La formación de escritores, el mayor logro del trabajo editorial de Arreola

Publicado el octubre 20, 2018, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre (AlmomentoMX).- El mayor logro de la labor editorial del maestro Juan José Arreola fue la formación de escritores entre 1943 y 1963, las dos décadas más importantes de las Letras Mexicanas, sostuvo el doctor Óscar Mata Juárez, investigador del Departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el Congreso-Homenaje Varia Arreola, las invenciones de Juan José a 100 años de su nacimiento, organizado por la UAM y otras instituciones, señaló que el trabajo como editor o coeditor del jalisciense suma 21 números de revistas, 41 cuadernos y 94 libros, que reúnen todos los géneros literarios: el poema en prosa, la novela, el ensayo y la farsa teatral, todos ellos piezas de primer nivel.

La obra del homenajeado comprende dos etapas, una como coeditor y otra como editor de libros, cuadernos y revistas literarias; la primera inició en Guadalajara en 1943 con los cuatro textos de la colección Eos; seguida en 1945 con cinco de la serie Pan y en la Ciudad de México, de 1950 a 1953, con la primera edición de Los presentes, concluyendo en 1967 con 12 números de la revista Mester.

A esta producción se añaden 71 libros de Los presentes, 30 cuadernos de El unicornio, 19 tomos de la misma colección con pie de imprenta de Mester; sin embargo, el mayor logro en esa labor fue la formación en sus talleres literarios de nuevos escritores y más de 50 recibieron su respaldo.

Fernando del Paso “me comentó en alguna charla que se hizo escritor, a la luz, que no a la sombra, de Arreola”, pero hubo muchos más, entre quienes destacan Juan Rulfo y Agustín Yáñez, recordó el investigador de la Unidad Azcapotzalco.

El número seis de Pan, de 1945, “fue una revista de antología” porque por primera vez aparecieron juntos en una publicación textos de Arreola y Rulfo a quienes se sumaron Ernesto Díaz Sánchez, Carlos Pellicer, Bonifaz Nuño, Juan Soriano, Juan García Terrés, Augusto Monterroso, Andrés Henestrosa “y para completar la decena un libro a cargo de Francisco Tario”, en Los presentes.

En 1963 Arreola declaró que había sido el primer editor de la literatura mexicana “y ciertamente lo fue, de la riquísima surgida en la segunda mitad del siglo XX”, cuyos cimientos en buena parte se deben al autor de Varia invención.

Arreola fue un editor de libros muy especial porque a su labor sumaba la de maestro, “que trabajaba con sus autores haciéndoles notar los errores en los textos que se enviarían a la imprenta”; una gran parte de los escritores a los que editó eran jóvenes que apenas iniciaban en el mundo de las letras y, al paso del tiempo, se convirtieron en sólidas figuras de la literatura como Elena Poniatowska, Carlos Fuentes, Tomás Segovia y José Emilio Pacheco, entre otros.

Respecto de los Cuadernos del unicornio, publicados de 1958 a 1963, resaltó la participación del impresor y tipógrafo Manuel Casas, quien siempre apoyó a Arreola en sus quijotescas andanzas como hacedor de libros, cuadernos y revistas literarias”, y entre los autores destacaron Beatriz Espejo, Leopoldo Chagoya, Emilio Uranga, Eduardo Lizalde, Elías Nandino, Enrique González Rojo, Raymundo Ramos, Gastón Melo, Rafael Solana, Tita Valencia, Rubén Bonifaz Nuño y Fernando del Paso, entre otros.

Mester fue motivo del último taller de Arreola, quien supervisó la edición de los primeros números para delegar después la responsabilidad en los talleristas. A lo largo de sus 12 entregas la revista mantuvo paridad entre los trabajos en prosa y en verso, y en ella escribieron 73 autores, muchos de ellos por primera vez, pero también algunos con cierta trayectoria como Rosario Castellanos y Jaime Sabines.

AM.MX/fm

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment