“La peor plaga es el político corrupto, esa plaga la vamos a acabar” – @lopezobrador_ #AMLO #DebateINE

Publicado el mayo 21, 2018, Bajo Política, Autor @gabriel_Mzuma.

El formato del segundo debate presidencial permitió que, por primera vez, los aspirantes confrontaran sus posturas frente a frente y ante un auditorio ciudadano. Tras el segundo encuentro entre los presidenciables, los candidatos celebraron su participación en el encuentro y se dijeron satisfechos.

La revisión del estado de la relación de México con Estados Unidos y las posturas de Donald Trump en materia comercial, permitieron a los candidatos presidenciales definir su postura hacia Washington: desde el enfrentamiento que anticipó Ricardo Anaya, al respeto mutuo que delineó Andrés Manuel López Obrador y el ejercicio de la diplomacia, “no la bravuconería”, que planteó José Antonio Meade.

Durante su participación, López Obrador habló de la necesidad de reintegrar una alianza para el progreso que incorporara a Canadá, Estados Unidos, México y Centroamérica para detonar el desarrollo, la generación de empleos y reducir la migración. Sin embargo, en medio de sus propuestas fue recurrente en el combate a la corrupción como elemento clave para lograr el respeto de Estados Unidos, para invertir más en detonar empleos en el país y para atender la frontera.

• Aseveró que la violencia en la frontera no se puede combatir con más violencia, sino potenciando el desarrollo para generar condiciones de paz. “Hay un abandono en el campo. La mejor manera de enfrentar violencia e inseguridad es combatir la pobreza, acabar la corrupción”.

Tijuana, BC. 21/may/2018 – Un pleito que fue subiendo de tono salió a relucir durante el segundo debate presidencial, cuyas preguntas fueron hechas por seis de los 42 ciudadanos asistentes al gimnasio de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Por primera vez, desde que se realizan debates presidenciales en México, los candidatos se confrontaron cara a cara en varias ocasiones.

El formato permitió que pudieran acercarse y no permanecer estáticos en su lugar y fue justamente en uno de los momentos en los que Ricardo Anaya se aproximó a Andrés Manuel López Obrador, que este último aprovechó para espetar: “¡Voy a cuidar mi cartera…. No vaya ser!”, situación que dejó al descubierto el pleito, ya cantado, entre ambos.

Después vinieron los calificativos que cada uno usó para referirse a sus contrincantes.

El ejercicio organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) reveló las posturas de cada candidato en torno a la relación con Estados Unidos, el trato a los migrantes, la brecha salarial y las exportaciones.

Con el tema México en el mundo. Comercio exterior e inversión, el intercambio verbal se concentró entre López Obrador y Ricardo Anaya después de que el ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) rompió las reglas del debate y se acercó al candidato de Juntos Haremos Historia.

Con hojas en mano, Ricardo Anaya intentó atribuir a López Obrador la caída de la inversión extranjera directa en Ciudad de México cuando fue jefe de Gobierno.

En el intercambio entre ambos, y luego de que en el primer debate Anaya presentó la carátula de un presunto libro del que todavía no se conocen ejemplares, López Obrador le presentó una tapa apócrifa: “Acabas de decir que escribiste un libro. ¿Sabes cómo se llama? Las mentiras de Anaya. Y aquí hay otro capítulo: mentiroso, farsante”.

En el formato estrenado anoche, en la Universidad Autónoma de Baja California, campus Tijuana, la primera pregunta provino de Luis Ángel Amador Pérez, residente en esta ciudad. Quiso saber las acciones que prevén los candidatos para reorientar las exportaciones a países diferentes a Estados Unidos.

En su intervención, López Obrador afirmó que, ante las amenazas del muro, militarizar la frontera y perseguir a los mexicanos, es preferible fortalecer la economía, con la finalidad de generar empleos en México y cerrar así la necesidad de emigrar.

“Los migrantes van a buscarse la vida a Estados Unidos, no van por gusto, y estamos de acuerdo con el TLC, y debemos aprovechar la relación con EU, de amistad y respeto mutuo”, indicó.

Señaló que su propuesta es “fortalecer nuestra economía, que haya trabajo en México, que no haya necesidad de migrar, porque los migrantes van a buscarse la vida en EU, no van por gusto, y estamos de acuerdo con el TLC y debemos aprovechar la relación con EU, relación de amistad y de repeto mutuo”.

Uno de los dos moderadores, León Krauze, cuestionó a López Obrador acerca de la autosuficiencia alimentaria y si ello provocaría, por ejemplo, medidas económicas.

–¿Y si ello comienza una guerra comercial? –insistió.

–No habrá guerra comercial. Tenemos que entendernos, cambiar las relaciones y Trump aprenderá a respetarnos, esto te lo puedo garantizar.

En su réplica, Meade sostuvo que cuando en abril el Senado avaló el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, la bancada de Morena, a la que calificó de “secta”, votó en contra.

López Obrador reviró: “El debate es para atacarme. Es obvio y diría que comprensible, estamos 25 puntos arriba en las encuestas y están pensando que se van a recuperar aquí, que van a remontar su desventaja. No van a lograrlo, no voy a caer en la provocación”.

El pleito AMLO contra Anaya subió de tono con la segunda pregunta, a cargo de Diego Domínguez Sánchez, quien se presentó como un mexicano originario de Veracruz y que vivió durante 13 años en Estados Unidos desde que tenía 22 años.

Domínguez Sánchez preguntó a los presidenciables en torno a la brecha salarial entre México y Estados Unidos.

López Obrador habló de la necesidad de reintegrar una alianza para el progreso que incorporara a Canadá, Estados Unidos, México y Centroamérica para detonar el desarrollo, la generación de empleos y reducir la migración. Sin embargo, en medio de sus propuestas fue recurrente en el combate a la corrupción como elemento clave para lograr el respeto de Estados Unidos, para invertir más en detonar empleos en el país y para atender la frontera.

El abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia dijo estar de acuerdo con aumentar el salario mínimo. “En esta postura, que es la que he manifestado en algunas ocasiones al presidente Trump, en esto coincido en que hay que aumentar los salarios”.

Subrayó que “no podemos estar hablando de un tratado comercial si no se busca igualdad en el salario; no se trata nada mas de que haya trabajo, sino de que este bien pagado para que la gente pueda sostener a su familia” indicó.

Aseveró que la violencia en la frontera no se puede combatir con más violencia, sino potenciando el desarrollo para generar condiciones de paz. “Hay un abandono en el campo. La mejor manera de enfrentar violencia e inseguridad es combatir la pobreza, acabar la corrupción”.

Ya en el bloque de seguridad fronteriza y crimen transnacional, la señora Teresa Reynaga de 72 años, fue la encargada de formular la tercera pregunta a los presidenciables. La señora Teresa contó lo que se vive tras la malla fronteriza: abusos de los ladrones y los policías contra los migrantes, estos últimos de quienes dijo, en lugar de cuidarlos, los extorsionan. Tras ello cuestiono a los aspirantes “¿Qué puede hacer alguno de ustedes ante ello?

El político tabasqueño reitero que “la violencia no se puede combatir con violencia”. Expresó que “la estrategia que ha seguido el gobierno del PRI y el PAN ha sido fallida, no se han resuelto los problemas de inseguridad y violencia”, aseguró.

Agregó que para solucionar el problema “tiene que haber crecimiento económico para que haya empleos, bienestar, para que haya paz y tranquilidad”.

Finalizó expresando que “el ladrón que más daña es el de cuello blanco, el político corrupto, es la peor plaga y la vamos a acabar”, aseguró.

Aquí se está hablando de crimen, pero lo que más daña es la mafia del poder, reiteró el político tabasqueño, quien insistió en que la clave estaba en atender las causas de la pobreza.

El candidato de la coalición Juntos haremos historia propuso la sustitución de cultivos para parar el tráfico de estupefacientes a Estados Unidos. Y puso como ejemplo, que los campesinos de Guerrero, en vez de sembrar amapola, siembren maíz.

En México, dijo, “se abandonó el campo. Queremos que en la sierra de Guerrero no se vean obligados a sembrar amapola, que se les pague bien sembrando maíz… Venden amapola porque no tienen para comer. Me han dicho en los recorridos: si me agarran, voy a la cárcel, pero al menos tengo comida”.

La cuarta pregunta corrió a cargo de la ciudadana Teresa Mercado, quien se dirigió a los candidatos para preguntar “¿Cómo piensan ayudar a los migrantes que cruzan México –en referencia a migrantes de nacionalidad africana, haitianos, centroamericanos-, para nosotros tener la solvencia moral de pedir un trato digno para los mexicanos que viven en Estados Unidos?”.

El abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia consideró que, de ganar la Presidencia de la República “nos va a tocar a nosotros llevar a cabo la negociación del TLC y vamos a incluir no solo lo comercial y el mejorar los salarios, vamos a hacer una propuesta al gobierno de EU, para que podamos firmar algo parecido a una alianza por el progreso, que incluya a EU, Canadá, México y los países Centroamericanos”.

Vino después la quinta pregunta en manos de Gerardo Osuna sobre la frialdad en la defensa de los migrantes y el qué harían los presidenciables para revertir el vacío.

Osuna cuestionó a los candidatos: “qué dice el plan de acción de ustedes acerca de cómo defender los derechos primordiales en los países dónde se encuentren mexicanos?

López Obrador dio tres propuestas: “Primero insisto, en acabar con la corrupción. Se ofenden porque digo que son lo mismo (Anaya y Meade) … Los dos se pusieron de acuerdo para aprobar que se le entregara a una fundación, Juntos Podemos, de Josefina Vázquez Mota, mil millones de pesos, él era Canciller y él también era dirigente de lo que yo llamo el PRIAN… por eso no se atiende a los migrantes, se roban el dinero”.

Aunque entre sus malquerientes suena a disco rayado, López Obrador supo colocar su punto: la “mafia del poder”. Ni Anaya ni Meade atinaron a responder a la machacona frase de “lo que llamo el Prian”. Dejaron pasar, por ejemplo, la acusación de que “los dos se pusieron de acuerdo para entregar mil millones de pesos a la fundación de Josefina Vázquez Mota”

Como segunda propuesta planteó, “que los 50 consulados que tiene México en EU se conviertan en una especie de Procuraduría para la Defensa del Migrante”.

Y como tercera propuesta del tabasqueño, dijo que de llegar a la Presidencia “la próxima embajadora de México ante la ONU será Alicia Bárcena, para defender a los migrantes” informó.

Venecia Zendejas estuvo a cargo de la sexta pregunta. Expresó su preocupación por las personas deportadas que regresan a México “con un sentimiento de no ser parte de esta sociedad”. Zendejas pregunto a los candidatos sobre su estrategia para lograr la reinserción social y laboral de los mexicanos que regresan al país.

López Obrador consideró que “México es un país con gran fortaleza por su civilización originaria, las grandes civilizaciones y por la cultura de nuestros pueblos; los migrantes son un ejemplo de eso”.

Por ello, dijo que “además de protegerlos, tenemos que convocarlos a que participen en sus pueblos de origen cuando regresen y así va a ser cuando gane nuestro movimiento.

En medio de las respuestas, los candidatos José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador ocuparon un espacio de su tiempo para criticar a Ricardo Anaya por la polémica de la familia de Anaya en Atlanta.

“Se necesita haber sido muy cínico para no conocer de Atlanta más que donde vivía la familia”, afirmó Meade.

En su defensa, el candidato de ‘Por México Al Frente’ llamó hipócritas a los candidatos: “Hay una cosa que es peor que los engaños y es la hipocresía. Van dos veces que se refieren a Atlanta. Lo que no dice Meade es que él se fue a estudiar a Estados Unidos pagado por el gobierno mexicano. Y lo que tampoco dice López Obrador es que su hijo estuvo estudiando en España, pues no que muy nacionalista. Los dos son unos hipócritas”.

A lo que el candidato de ‘Juntos Haremos Historia’ reviró: “Ricky Riquín, no tiene nada que ver lo de mi hijo con el que tú hayas mantenido a tu familia en Atlanta… A ver si me da tiempo de mostrarles la casa donde vivía el señor. Hoy en la revista Proceso… miren… lo denuncian por corrupción, aseguró AMLO, mientras mostraba en cadena nacional la edición 2168 de la revista Proceso cuya cabeza principal es: Los turbios ingresos de los Anaya.

“Hoy en la revista Proceso miren, para esto la utilizo. Es un corrupto este señor, este engaña tontos. Yo creo que ya se le acabó su teatrito”, dijo López Obrador.

Respecto a las calumnias sobre su estado de salud, López Obrador con ironía reivindicó su edad como expresión de experiencia sobre sus adversarios.

“Ahora quieren enfermarme”, contestó el candidato a la presidencia. “Soy el de más edad… más experiencia; estoy muy bien de salud. Y ahora quieren enfermarme. Estoy al cien, todavía me gusta batear: estoy bateando arriba de 300”.

En su última intervención, los cuatro candidatos enviaron un mensaje general.

López Obrador recuperó la frase central de la elección pasada: “Sonríe, vamos a la elección y a sacar a nuestro querido México del atraso”.

Antes de retirarse de la Universidad Autónoma de Baja California, y después de que durante el debate dejó mudo a Anaya cuando resguardó su billetera del panista, los reporteros preguntaron a López Obrador:

–¿Y la cartera?

–A pesar de todo aquí está –respondió, mientras la mostraba a las cámaras.

Tras finalizar el debate presidencial, el primero en pronunciarse ante los representantes de los medios de comunicación fue Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’.

“Nos fue muy bien, creo que se avanzó, nos faltan pocos días para el 1º de julio, una elección histórica porque se va a transformar la vida pública de nuestro querido México”, destacó al salir del segundo debate presidencial.

En su mensaje en la Universidad de Baja California, destacó que salió del encuentro con su cartera en la bolsa y recalcó que el pueblo ya ha decidido de cara a los comicios.

“Ya el pueblo de México ha dicho ‘basta’ y vamos a lograr un cambio verdadero y yo no le voy a fallar al gobierno de México “, dijo.

Las principales propuestas por parte de Andrés Manuel López Obrador durante el debate fueron:

Firmar una alianza por el progreso con Estados Unidos, Canadá y Centroamérica.

Recuperación del tren transístmico para transporte de carga del continente asiático hacia EU.

Incrementar los salarios de los trabajadores mexicanos para equipararlos a los de EU.

Establecer en Tijuana el Instituto Nacional de Migración.

Convertir los consulados de México en EU en procuradurías para la defensa del migrante.

¿Te perdiste el debate entre los presidenciables? escucha el audio aquí..

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: