Se podrán abrir nuevas líneas de investigación en caso #Ayotzinapa; estudios echan abajo la verdad histórica de PGR

Publicado el junio 6, 2018, Bajo Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Imagen – El País

La verdad histórica construida por la PGR acerca del caso Iguala siempre ha sido cuestionada por peritos y organismos internacionales, y después de la resolución de un tribunal colegiado, que ordenó reponer el proceso, se podrán abrir nuevas líneas de investigación, distintas a las oficiales que sostienen que los 43 estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula y las cenizas y trozos de huesos arrojados al río San Juan.

♦ Durante casi cuatro años la PGR ha sido objeto de críticas por haber sustentado su teoría en las declaraciones de Patricio Reyes Landa, El Pato; Jonathan Osorio Gómez, El Jona, y Agustín García Reyes, El Chereje, integrantes del grupo criminal Guerreros unidos, quienes habrían asegurado que los estudiantes fueron calcinados con diésel, llantas y otros materiales que encontraban para mantener vivo el fuego.

Este artículo se encuentra publicado en el sitio LaJornada.unam.mx. Por su relevancia periodística, La Nueva República lo retoma y comparte con sus lectores.

Agustín García es el hombre que llevó Tomás Zerón, entonces titular Agencia de Investigación Criminal de la PGR, a una diligencia en el río San Juan en octubre de 2014 que no obra en el expediente.

A continuación, el entonces procurador Jesús Murillo Karam indicó que, con pruebas aportadas por la ciencia, en el basurero de Cocula había sido quemado un grupo de personas a más de mil 600 grados centígrados y afirmó que esa era la verdad histórica.

Esas aseveraciones fueron criticadas por expertos internacionales tanto del Grupo Interdisciplinarios de Expertos Independientes (GIEI) como del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). A ello se sumó el perito José Torero, quien desestimó que pudieran desintegrar por completo los cuerpos.

El 7 de diciembre de 2015, el GIEI expuso que, de acuerdo con imágenes satelitales, no hubo un incendio de gran magnitud –como aseguró la PGR– entre los días 26 y 27 de septiembre de 2014 en el basurero de Cocula, y además se mencionó que algunos detenidos habían sido torturados.

El 9 de febrero de 2016, el EAAF dio a conocer su peritaje, en el cual asegura que la PGR no tiene evidencia física ni testimonial de un posible incendio.

Sin embargo, la PGR insistió en que los normalistas fueron llevados al basurero para ser incinerados. Ante las críticas, la dependencia convocó a expertos internacionales para realizar un tercer peritaje. El grupo fue integrado por Frederick Mowrer, James D. Quintiere, Mario Saldaña Nolasco, Ricardo Torres, John D. Dehaan y José Torero Cullen.

En nombre del grupo colegiado, Ricardo Damián Torres ofreció una conferencia de prensa, junto con funcionarios de PGR, el primero de abril de 2016. Ahí dijo que sí hubo fuego de grandes dimensiones en el basurero y que en el sitio fueron quemados por lo menos 17 cuerpos de personas adultas; sin embargo, el GIEI desconoció a Torres como portavoz.

Recientemente se realizó una prueba en la que utilizaron cerdos para comprobar si era posible incinerar decenas de cuerpos en una pira a cielo abierto, y se concluyó que no era posible, debido a que “para incinerar 43 cuerpos de tamaño similar se hubieran necesitado más de 27 mil kilogramos de madera y aun en ese caso, tras el incendio habría subsistido cierta materia orgánica.

En el supuesto de que el cártel Guerrero unidos hubiera sido capaz de conseguir esa cantidad de madera, las intensas llamas deberían haber dejado marcas en el tronco de los árboles cercanos”, se sostiene en el estudio.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: