Falló la cargada de “Fifís” – Estado de los ESTADOS por @Lilia_Arellano1

Publicado el abril 24, 2018, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Martes 24 abril 2018 – Estado de los ESTADOS.

“En toda cumbre hay tranquilidad”: Goethe

Falló la cargada de “fifís”
Meade, sin remedio; Anaya desesperado
Pantomima de 2 delincuentes electorales
Debates de debate repiten contra AMLO
No lograron despeinar a Tatiana Clouthier
IEQROO no funcionó; entidad sin debates
México, origen y destino: trata de personas

columna-lilia-arellano

Ciudad de México, 24 de abril de 2018.- ¿Sirvió el debate? ¿Tuvo algo positivo? ¿Marca diferencias? A esas 3 de tres sólo puede responderse con un rotundo: sí. Sirvió porque captó a un importante número de mexicanos, las razones por las cuales lo vieron pueden ser varias, pero logró llamar la atención y por ende enterarse de algo más de lo aparecido en las redes sociales. Si fue positivo porque permitió ver la manera con la cual se disputan el poder los mismos de siempre y hasta dónde pueden ser capaces de llegar utilizando máscaras. También marcó la diferencia entre quienes tienen como objetivo derrotar a uno de los participantes y quien tiene como fin una cuarta transformación del país.

El comportamiento de los abanderados de las alianzas encabezadas por el PAN y el PRI, así como los dos delincuentes electorales, fue de peleoneros “fifís”, lanzando balandronadas pero haciéndose de lado al momento de golpear en serio. Y es que ninguno aguanta recibir una respuesta. Margarita Zavala, con todo y la defensa de su matrimonio y de su marido final, está por la lucha para impedir “nos quiten el nombre”. Ella no aguanta seguir siendo la mujer de Calderón Hinojosa y la verdad es que razones le sobran, pero no sucede lo mismo con el resto de las féminas nacidas en México, en donde es así como aparecen los registros públicos y se levantan las actas matrimoniales. No está de acuerdo con los matrimonios igualitarios pero a sus hijos les da la libertad de escoger. ¡¡??

Jaime Rodríguez no dudo un solo instante en cobijarse debajo de las faldas de doña Margarita señalando ambos son víctimas, no les dan anuncios publicitarios, pelean en suelo disparejo, les hicieron trampas los del INE y tienen, suponemos, suficientes millones de pesos para no requerir ningún financiamiento público, devolver lo entregado para estos gastos y mantenerse con las aportaciones de sus simpatizantes. ¿Esas aportaciones son verdaderamente desinteresadas? ¿Quién le apuesta a los vistos como relleno? Alguno de los dos está mintiendo y en el caso de doña Margara el paso de su marido por la Presidencia les permitió hacer y deshacer con los excedentes petroleros, por mencionar solamente un renglón, y don Jaime vaya usted a saber cuántas y de qué clase son las siembras en sus tierras.

Los dos cumplieron con un papel asignado: ocupar espacios, tiempo para evitar se contara con el suficiente para realmente debatir, para permitir se dieran respuestas que quedaron pendientes y en donde el nombre de Peña Nieto salió a relucir con los señalamientos de corrupción por todos conocidos. Desviar la atención, darle colorido a la presentación, poner el toque de show era más necesario que nunca, sobre todo para el priísta renegado José Antonio Meade, quien pasó con más penas que gloria. Sus constantes presentaciones acompañadas del calificativo soy honesto, cuando ha estado dentro de los gabinetes de los últimos tres ex presidentes de la República, justo los que desataron una corrupción sin antecedentes en posiciones en las cuales el manejo económico fue discrecional, es algo imposible de creer.

Ricardo Anaya, el “chico maravilla”, tampoco fue el ejemplar sorpresa. Dicen todo iba muy bien en tanto se mantuvo orquestado con Meade y los dos delincuentes electorales para atacar a AMLO, pero de repente arremetió contra el candidato muy partido y se les vino abajo el escenario puesto y ensayado en contra del tabasqueño. Ahora bien, AMLO no es ninguna víctima, más bien sabía saldría ganando en tanto quedara suficientemente claro y de conocimiento generalizado es cierta la existencia de todo un complot en donde el objetivo es volver a evitar llegue a la Presidencia y no lograr un mejor país y, por supuesto, son inexistentes las propuestas y proyectos para beneficiar a los ciudadanos, para llevarlos a una mejor estadía de vida.

De cumplirse el vaticinio de concluir con dos contendientes a la Presidencia, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, por mucho dinero y acuerdos a los cuales llegase el panista no alcanzan para el número de seguidores inconformes con los hecho por Fox, por Calderón, por quienes han saqueado al país. Inclusive si se quiere ver como lo tratan algunos texto servidores al servicio de sus mejores causas, el número de pobres, de jodidos, de muertos de hambre, de desempleados, de sin futuro, de “ninis”, de mujeres sin trabajo ni oportunidades, de trabajadores sin prestaciones, de hombres y mujeres angustiados, endeudados, de ancianos cuyos próximos días son los de la llegada de la muerte sin posibilidades de ayudar con las experiencias acumuladas, los jubilados, los carentes de vivienda y servicios de salud, etcétera, son tantos que superan a los de Anaya y acompañantes juntos y por mucho.

La moderación, la calma, la tranquilidad, la serenidad acompañó al tabasqueño durante las dos terceras partes del debate dedicadas a atacarlo, a señalar posee tres departamentos para luego Meade, rectificar y señalar sólo son dos y así, sucesivamente, los ataque centrados posteriormente en su propuesta de amnistía, dando interpretaciones y lectura a sus expresiones totalmente contrarias al fondo y al espíritu de pacificar al país que lo llevó a utilizarlas. Con ello bien puede esperarse actué con mente fría y clara ante la exposición de las realidades, de los problemas actuales para lograr no sólo soluciones inmediatas sino integradas a estrategias a mediano y largo plazo para rendir los resultados esperados.

“Honestamente, ganamos el debate”, reportó AMLO en un video publicado en redes sociales tras el debate. “No quiero ser fantoche, pretencioso, presumido, pero nos fue bien… pero como decía un boxeador, todo se lo debo a mi manager, la verdad se lo debo a los ciudadanos, porque no es lo mismo llegar a un debate con poco respaldo, que llegar con el apoyo de millones de mexicanos, eso me da mucha seguridad, mucho aplomo, y tenemos nosotros la razón, y la razón más temprano que tarde triunfa…”. Pero admitió que le hubiera gustado haber tenido más tiempo para contestar a Ricardo Anaya sus mentiras sobre la inversión en la Ciudad de México cuando él fue jefe de Gobierno; el combate a la pobreza o el ingreso per cápita cuando él gobernó la capital de la República.

Sin duda, López Obrador alcanzó sus objetivos en el Palacio de Minería: eludir el ataque concentrado y casi simultáneo de sus cuatro adversarios, quien tienen sus tableros en sus cuartos de guerra en focos rojos, a fin de mantener la gran ventaja que le registran todos los sondeos sobre la intención del voto rumbo a la elección federal del próximo 1 de julio. López Obrador se despegó de 42 a 48% entre febrero y abril, mientras Anaya bajó de 32 a 26% y Meade se quedó en 18%. Margarita Zavala apenas si llega al 5% y “El Bronco”, sin nada que hacer en esta competencia, registra apenas el 3 por ciento, de acuerdo al sondeo de un diario capitalino, mientras la agregadora de encuestas de la agencia Bloomberg registra 47.8% al aspirante de Morena, 26.6% al panista, 17.9% a Meade y 5.1% para la ex primera dama calderonista.

El tema corrupción fue el callo de todos los presentes. Margarita y los manejos de su marido; Meade y los amaños de su protector; Anaya y las artimañas de Fox y Calderón; Rodríguez y la liberación de Medina así como la falta de cuentas claras durante el tiempo que lleva en la gubernatura.

En cuanto a actos de corrupción en los cuales se ha visto implicado José Antonio Meade Kuribreña, éstos se han ido acumulando desde la revelación de la “Estafa Maestra”. El último lo difundió en su número de esta semana la revista Proceso, que publica: “Desde la Sedesol, Meade hizo desaparecer miles de millones de pesos”. Y explica: “En el segundo semestre de 2015, cuando José Antonio Meade se convirtió en titular de Sedesol, esta dependencia consiguió más de 12 mil millones de pesos adicionales al presupuesto que tenía aprobado; oficialmente se dijo que los recursos serían utilizados para apoyar a niños y ancianos indígenas. Sin embargo, los años siguientes a 2015 –año electoral- el presupuesto para esa población regresó a las cantidades de antes. Es decir, el ahora candidato presidencial contabilizó a millones de niños y ancianos indígenas “fantasmas” que no volvieron a aparecer, igual que el dinero extra que recibió”. Meade no ha dicho una sola palabra sobre esto.

Cuando se abordan temas específicos de corrupción carecen de defensa Meade, Anaya, Zavala y “El Bronco”, sobre todo cuando se analiza “su ataque” a la corrupción de su antecesor, Rodrigo Medina, en plena libertad, gozando de lo hurtado a los ciudadanos de Nuevo León bajo la protección presidencial de Enrique Peña Nieto. La total opacidad sobre el caso Odebrechet, la impunidad para César Duarte y el proceso contra Tomás Yarrington en Estados Unidos, dejan sin palabras a Meade Kuribreña, mientras Ricardo Anaya es incapaz de convencer de su “inocencia” en los presuntos actos de corrupción cuando era secretario particular del ex gobernador de Querétaro y la triangulación de recursos para adquirir una nave industrial en esa entidad, operación que al menos le dejo una ganancia de 40 millones de pesos, la cual a la fecha nadie le ha reclamado. Margarita Zavala poco puede decir para defender la gestión de su esposo.

La Zavala, esposa de Felipe Calderón, cumplió a secas su cometido. No avanzó por la carga que representó el sexenio de su cónyuge a quien, como se esperaba, defendió, pero no pudo desligarse de los nefastos resultados de esa administración, aunque intentó presentarse como una política autónoma y con proyecto político propio. Llegó a decir que en caso de ganar, quien gobernaría sería Margarita Zavala y no Felipe Calderón. “Yo tengo mi propia identidad, porque sé lo que es que intenten quitarte el nombre, y lo digo por las mujeres, yo tengo mi propia identidad”, declaró. Tuvo éxito en cuestionar, como se esperaba, a Ricardo Anaya y su desempeño como dirigente del PAN y líder parlamentario, así como su participación en la triangulación de recursos en el caso de la compra-venta de una nave industrial en Querétaro, indagatoria en la cual está siendo investigado el abanderado presidencial del PAN-PRD-MC.

José Antonio Meade, candidato “ciudadano” del PRI y sus satélites, demostró que ya no tiene remedio y que a pesar de su presumida capacidad técnica es casi imposible pueda salir del tercer lugar, en donde históricamente nadie ha podido remontar las preferencias para ganar en julio. En el debate, como en sus actos de campaña durante las últimas tres semanas, no se reveló como un candidato serio a la Presidencia de la República, exhibió es un buen lector de los documentos que le pasan sus asesores, pero nada más. No mostró un proyecto propio de país, o al menos alternativo, al de sus jefes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. De hecho los resultados mostrados al final de sexenio del mexiquense son su principal y, hasta ahora, insalvable obstáculo. Desde esta óptica, Meade Kuribreña es tal vez el más contundente perdedor del debate pues no cumple la meta de posicionarse en el segundo lugar, ni antes ni después de este ejercicio democrático. Las denuncias, descalificaciones y “guerra sucia” contra AMLO no le rindieron dividendos, por lo que es casi imposible que logre recortar la ventaja de hasta 30 puntos porcentuales en la intención del voto que le lleva el tabasqueño.

Ricardo Anaya, candidato presidencial de una parte del PAN, una parte del PRD y de la dirigencia del MC, no ha podido quitar de sí las sospechas de corrupción que le siguen pesando y obstaculizan su campaña. Siguió al pie de la letra su estrategia de atacar con todo a AMLO para posicionarse como un adversario que puede recortar la ventaja de 22 puntos porcentuales en la intención del voto que le lleva el tabasqueño. También le apostó al hundimiento de José Antonio Meade para intentar lograr un pacto con el presidente Enrique Peña Nieto y, eventualmente, hacer causa en común. Para ello ha bajado el nivel de sus críticas al PRI y prácticamente olvido su amenaza de meter a la cárcel a Peña Nieto por corrupción. Así sus intervenciones tuvieron esa doble operatividad al exhibir datos, citas de libros y fotografías contra AMLO, por un lado y, por el otro, nulificó a Meade al recetarle su 7 de 7: “Odebrecht, el socavón, la Estafa Maestra, Javier Duarte, César Duarte y Roberto Borge” y su complicidad con el prófugo ex mandatario de Chihuahua, al cuestionarle: ¿de qué tamaño es la rebanada de pastel que te tocó?”, al mostrarle una imagen en donde aparece en un festejo de cumpleaños del ex gobernador chihuahuense.

La fiscalía anticorrupción pretendidamente autónoma y ciudadana, para algunos es lo mismo de siempre. Ni panistas, ni priístas, ni verdes, ni de ningún color han movido un solo dedo para lograr hacerla realidad, por lo tanto la propuesta de AMLO basada en la presentación de mexicanos cuya honestidad no esté sujeta a ningún juicio, quieren hacerlo ver como imposiciones y así, para no llegar a nada y después señalar es él quien va a otorgar perdones a Salinas, a Peña Nieto, a quienes integran una larga lista de expresidentes y ex miembros de sus gabinetes viviendo en total impunidad y sin ser juzgados ni siquiera cuando se suponía ingresaban los gobiernos panistas del cambio.

Ni perdón, ni olvido, solamente aplicación de la justicia. Y eso no requiere andar amenazando con la aplicación de la ley o con encerrarlos tras las rejas, la interpretación es clara: justicia y nada más. AMLO habla pausado, no hay prisa, se debe explicar claramente y de manera muy marcada qué se quiere y hacia dónde se encaminan los pasos para alcanzar un solo objetivo.

Para los ahí reunidos la meta a alcanzar es derrumbar al tabasqueño. Empezar a verlo bajar en las encuestas y con ello golpear con otras estrategias. Lo que pueda pasar con el país, con la reacción de los ciudadanos, con la gente, con el futuro, eso es lo de menos, se puede ir improvisando una vez alcanzado, si se logra, el poder. Esa es otra de las grandes diferencias. El rosario de señalamientos por los cuales se ha llegado a la inseguridad y a los niveles de corrupción es tan largo, tan amplio que la exposición del tabasqueño hubiese sido de horas, más aún si se decidía a mostrar pruebas. Pero ese bien puede ser un asunto para después, para cuando deba llevarse a cabo la entrega-recepción de un país en ruinas.

COPROTAGONISTAS

Al término del debate, los cuatro por todos conocidos salieron a alzarse como ganadores, todavía no sabemos de qué o porqué. Sus voceros, esa misma noche, hicieron lo suyo y resaltaron algunas cuantas frases o posiciones envalentonadas. Sobre Jaime Rodríguez y Margarita Zavala las voces se unieron señalando la inutilidad de su presencia y sobre el primero el calificativo merecido de delincuente electoral.

Ayer por la mañana, quienes se han presentado durante las últimas semanas para realizar ensayos de debate se comportaron igualmente feroces en contra de Tatiana Clouthier, a quien no lograron ni siquiera despeinar aunque reflejaron la desesperación y la impotencia de poder emprenderla de nueva cuenta contra el tabasqueño como lo hicieron en el pasado. En más de una ocasión los dejó temblando con las respuestas porque, finalmente, ninguno de los reunidos: Juan Ignacio Zavala, Jorge Castañeda, Aurelio Nuño o Enrique Torres tienen la cola corta y por ende no resulta imposible pisárselas y de paso hacer trastabillar a sus representados.

Quien es un sujeto provocador de gran pena ajena es el líder priísta Enrique Ochoa: hizo la definición de un candidato participante que nadie vio, habló de situaciones favorables de un país que no es el nuestro, definió un partido político inexistente y de alianzas tan transparentes que ni siquiera se ven. Tan elocuente pretendió ser que borró, si es que algo hubo, de la participación de José Antonio Meade, lo positivo y es la primera vez que el líder de un partido al cual el candidato no pertenece lo hace ver menos, lo ubica en una posición menor a cualquier otro participante y, por si fuera poco, lo orilla a ser sustituido porque no cabe duda puso toda la carne al asador, toda la que tiene, ya no hay más.

Queda también para el registro la participación de los moderadores y sus interrogantes. Tanto Sarmiento como la Denisse se vieron tal y como son, naturales y entregados al gobierno en turno sea de las siglas que sean. La menos obvia fue Azucena Uresti manejándose con alguna agresividad, muy directa y hasta pareja con unos y otros. Don Sergio ya deja ver el paso del tiempo, la Maerker la escasez de pelo y la malla debajo de la peluca. Muy bien maquillada y jovial se vio a la Uresti.

Olvidaron ellos no eran los del centro de atención, sin embargo pretendieron serlo. Lo bueno es que no lo lograron porque… ¿faltaron escotes?

Dicen sobre AMLO, finalmente, está estacionado, sigue con el mismo discurso de hace doce años y tal vez no les falte razón porque los problemas desde hace 12, 18 y 24 años siguen siendo los mismos, aunque con una dimensión mucho mayor, son peligrosos, nos tienen al borde. Ninguno ha tenido solución y lo marcado como desarrollo sólo ha servicio para la explotación laboral y para el enriquecimiento de unos cuantos. No es que sea el mismo planteamiento es que nada ha cambiado y, por lo tanto, lo dicho antes tiene vigencia ahora y con mucho mayor contundencia.

ANDANZAS CARIBEÑAS ELECTORALES

Por alguna razón no expuesta en Quintana Roo no habrá debates entre los aspirantes a las presidencias municipales, cuando el paso de los anteriores alcaldes sembró grandes dudas y ha provocado los índices de inseguridad, de violencia, de desaseo burocrático existente. Nada se sabe sobre los planes y proyectos reales sólo permanece en el terreno informativo el escándalo de lo legítimo o ilegítimo de los registros, el rompimiento de las alianzas, las especulaciones sobre las renuncias de aspirantes a quienes se daba por seguro e inclusive les otorgaban por anticipado el triunfo.

El IEQROO no funcionó. Doña Mayra San Román ha hecho uno de los peores papeles de magistrado presidente. Al no revisar puntualmente la documentación presentada por cada partido y su abanderado y dar aprobaciones irresponsables hizo caer al proceso en grados de deslegitimidad tampoco vistos anteriormente, en los cuales las especulaciones girarán en torno al manipuleo y autoritarismo pero no estos yerros con los cuales hunde la credibilidad tan débil aún.

Ya no queda claro si el mismo que impulsó a José Luis Toledo es quien está provocando la caída. Tampoco se tiene claro cómo se aprobó finalmente la incursión de Niurka Sáliva de Gregorio Sánchez; la tunda para Mario Machuca, ¿es auténtica? El ubicar a quienes no cumplieron con su papel y ya buscan otra chamba, como es el caso del famoso “Chino” Zelaya, es cuestión de los partidos a los cuales nadie parece reclamarles nada, ni siquiera el hecho de que quien prometió terminar con la Gran Comisión y no entrega cuentas claras ni responde a las exigencias del Observatorio Legislativo conformado por ciudadanos de los de verdad, hubiese sido enlistado en las plurinominales cual si se mereciera un premio por encabezar el Congreso local más caro de México y con las uñas más largas también de todos los curuleros del país.

¿Quién va ganando con todo esto? Por una parte, se eliminaron los reflectores apuntando de lleno a la ampliación de un cacicazgo ejercido desde Cozumel con el sello joaquinista. La familia, sin duda, es primero. También gana Morena y los candidatos independientes en Othón P. Blanco y hasta en Benito Juárez. Se ataca directo al otro cacicazgo, al de los Beristain, en Solidaridad y ponen de relieve la posibilidad de la reelección cuando se ha hecho un buen gobierno como sucede en Isla Mujeres. ¿Qué hará el gobierno estatal con semejante panorama? Eso sí quién sabe, porque la Luz que antes lo iluminaba hoy está a medias y no sólo por enfrentamientos ante diferentes puntos de vista y acciones sino por enfermedad.

Mientras tanto, la delincuencia va tomando las plazas sin control y no se sabe aún si en el fondo hay un pacto para realizar una limpia y dejar a un solo cártel o sino todo es el desmadre que se ve.

MÉXICO, ORIGEN Y DESTINO DE TRATA DE PERSONAS

En las últimas semanas los medios de comunicación en México han sacado tajada de los crímenes en suelo azteca de modelos sudamericanas en busca del sueño mexicano, pero han dejado de lado el fondo del problema: que nuestro país es el segundo lugar mundial en turismo sexual infantil (sólo superado por Tailandia) y el quinto país de flujo de trata de personas entre Norte y Centroamérica; es punto de origen como de destino final para las víctimas de este delito, según reportes de la ONUDD (Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito). Las cadenas continentales de prostitución son controladas por mafias de crimen organizado internacional que logran multiplicar sus ganancias tras invertir millones de dólares en tráfico de seres humanos.

Existe un acelerado tráfico de mexicanas enviadas al extranjero para prostituirlas, especialmente a Estados Unidos y Canadá pero también a Europa y Asia, particularmente a Japón. Nuestro país junto con naciones centroamericanas y sus actuales socios del TLCAN forman uno de los más grandes e importantes mercados mundiales de prostitución. Clientes estadounidenses, canadienses, europeos y asiáticos pagan fuertes sumas de dinero por servicios sexuales. El tráfico de personas es un comercio tan lucrativo y frecuente que no conoce fronteras y une pueblos del centro de México y de América Central con ciudades como Atlanta y Nueva York.

Dentro del pujante negocio del sexo, desde México importan en condiciones de esclavitud a mujeres de Europa del Este, el Caribe y Sudamérica, y exportan mexicanas a territorio estadounidense, Europa y a Japón, país donde son consideradas un producto “exótico” de alto valor. Cálculos de la Asociación de Mujeres Hispanas, con sede en Miami, EEUU, revelan que alrededor de 3 mil mujeres mexicanas actualmente son prostituidas en Japón por la Yakuza, mafia japonesa cuyos miembros suelen tatuarse el cuerpo para indicar su jerarquía. Mientras, en territorio mexicano operan una multitud de bandas dedicas a la trata de personas, que es el negocio más lucrativo después del tráfico de drogas y armas, y en el cual están implicadas autoridades de los tres nivele de gobierno.

Cada año más de 21 millones de personas son víctimas de las redes de trata que operan hasta en 124 países, de acuerdo a reportes de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD). Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cada año se producen más de 600 millones de viajes turísticos internacionales. En 20 por ciento de esos desplazamientos, el sexo es buscado por los turistas, de los cuales un 3 por ciento confiesa tener tendencias pedófilas.

Una de las tres modalidades alarmantes de turismo sexual que se pueden identificar en México es precisamente el turismo sexual; las otras son la pornografía y la esclavitud sexual. La explotación sexual de mujeres, niños y niñas es en nuestro país la modalidad más prevalente de esclavitud moderna. En los hechos, la prostitución no está reglamentada ni prohibida; en realidad está tolerada, no obstante que existe la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y que en la PGR se creó la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra). Además, el delito de “trata” está tipificado en el Código Penal capitalino.

Un alarmante fenómeno ha predominado durante el presente siglo: las desapariciones de decenas de miles de niñas y jóvenes, la cual forma parte de un entramado de tráfico de personas con fines de explotación sexual. Los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua, y otras entidades como el Estado de México, Veracruz y delegaciones de la Ciudad de México, forman parte de este complejo problema, el cual golpea duramente a millares de familias. La forma de captar a las mujeres es variada y cruel. Una de ellas es la conocida como levantón. El crimen organizado tiene a hombres que controlan determinadas zonas o barrios, se fijan en una posible víctima –casi siempre muy jóvenes y de complexión delgada-, la vigilan unos días para conocer su rutina y, cuando pueden, la suben de forma violenta a una camioneta. Y desaparece.

Otro de los sistemas es a través de falsos anuncios de empleo. El tercer sistema de captación de mujeres es más sofisticado y retorcido. Es el de los llamados padrotes, que se dedican a enamorar a las menores de edad, hasta que consiguen alejarlas de su familias, para posteriormente llevarlas a otro estado. En este negocios, el estado de Tlaxcala tiene fama histórica. En tiempos prehispánicos, los tlaxcaltecas surtían de mujeres al imperio azteca. Actualmente, la mayoría de los padrotes que hay en el país provienen de Tlaxcala, donde se les educa desde niños en esa lucrativa actividad. Un padrote en La Merced, por ejemplo, le exige a cada mujer que controla una cuota que va de 3 a 4 mil pesos diarios. Es precisamente este punto donde se da la trata más diversa: hondureñas, chiapanecas, salvadoreñas, oaxaqueñas, guatemaltecas, quienes abiertamente desfilan frente a los posibles clientes. Destaca también un pueblo del centro de México, Tenancingo, en el Estado de México, que por años ha sido la mayor fuente de bandas de tráfico de humanos y un lugar donde las víctimas son tomadas antes de finalmente forzarlas a la prostitución.

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional han insistido por años a las autoridades mexicanas investigaciones amplias, profundas e imparciales de los abusos cometidos en la detención de centroamericanos, hombres y mujeres, en la región sureste de México. Las quejas van desde la opacidad en cuanto al paradero y la condición de las personas detenidas, hasta la exigencia de garantías para que éstas tengan acceso a abogados y a organismos no gubernamentales de derechos humanos.

De nada ha servido la documentación de agresiones a migrantes y personas defensoras de migrantes, incluso cuando se les da asistencia humanitaria a los indocumentados, entre ellos menores de edad y mujeres embarazadas, quienes hacen todo lo posible por escapar de la violencia en sus países de origen. Las denuncias son directas contra los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías federales y estatales, quienes cometen abusos de autoridad, golpes incluidos, en la captura de la mayoría de los inmigrantes.

El INM y las policías federales y estatales hacen el trabajo sucio para intentar detener la migración centroamericana hacia territorio estadounidense. Se escudan en que los extranjeros, decenas de miles cada año, “no pudieron acreditar su estancia en el país”, por lo que son presentados ante las autoridades migratorias para iniciar “el procedimiento administrativo correspondiente que permita su retorno asistido”, sin importar las consecuencias que esta acción traiga para los deportados en El Salvador, Guatemala y Honduras, principalmente.

Todos los días, en suelo mexicano, miles de indocumentados están expuestos a numerosos abusos por parte de autoridades, federales y estatales, corruptas, o por parte de mafias del narcotráfico que los extorsionan, los reclutan forzosamente para sus organizaciones delictivas y capturan a sus mujeres para prostituirlas, en diversas regiones del país. La desigualdad de género, la globalización, la pobreza, el racismo, la migración y el colapso de la estabilidad económica de la mujer, contribuyen a crear las condiciones en que una mujer, de cualquier nacionalidad, es obligada a integrarse a la industria sexual.

DE LOS PASILLOS

Terminará el sexenio y Luis Videgaray no aprenderá a ser canciller. Al iniciar esta semana demostró no sabe ni donde está parado el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ante los embates del presidente Donald Trump… “El aprendiz” calificó de inaceptable condicionar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al tema migratorio, como lo escribió el magnate en su cuenta de Twitter señalando: México debe evitar que las personas pasen por su territorio para llegar a Estados Unidos. “Podemos hacer de esto una condición para el nuevo acuerdo del TLC. ¡Nuestro país no puede aceptar lo que está sucediendo!”… Videgaray y el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, quien volvió a volar a Washington este lunes, no saben qué hacer en la renegociación del TLCAN para defender los intereses de México.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellano

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: