Despertar en la IV República El principio del principio

Publicado el enero 27, 2019, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


José Agustín Ortiz Pinchetti
El nuevo gobierno cumple hoy 58 días. Andrés Manuel López Obrador ha visitado más de 20 estados anunciando el arranque de los programas integrales de bienestar y otros compromisos de campaña en las zonas más pobres del país. Ha trabajado más de 16 horas diarias para hacer en 6 años lo que podría hacerse, normalmente, en 12. Preocupa a muchos el desgaste que esto pueda significar. Sin embargo, el impacto social que está teniendo el nuevo liderazgo y sus primeras acciones, a pesar del continuo golpeteo, es positivo. Más de 80 por ciento de las personas a nivel nacional tiene una buena opinión del presidente.

En el otro extremo de las decisiones de gobierno, la vida cotidiana sigue su curso lejos de la consciencia política. La gente desarrolla sus actividades económicas y sociales con normalidad. Nacen, crecen, se reproducen y mueren en formas muy parecidas a las de sus ancestros. Se van adaptando de forma casi imperceptible a los cambios.

No obstante, las determinaciones del nuevo gobierno pueden afectar, de forma positiva o negativa, el desarrollo de lo cotidiano. Por ejemplo, las primeras maniobras del gobierno para acabar con la corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex) están dejando al descubierto que cientos o miles de mexicanos tenían como actividad productiva el robo y venta de combustible. Toda esta gente dejará de percibir ingresos. Por otra parte, la implementación de programas sociales puede alterar la vida diaria de muchas personas. Los adultos mayores, los discapacitados, los estudiantes, los jóvenes y los pequeños comerciantes o productores recibirán pensiones, becas, préstamos y apoyos económicos. Si son muy pobres estos ingresos afectarán para bien su nivel de vida. Mientras los empleados burocráticos que son despedidos tendrán que hacer un ajuste difícil.

La pavimentación de caminos en las zonas rurales de Oaxaca, la construcción del Tren Maya y de las Vías del Istmo de Tehuantepec pueden producir cambios más significativos en la vida diaria de la población que toda la retórica política y las opiniones de expertos y críticos.

Un gobierno eficaz debe producir mejorías en la vida cotidiana y con esa vara habrá que medirlo.

Colaboró Meredith González A.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment