un costoso problema internacional, sin estudios conocidos de impacto ambiental, económico y demográfico, ni de licitaciones, con el fin fundamental de realizar negocios de alto rendimiento, tanto para los actuales funcionarios federales como para grupos empresariales ligados al grupo Atlacomulco, quienes financiaron la campaña política del actual inquilino de Los Pinos.

El gobierno federal fue meticuloso al repartir las licitaciones entre los grandes empresarios del país como Carlos Slim, Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank Rohn, al grupo del desaparecido Lorenzo Zambrano y a constructoras como ICA, Pinfra, Cicsa, entre otras. El contrato más jugoso, el del edificio terminal, se lo llevaron Cicsa, de Carlos Slim; ICA, que dirige Guadalupe Phillips; Prodemex, de Oleario Vázquez Aldir; lka Peninsular y Hoatsa, de Carlos Hank Rhon; así como Gia+A, de Hipólito Gerard. El monto es de 84 mil 828 millones de pesos para la construcción del inmueble de 743 mil metros cuadrados, en una primera estimación seguida ahora por una serie de acciones y obras paralelas con las cuales se ha incrementado estratosféricamente el primer costo planeado.

Otra de las obras importantes, la Pista 2, quedó en manos del consorcio conformado por Coconal y Constructora y Pavimentación Vise, que ganaron el contrato por un monto de 7 mil 926 millones 299 mil pesos. Para la Pista 3, el consorcio ganador está formado por Cicsa, GIA+A, Prodemex y La Peninsular. La Torre de Control de Tráfico Aéreo quedó en manos del consorcio conformado por las españolas Construcciones Aldesem y Aldesa Construcciones, así como por la mexicana Jaguar Ingenieros Constructores, con una propuesta por un monto de mil 242 millones de pesos. Coconal ganó la obra que servirá como entronque vial hacia el NAICM, con una propuesta económica de 132 millones 134 mil 899 pesos, sin IVA. En total, se licitaron al menos 20 paquetes de obras del NAICM el año pasado.

La inversión es cuantiosa pero los negocios no se quedan ahí, se amplían para el grupo mexiquense en el proyecto urbano y logístico que rodeará la terminal y que significan contratos millonarios de infraestructura, comercio y vivienda, con proyectos y licitaciones futuras de aquí a 100 años. ¿Quién compró los terrenos colindantes?

NEGOCIOS TURBIOS

Desde su origen, proyección e implementación, la construcción del NAICM está plagada de irregularidades e inconsistencias y desde cualquier ángulo observado sobresale el origen de todo: la generación de dinero a largo plazo para los involucrados en el proyecto. La cuestión del nuevo aeropuerto adquirió un cariz político en el marco de la sucesión presidencial y las campañas políticas, sobre todo después de que Andrés Manuel López Obrador e integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), encabezados por su presidente, Juan Pablo Castañón, aceptaron establecer una mesa técnica para analizar la viabilidad del proyecto. El mes pasado, en la 29 Asamblea de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), AMLO propuso que ese consejo estaría integrado por cinco miembros del CIMC, cinco del gobierno federal y cinco de su equipo de campaña, para revisar el tema bajo criterios técnicos y de pertinencia.

Este acuerdo generó una intensa reacción negativa del gobierno federal, es decir, de Peña Nieto y sus funcionarios, y de los otros aspirantes presidenciales –José Antonio Meade, de la coalición Todos por México y Ricardo Anaya, de la alianza electoral Por México al Frente), quienes abogan por mantener y concluir ese meganegocio. También las organizaciones empresariales involucradas y beneficiadas se alinearon en esa defensa. Meade, Anaya y el gobierno federal fijaron su postura de ir adelante con el NAICM. El pánico los invadió ante la posibilidad de suspenderse la construcción: Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de la CDMX, advirtió que cancelar la obra costará 120 mil millones de pesos. Y el vocero del gobierno federal, Eduardo Sánchez, dijo habría un impacto en la reputación de México y que mercados internacionales empiecen a negarle financiamiento.

Para involucrados y defensores del gran negocio aeroportuario no bastaron los señalamientos técnicos, se fueron a las pérdidas de inversiones, a la mala imagen para inversionistas e inclusive a generar pánico entre los ahorradores en Afores ante la posibilidad de perder grandes sumas de dinero invertidas en ese proyecto sin su autorización. Las cifras superan el porcentaje marcado en letras chiquitas en su contrato con Inbursa, por ejemplo, para ser aplicado a inversiones de alto riesgo. El banco de Carlos Slim fue el primero en utilizar estos fondos apoyándose tanto en el porcentaje marcado de alto riesgo como el del señalado para invertir y generar utilidades. Ninguno de los argumentos tiene base y por lo que respecta al de los ahorradores ya les prometió AMLO la garantía de la totalidad utilizada, de la devolución de las cifras a su estado original y, de ahí se haga realidad el dicho: “no hay que ponerle dinero bueno al malo”.

NACIM, OBRA FARAÓNICA

Dos aspectos dominan la polémica: el técnico, es decir, la viabilidad y la sensatez de construir pistas de aterrizaje para aviones pesados sobre suelo lacustre, y las implicaciones de la obra en lo social y ambiental; y el financiero, pues el costo del proyecto ha alcanzado niveles estratosféricos cuando apenas se lleva una pequeña parte de la ejecución, y en el cual la Auditoría Superior de la Federación(ASF) y otras entidades señalan opacidades e inconsistencias, las cuales no han sido aclaradas. También quedó en el terreno de lo desconocido el despido del primer encargado de la realización total de la obra, el ex gobernador hidalguense Manuel Ángel Núñez Soto; el primer argumento conocido fue su rechazo a la entrega de contratos de obra sin licitación, petición hecha de manera directa por el titular de la SCT y protegido del peñanietismo Gerardo Ruíz Esparza.

El costo de la obra del nuevo aeropuerto fue calculado inicialmente en 13 mil millones de dólares. Ya fueron adquiridos 6 mil millones de dólares y está en marcha la solicitud de un crédito con la banca comercial por mil millones de dólares más. Adicionalmente, se colocó en el mercado de valores mexicano un instrumento financiero conocido como Fideicomiso de inversión en energía e infraestructura (Fibra E) con el cual se captaron otros 1,600 millones de dólares El financiamiento de la obra será de capital privado en un 70 por ciento y 30 por ciento público.

Para el diputado Rafael Hernández Soriano, presidente de la Comisión de seguimiento de edificación de la terminal aérea en la Cámara baja, no hay transparencia en cuanto a los contratos otorgados y actualmente registra un sobre costo de casi 50 mil millones de pesos al costo original anunciado al inicio de las obras. Explicó: “cuando el presidente Enrique Peña Nieto lo anunció dijo que costaría 13 mil millones de dólares que al tipo de cambio eran 169 mil millones de pesos, y en nuestras cuentas dan por arriba de los 212 mil millones de pesos. El costo ya se fue por encima de lo presupuestado”. Solamente con una revisión, la de las obras de relleno se tienen cifras estratosféricas, costos altísimos para cumplir, por una parte, con un capricho generador de cuantiosas utilidades para el grupo en el poder y, por el otro, satisfacer los requerimientos de un instructivo girado por los Estados Unidos para garantizar se cuente con un espacio aéreo alterno a los de su país ante la posibilidad de ver incrementados los ataques terroristas.

Hay un robo enorme en el tema del financiamiento porque están ocultando los convenios que se están contrayendo a nivel internacional para las líneas de crédito con banca internacional y la colocación en la bolsa de bonos verdes, destacó el legislador perredista quien advierte: “el NAICM dicen que tendría un funcionamiento de 100 años, y las concesiones las están pactando a 50 años prorrogables a 100, es decir, están hipotecando el aeropuerto hasta que ya no tenga funcionalidad”. Por eso, agregó, es urgente revisar los contratos financieros, las condiciones, los contratos de licitaciones a las empresas, que el 70 por ciento fueron directas, ilegalmente adjudicadas.

La edificación va fuera de tiempo y se están cometiendo muchos errores, los cuales mientras más avancen las obras menos van a ser corregidos. La obra está plagada “de improvisaciones”, como la edificación de la barda perimetral. La construcción de una de las pistas fue otorgada a la Sedena. “¿Cuándo habían visto ustedes que Sedena fuera experto en construir bardas con seguridad aeroportuaria?”, y otra fue dada a Coconal, “empresa que ha estado trabajando para el grupo Atlacomulco desde hace décadas”.

De ahí la oposición de AMLO: “están comprometiendo miles de millones de pesos a futuro…. Es un derroche, una obra faraónica, todo por la corrupción, y quieren que yo afirme que se va a seguir”, con ella, cuando “es un barril sin fondo”. De ahí se sustenta también su propuesta alternativa: “vamos a resolver el problema con mucho menos dinero. Vamos a construir dos pistas más en el aeropuerto militar de Santa Lucía, que tiene 3 mil hectáreas y una pista… No vamos a gastar 250 mil millones de pesos, cuando mucho 50 mil millones con todo y terminal”.

ACCIONES LEGALES

López Obrador marcó la agenda de las campañas presidenciales al anunciar interpondrá amparos contra el otorgamiento de contratos para mantener la construcción del NAICM en el lago de Texcoco, y que comprometen el presupuesto del próximo sexenio. “No aceptaré contratos leoninos, manchados de corrupción, bajo ninguna amenaza… no soy títere de nadie”, dijo en una reunión privada con integrantes del Consejo de la Comunicación, en un conocido hotel de Polanco en la Ciudad de México. Posteriormente, sostuvo que los contratos no pueden ser ni para el NAICM, ni para la explotación petrolera en las costas de Yucatán y Quintana Roo, por lo que “se va a proceder para presentar amparos”, ante el Poder Judicial y además acudirán a instancias administrativas como la Secretaria de la Función Pública.

Consideró “vergonzoso que esto esté pasando en el país. ¡Cómo a tres meses de la elección están entregando contratos de miles de millones de pesos para obras a futuro! Están dando contratos para comprometer participaciones federales a 20 años”. El candidato presidencial de “Juntos Haremos Historia” afirmó que los bonos por 6 mil millones de dólares que adquirieron inversionistas serán garantizados y ni los contratistas van a ser afectados.

FINANCIAN NAICM CON AFORES

En el centro del debate sobresale la vertiente en torno a la inversión en el proyecto de los fondos de las Afore, decisión convertida en las letras a legal pero cuestionable, sobre todo si se concluye que la obra no es factible de terminarse. Ocho de cada 10 pesos de los recursos captados en el mercado bursátil mexicano para financiar el NAICM fueron contratados por las empresas que gestionan los fondos de pensión de los trabajadores. Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México obtuvo 30 mil millones de pesos para seguir adelante con el proyecto. Uno de los principales compradores de los títulos fue el Grupo Financiero Ibursa, controlado por el empresario Carlos Slim Helú. Afore Inbursa adquirió alrededor de 13 mil millones de pesos, 43 por ciento del total de la colocación.

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México obtuvo 30 mil millones de pesos en el mercado accionario mediante la colocación de un instrumento financiero conocido como Fideicomiso de Inversión en Infraestructura o Energía (Fibra E). La primera Fibra E de este proyecto fue colocada en el mercado accionario el año pasado. Fue un Fibra privada. Este lunes, Florentino Castro, director del ISSSTE, tuvo que salir a calmar a los trabajadores. Aseguró que los recursos de los afiliados en la Afore Pensionissste no están en riesgo por ser parte del financiamiento usado para la construcción del NAICM. “Es una inversión segura, no somos la única Afore que estamos en el aeropuerto que es uno de los proyectos de futuro más importantes para los mexicanos”, dijo el funcionario.

Y, en efecto, puede asegurarse que, de llegar AMLO a la presidencia una de las prioridades relacionadas con esta terminal aérea será no causar perjuicios a los trabajadores y menos al tratarse de fondos de pensiones aportados por ellos mismos ante las reformas que despojaron de responsabilidades al gobierno y a las políticas sociales implementadas después de arduas jornadas de lucha de ese sector.

ENCARECEN 89% BARDA PERIMETRAL DEL AICM

Entre las operaciones oscuras en torno al NAICM, sobresale lo relacionado a su barda perimetral. De acuerdo a investigaciones periodísticas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) “encargó” a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la barda perimetral del NAICM, con el argumento de que era un tema de seguridad nacional, pero en realidad fue para eliminar la necesidad de licitar este proyecto. Así se contrataron libremente a empresas de “amigos” -fantasmas por supuesto-, con lo cual se encareció en 89% el desarrollo de esa obra. ¿Y la seguridad nacional?

El proyecto de la barda perimetral tenía un costo original de mil 567 millones de pesos, pero tras cuatro convenios modificatorios el muro se encareció 89% hasta llegar a 2 mil 930 millones de pesos. Los trabajos iniciaron sin tener un proyecto ejecutivo, se cambiaron los tramos de la barda mientras se desarrollaban las labores y conforme las necesidades de última hora de empresas proyectistas o de otras dependencias públicas como Conagua.

La obra debía terminarse en diciembre de 2015, pero según el cuarto convenio de colaboración, debió concluir en mayo de 2017. La Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su último reporte, determinó que Sedena no comprobó el gasto de 389 millones 670 mil pesos, y eso que sólo revisó el ejercicio de mil 611 millones 585 mil 800 pesos. Las dependencias involucradas no transparentaron los contratos y facturas utilizadas para materializar el proyecto, amparándose en resoluciones del Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI), quien ha contribuido a la opacidad de esta administración federal.

Los tentáculos corruptos del gobierno de Enrique Peña Nieto se han extendido hacia las instituciones de mayor respeto en el país y, si eso no es el colmo ¿qué más se espera?

NEGOCIOS PARA TODA UNA GENERACIÓN

Alrededor del NAICM existe otro monumental negocio: Aerotrópolis -en manos por supuesto del Grupo Atlacomulco- el cual vale hasta 20 veces más que el costo del nuevo aeropuerto. Investigaciones periodísticas publicadas sobre el particular destacan el ambicioso proyecto urbano y logístico a construirse en 4 mil 431 hectáreas de los municipios de Atenco y Texcoco, es decir, toda una ciudad para abastecer de infraestructura, logística de transportación y carga, servicios urbanos, comercio y vivienda de nivel medio y alto.

El proyecto implica inversiones para un periodo de entre 50 y 100 años, e incluye construir y desarrollar desde centros comerciales, hoteles, autopistas urbanas, parques industriales y empresariales, áreas exclusivas de vivienda de nivel alto, zonas de libre comercio, clubes deportivos y de golf, hasta un parque de diversiones. Por eso, los integrantes del grupo político del presidente Peña Nieto quieren el aeropuerto ahí y por eso lo defiende con todo, pues en esos terrenos tienen planeada toda una ciudad y un corredor logístico y de servicios que, junto con el Nuevo Puerto de Veracruz, les dará la posibilidad de negocios e inversiones por los próximos 50 o 100 años.

Ahí está el futuro de las generaciones de los cachorros de los amos de la corrupción y la impunidad en México.

VIENTOS UNIVERSITARIOS

Hoy tiene lugar la reunión del Consejo de la UNAM y no hay un mejor escenario para recapitular y reflexionar sobre los acontecimientos ocurridos en torno a la reunión del director de la Facultad de Derecho, Raúl Contreras Bustamante, con el candidato José Antonio Meade. Por este hecho desataron toda una cacería en contra del catedrático y de los profesores que conforman su equipo de trabajo mismo que, entre paréntesis, ha realizado una gran labor capacitando a los estudiantes para poder llevar a cabo de manera exitosa su actividad profesional frente a los cambios hechos en materia jurídica en distintos órdenes.

En uso completo de las libertades que nos quedan a los mexicanos, los maestros reunidos con Meade le mostraron su adhesión personal, su simpatía, sin mayores compromisos, teniendo en todo momento muy presente lo obsoleto de andar ofertando votos corporativos, de argumentar liderazgos inexistentes y más aún por quienes en sus respectivas cátedras defienden estas libertades que van de la asociación a las que dicta la auténtica democracia ejercida en las urnas como un principio. Jurídicamente carecen de validez todos los señalamientos en contra de esta reunión vertidos a través de diferentes cauces, desde aquellos a los cuales los texto-servidores de siempre se prestan sin mayor análisis y sin conocimiento de esta defensa de los derechos ciudadanos que no tienen cuestionamiento, hasta aquellos esparcidos a través de diferentes voces en un afán de traer al presente ese rechazado de una y mil maneras corporativismo esclavizante tan utilizado en el pasado.

Un rechazo mucho mayor y fuertes críticas merecen todos aquellos cuyo atrevimiento cuestiona un encuentro libre porque refleja un marcado interés por apoyar a otros candidatos utilizando plataformas de poder dentro del recinto universitario, lo cual revela ampliamente la negativa para abandonar posiciones causantes de graves daños tanto a los ciudadanos como al país en su conjunto. La gran plataforma universitaria desde la cual nacen y se desarrollan todas las corrientes de pensamiento, se promueven las libertades y se defienden los derechos no debe ser utilizada para el manejo de simpatías no presentes con la valentía de mostrar el rostro y ser manejadas desde el punto de vista personal, sin involucrar a toda una comunidad cuyo desarrollo habla por sí mismo.

DE LOS PASILLOS

Frente a los embates del presidente de EEUU, Donald Trump, en torno a la renegociación del TLCAN, el actual inquilino de Los Pinos ya no sabe qué hacer. Tras una ceremonia en Palacio Nacional para entregar los premios de Ciencias, Artes y Literatura, Enrique Peña Nieto dijo que su administración se mantendrá respetuosa de la relación bilateral y continuará fijando su posición en las mesas negociadoras del acuerdo. ¿Y la defensa de los intereses comerciales de México?… ¿Y la defensa de los migrantes?… ¿Y el murito?…

Un traslado de reos desató un motín en un penal de Veracruz el domingo. Los convictos trasladados del penal estatal de la Toma a un centro federal son líderes de la organización de Los Zetas y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). Se trata de Manuel Escalona Barradas, “El Cachorro”, un ex policía municipal acusado de los delitos de secuestro y homicidio, detenido en agosto de 2016; y José Márquez Balderas, “El Chichi”, operador de Los Zetas en la zona de Córdoba-Orizaba. Tenía el control del trasiego de drogas, extorsiones y secuestros en la región. Fue detenido en febrero de 2016.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: