Prepara Acnur pacto mundial para atender a migrantes que pidan asilo

Publicado el diciembre 6, 2018, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


▲ Centroamericanos que viven en el albergue de la Unidad Deportiva Benito Juárez de Tijuana, Baja California, hacen fila bajo la lluvia para recibir su ración de comida.Foto Afp

* Considera caravanas en el país
* Será responsabilidad internacional apoyar a los estados que los acogen

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) prepara un pacto mundial para los solicitantes de asilo, el cual se espera sea adoptado por la Asamblea General antes de culminar el mes en curso.

Ana Langner, La Jornada, 6 Dic. 2018

Dicho acuerdo coadyuvará a que naciones como México cuenten con una ruta sólida para brindar protección y trato adecuado a los solicitantes de asilo, dijo Francesca Fontanini, portavoz del organismo.

Ese proyecto comenzó a gestarse con la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes de 2016, en la que los 193 estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas acordaron proteger a quienes se ven obligados a huir de sus naciones de origen.

Asimismo, resolvieron que el apoyo a los países que los acogen es una responsabilidad internacional compartida que debe asumirse de manera más equitativa.

La declaración dio al Acnur la tarea de desarrollar un Pacto Mundial sobre Refugiados. A decir de Fontanini, este mecanismo dará la posibilidad de organizar y responder al fenómeno de movilidad humana –en el que existen personas migrantes y refugiados– de manera más colectiva, lo que posibilitará la oferta de una respuesta regional.

Movilidad en América

Asimismo, dijo, abarca la responsabilidad compartida de prever, desde un punto de vista financiero, recursos humanos y económicos para atender el fenómeno.

En América existen varios fenómenos de movilidad: los solicitantes de refugio provenientes de Venezuela; la situación de los países de América Central y los que salen de Nicaragua, que buscan asilo principalmente en Costa Rica, señaló.

Después de la década de los 80, el continente americano está viviendo un fuerte fenómeno no sólo migratorio, sino de refugiados, indicó.

Si bien el pacto no es vinculante, condensa las declaraciones y mecanismos internacionales existentes en la materia, en una manera efectiva que involucra a los estados y por primera vez a los beneficiarios y a la sociedad civil.

Así, argumentó, se prevé que mucho más actores se impliquen en esa respuesta, que no sólo se basa en una solución humanitaria primaria, sino una que implica ofrecer una salida integral a los refugiados para continuar con su vida.

De acuerdo con información del Acnur, se prevé que el acuerdo sea aprobado por la Asamblea General antes de que termine este año. Las metas del pacto son: aliviar las presiones sobre la naciones que acogen refugiados, desarrollar la autosuficiencia de estos últimos, ampliar el acceso al reasentamiento en terceros países y otras vías complementarias, así como fomentar condiciones que les permitan regresar voluntariamente a sus países de origen con condiciones de seguridad y dignidad.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment