López Obrador en Matías Romero, Oaxaca – #IMSSBienestar

Publicado el julio 27, 2019, Bajo Uncategorized, Autor Pepe Garduño.

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: 

Amigas y amigos de Matías Romero:

Me da mucho gusto estar aquí con ustedes en este municipio del Istmo de Tehuantepec que lleva el nombre de un extraordinario político, diplomático oaxaqueño, Matías Romero, muy amigo y colaborador, tanto del presidente Juárez como del presidente Porfirio Díaz.

Cuando fallece -fíjense la importancia de Matías Romero, era nuestro canciller en Estados Unidos, nuestro embajador en Estados Unidos- fallece y participan en la ceremonia, en el velorio el presidente y el vicepresidente de los Estados Unidos Mexicanos. De esas dimensiones era Matías Romero.

Me da gusto estar aquí de nuevo, el haber amanecido aquí, en Matías Romero. Hace relativamente poco estuvimos y, como lo mencionó Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, vamos a estar constantemente en Oaxaca, ya somos oaxaqueños. Nos da mucho orgullo.

Ahora esta gira es para que visitar el hospital, lo estamos haciendo como lo mencionó Zoé, visitando todos los hospitales. Vamos a recorrer y visitar los 80 hospitales del programa IMSS-Bienestar para tener más clara la situación de lo que está pasando en el sector salud, porque tenemos el compromiso de mejorar el servicio de salud pública.

Es un asunto muy importante, por el humanismo que encierra, que tiene que ver con esta acción, como aquí se ha dicho, la salud del pueblo. Lo importante que es que se garantice el derecho a la salud, que ya está contemplado en la Constitución en el artículo 4º, pero es letra muerta porque no se lleva a la práctica.

Tenemos, como se sabe, grandes y graves problemas nacionales. Estamos como cuando Madero pronunció esa frase bíblica de que el pueblo de México tenía hambre y sed de justicia, así estamos. Muchos problemas, pero ya estamos iniciando la transformación, porque tenemos claro qué es lo que debe de hacerse.

Es como en el terreno médico. Si se tiene un bien diagnóstico de la enfermedad, se puede atender bien. Nosotros tenemos un buen diagnóstico, sabemos que el principal problema de México es la corrupción y vamos a acabar con la corrupción, con ese cáncer que estaba destruyendo a nuestro país.

Y eso nos va a ayudar mucho para no sólo moralizar la vida pública, no sólo moralizar México, sino liberar fondos para el desarrollo, porque se iba mucho dinero por el caño de la corrupción.

Si erradicamos la corrupción, vamos a disponer de recursos. No va a hacer falta o no hace falta, mejor dicho, el que aumenten impuestos, que se impongan contribuciones nuevas, no haría falta, no va a hacer falta que haya gasolinazos, que endeudemos al país si acabamos con la corrupción.

La fórmula es esa: acabar con la corrupción y hacer un gobierno austero, acabar con los lujos en el gobierno, que no haya gobierno rico con pueblo pobre.

Con esta fórmula de no permitir la corrupción y que no haya extravagancias en el gobierno, nos vamos a ahorrar como 800 mil millones de pesos, y ese dinero es el que nos va a permitir financiar el desarrollo, sacar a México del atraso. Eso es lo que estamos llevando a cabo.

Y fíjense que sí funciona. En estos siete meses, por ejemplo, en ahorros decidimos no permitir el huachicol. Se robaban 800 pipas diarias de gasolina y se permitía, estaba tolerado, había hasta complicidades, porque ni modo que no se enteraran que se robaban 800 pipas diarias.

Tan se enteraban que lo tenían hasta contabilizado. La Secretaría de Hacienda y ya lo descontaba de los ingresos, ¿y cuánto significó esto de robo el año pasado?, 65 mil millones de pesos. Entonces, dijimos: No, esto no puede seguir, no se puede permitir el huachicol, ni arriba ni abajo.

Se puso orden y ya se redujo ese robo en un 95 por ciento. No lo hemos podido acabar todavía, ayer hubo problemas en Puebla, porque estaba bien arraigado, pero ya no se roban las 800 pipas, ahora 40 diarias, 95 por ciento menos.

Si seguimos así ¿cuánto nos vamos a ahorrar?, como 50 mil millones de pesos.  Entonces, sí resulta si se acaba la corrupción.

No se sabía, por ejemplo -porque era un secreto que se mantenía arriba, en la cúpula del poder- no se sabía que los potentados de México, las grandes empresas, los bancos más famosos, no pagaban impuestos o se les devolvían los impuestos, se les condonaban los impuestos. En los últimos dos sexenios se les condonaron 400 mil millones de pesos.

Imagínense una empresa famosísima, un banco famosísimo; ese que están pensando, esa empresa que están pensando, no pagaba impuesto. Pagaba impuesto el pueblo raso, el indígena, el campesino, el obrero, las enfermeras, los médicos, los comerciantes, el pequeño, mediano empresario, pero los de mero arriba no pagaban. Se terminó eso, emití un decreto y ya no se permiten las condonaciones de impuestos. Entonces, todo eso ayuda.

En el terreno de la medicina había dinero, se compraban, el año pasado, 90 mil millones de pesos en medicamentos, en materiales de curación, fíjense, 90 mil millones y había tres empresas que abastecían a los gobiernos estatales, al gobierno federal, al Issste y al Seguro y vendían, de esos 90 mil, como 65 mil millones, tres empresas.

Hasta se violaba la Constitución, porque en el artículo 28 Constitucional se establece que no debe de haber monopolios, se terminó con eso, claro, fue como de lo del huachicol.

No fue fácil, porque en el caso de huachicol hubo hasta sabotaje, nos querían dejar sin gasolina para que diéramos marcha atrás. Apostaron a las vencidas, nada más que no pudieron.

Y lo mismo en el caso de los que vendían los medicamentos, metiendo miedo de que no iba a haber medicinas para los enfermos de cáncer, para los enfermos de sida.

Y la instrucción es: ‘No vamos a seguir con la corrupción, se acaba la corrupción, si es necesario se compran los medicamentos en el extranjero, pero no nos vamos a someter’. Por eso es que tenemos presupuesto.

Vengo a decirles que vamos a cumplir todos los compromisos, además estamos ahorrando, porque ya no hay los sueldos que había antes. Ganaba el director del Infonavit 700 mil pesos mensuales. Imagínese, se rayaban. Ya ahora hay una ley, nadie puede ganar más que lo que obtiene el presidente y yo me bajé el sueldo a menos de la mitad de lo que ganaba Peña Nieto, y de ahí para abajo.

Ya no hay avión presidencial ni helicópteros privados. Está en venta ya el avión presidencial allá en California, 73 aviones y helicópteros están en venta y ahora todo es por carretera.

Ayer llegamos a Tuxtla en la línea Interjet y ahí por carretera a Bochil y de Bochil a ‘Coita’, Ocozocoautla. Terminamos Ocozocoautla y llegamos aquí a las 11 y media, 12 de la noche por carretera. Y así hoy vamos a quedarnos a dormir en Orizaba, porque vamos a Jáltipan y luego vamos a Minatitlán. Me voy a reunir con el presidente de Honduras para ver el tema migratorio y terminamos, les decía, en Orizaba, porque vamos a ir a la sierra de Zongolica, el domingo, para seguir recorriendo hospitales.

Pero ¿por qué actuamos así?, bueno, porque siempre lo hemos hecho de esta manera. No estoy acomplejado para sentirme importante subiéndome a un avión, a un helicóptero, estar rodeado de guardaespaldas, de achichincles, de lambiscones. Eso no, eso ya se acabó.

Además, se da uno cuenta cómo están los caminos, cómo está el país, qué carretera está bien, cuál está intransitable, llena de baches. Le estoy hablando al subsecretario de Comunicaciones y Transportes: ‘Oye, estoy acá, manda a tapar estos baches o manda unos chivos porque está la carretera llena de monte’.

Ya no hay el Estado Mayor Presidencial.

¿Saben cuántos cuidaban al presidente?

Ocho mil elementos. Ya no existe el Estado Mayor Presidencial, ya todos esos elementos están en la Secretaría de la Defensa para cuidar al pueblo. Al presidente lo cuida la gente y el que lucha por la justicia, no tiene nada que temer, ¿verdad, obispo Lona?, así es ¿verdad?

Estamos ahorrando. Ya no se entregan las pensiones a los expresidentes, eran cinco millones de pesos mensuales a cada expresidente.

Ya no hay servicio médico privado para los altos funcionarios públicos, que costaba alrededor de seis mil millones al año el servicio médico privado para los altos funcionarios públicos.

Hay unas cosas increíbles. Vean cómo estaba todo al revés, era el mundo al revés, no teníamos policías para darle seguridad al pueblo, sólo 10 mil elementos de la Policía Federal sin la disciplina adecuada, sin el profesionalismo adecuado, pero el gobierno contrata policía privada para cuidar sus instalaciones, a 40 mil policías privados, más de los que tenía para cuidar a la gente.

Por eso fue la reforma constitucional y crear la Guardia Nacional, para que nos ayude el Ejército, nos ayude la Marina y se proteja al pueblo, que estaba en estado de indefensión.

Bueno, necesitamos ya llevar a cabo todos estos cambios, se están aplicando, no permitir estos gastos superfluos, extravagantes.

Se hacían hasta cirugía plástica los de arriba a costillas del erario, hasta se estiraban. Por eso a veces me dicen: ‘Oiga, está usted más joven en persona’, pues sí, porque no estoy estirad a costillas del erario. Se acabó todo eso.

Y tenemos ahora presupuesto, estamos atendiendo, ya los adultos mayores están recibiendo el doble de pensión, dos mil 550 pesos aquí, en Matías y en todo Oaxaca.

Y ya niñas, niños de Oaxaca con discapacidad también su pensión.

Se están entregando becas para primaria, secundaria, todos los muchachos que están en la preparatoria sus becas, mil 600 pesos bimestrales.

En el caso de Oaxaca los que están estudiando en la universidad que tenemos una meta de 16 mil 335 jóvenes de nivel superior de familias de escasos recursos económicos, ya de esos 16 mil, 14 mil 772 que es el 90 por ciento ya están recibiendo una beca de dos mil 400 pesos mensuales estos jóvenes.

Y ya también aquí en Matías, en Oaxaca, se está llevando a cabo el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que consiste en darle trabajo a los jóvenes como aprendices. Se les pagan tres mil 6000 pesos mensuales. El propósito es que no se quede ningún joven sin estudio y sin trabajo, porque es mucho mejor tener a los jóvenes estudiando, trabajando que tenerlos sin atención.

Y se está apoyando ya también a los campesinos. Vamos a que se entreguen los apoyos a todos los productores sean ejidatarios, comuneros, pequeños propietarios, todos los apoyos les van a llegar.

Estoy viendo que empiezan apenas a entregar estos apoyos aquí en el Istmo. Falta, de acuerdo al informe, pero les va a llegar. Ahora sí que la justicia tarda, pero llega.

Vamos a cumplir con todo. Vamos a seguir ayudando con la reconstrucción que también es un compromiso que hicimos. Se tienen que terminar viviendas, se tienen que reconstruir, construir de nuevo escuelas, centros de salud, todo lo que se afectó con los sismos.

Vamos a seguir con ese programa, ya hay los recursos.

Es que, como en todo, cuesta trabajo que camine el elefante. Eso es el gobierno, es como un elefante, estaba echado, ya lo paramos, pero es un elefante reumático y mañoso.

¿Me van a ayudar a empujar el elefante, entre todos?

Porque no estaba hecho el gobierno, la verdad, para atender al pueblo, estaba hecho para facilitar el saqueo, la corrupción. Entonces, que el gobierno ahora funcione en beneficio del pueblo es toda una transformación, es todo un cambio, incluso mental. Tenemos resistencias al interior del mismo gobierno, porque no fue poca cosa, fueron 36 años de una política llamada neoliberal.

No me gusta hablar de los finados y menos en sus estados, pero así fue en otros tiempos. Sí me entienden, ¿verdad?

Entonces, es un cambio, tenemos que llevar a cabo. Vamos bien de todo, va marchando, ayer hubo dos buenas noticias:

Una, que ya prácticamente se terminó de liquidar lo que se le debía a las empresas que se contrataron para hacer el aeropuerto en Texcoco. Ya se pagó esa deuda y nos liberamos de un problema, porque ese aeropuerto que querían hacer significaba cerrar dos aeropuertos, para hacer el de Texcoco se tenía que cerrar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y se tenía que cerrar el aeropuerto militar de Santa Lucía. Imagínense abrir un aeropuerto, construir dos pistas y cerrar dos aeropuertos con tres pistas, por interferencia aérea.

Pero eso no era todo, se estaba construyendo este nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco, en donde se hunde el terreno, más de medio metro por año se hunde. Imagínense.

¡En qué cabeza cabe hacer un aeropuerto en un lago! Claro que se puede hacer en el mar, en medio del océano, pero ¿cuánto cuesta hacer un aeropuerto, una obra así?

¿Qué los llevó a tomar esa decisión?

Pues, lo mismo, los billuyos, el negocio. Iban a cerrar el actual aeropuerto, que son 600 hectáreas e iban a convertir esas 600 hectáreas en grandes centros comerciales, como Santa Fe, negocio inmobiliario. Por eso esa decisión.

¿Saben cuándo se iba a terminar de construir?

Hasta -si nos iba bien, según las proyecciones de ellos- hasta el 2024, o sea, que todo el gobierno nuestro nos lo íbamos a pasar construyendo el aeropuerto de Texcoco y teníamos que pagar 300 mil millones de pesos.

Entonces, ayer ya se liquida lo que se tenía como compromiso y vamos a iniciar la construcción de un nuevo aeropuerto en Santa Lucía. Nos va a costar el nuevo aeropuerto alrededor de 70 mil millones, 80 mil millones que son los que se están pagando de toda la obra, son cuando mucho 200 mil millones, no 300 mil millones; es decir, nos vamos a ahorrar 100 mil millones de pesos. Y el nuevo aeropuerto se va a construir en tierra firme y no vamos a tener ningún problema.

Bueno, ayer ya se resolvió. No fue fácil, porque, ¿se imaginan? si ya tenían armado el negocio, las presiones que ha habido, y de todo tipo, han llovido amparos como nunca para que no se lleve a cabo el aeropuerto de Santa Lucía, pero ya va caminando esa obra.

Y ayer mismo también ya se anunció que se aprueba la construcción, ya se entregaron los contratos a las empresas para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco. Y ahí vamos avanzando.

Y el programa del Istmo va también, con el apoyo del gobernador de Oaxaca y con el apoyo de ustedes, porque ese es un proyecto muy importante. Les diría que es el mejor proyecto de todos, el del Istmo, el de ampliar, modernizar el puerto de Coatzacoalcos, el puerto de Salina Cruz, modernizar la vía del tren de Coatzacoalcos hasta Salina Cruz, desde luego, pasando por Matías Romero, ampliar la carretera del Istmo por completo y modernizar las dos refinerías, Minatitlán, modernizar la refinería de Salina Cruz y convertir este corredor en el medio de comunicación de los países de Asia con la costa Este de Estados Unidos.

Esto se va a convertir en un corredor estratégico.

Van a crearse centros de desarrollo industrial, parques industriales en todo el Istmo. Lo estamos haciendo de manera ordenada, que no haya desorden, que no se afecte a las comunidades; al contrario, en beneficio de las comunidades.

No es de que: ‘Te compro la tierra y ya tú vete a comprar tu camioneta nueva y chócala, y al rato ya no tienes nada y te quedaste sin tierra’. No, no.

‘¿Quieres participar? Vas a ser socio del proyecto para que te conviertas también en parte de la empresa para que se beneficien los productores, se beneficien los duelos de las tierras y haya trabajo en Istmo, mucho empleo aquí en el Istmo’.

Y vamos adelante con los programas sociales.

Vamos a mejorar la educación. Ya resolvimos el que se cancelara la mal llamada reforma educativa que nada más sirvió para dividir al pueblo. Eso ya no va a funcionar.

Y hay que reconciliarnos con los maestros y los maestros, reconciliarse con el pueblo. Antes había mucho respeto a los maestros y eso se fue perdiendo porque hubo una campaña de desprestigio contra nuestras maestras, contra nuestros maestros. Hay que buscar la conciliación, la unidad.

Van a mejorar los sistemas educativos, la calidad de la enseñanza y el compromiso que los maestros ya no van a fallar. Es más, la mayoría de los maestros, la inmensa mayoría es responsable, son muy pocos los que no cumplen con su responsabilidad.

Y les diría que de todos los maestros de México -porque conozco todo el país- los más responsable -aunque parezca increíble por la propaganda, por el lodo que les han tirado- los más responsables son los maestros de Oaxaca.

¿Saben por qué?

Lo puedo argumentar, por la organización de los pueblos de Oaxaca. Ya parece que en una comunidad, en un municipio de usos y costumbres le van a permitir que el maestro haga lo que quiera. No, ahí la asamblea los pone, pero en cintura, ¿o no es así?

Porque en Oaxaca es un ejemplo el sistema de organización social comunitaria. Lo mejor que tiene Oaxaca es su cultura, sus culturas, eso es lo mejor. Ayer lo dije en Bochil, en Chiapas, y conozco todo el país.

Aquí, en Oaxaca ¿qué estamos haciendo?, por ejemplo. Aquí se le está entregando el dinero para hacer los caminos a los presidentes municipales de usos y costumbres, con decirles que no había norma para eso, pero di la instrucción, todavía están buscando cómo van a regularizar eso, porque en el sistema de corrupción, el dinero tenía que pasar por las instituciones, oficios de autorización, cumplir la normatividad, licitación, entregar la obra a una empresa, hacer mal la obra, robarse el dinero, el contratismo, la sociedad entre el funcionario y el contratista.

Yo venía a Oaxaca y decía: ‘¿Por qué no le entregan el dinero para hacer el camino a la gente?’ ‘No, no tienen capacidad técnica’, como si fuese una gran ciencia hacer un camino.

Bueno, afortunadamente se triunfa y ahora ya vamos para cerca de 80 caminos, que se le entrega el dinero al gobierno municipal de Oaxaca, de usos y costumbres, y ese dinero lo están aplicando, haciendo el camino de concreto, porque no queremos maquinaría, queremos nada más revolvedora para que se dé trabajo y el dinero quede en la misma comunidad, en los mismos municipios y haya empleo suficiente.

Están trabajando hombres, están trabajando mujeres, las mujeres recogiendo piedras, la mujer como es más sensible, más cuidadosa, se fija más en los detalles, o sea, es más artista que el hombre, entonces escoge las piedras de los tamaños que tienen que ir las piedras, se están haciendo los caminos con piedra en medio. Son obras de arte, con drenaje, bien hechas las obras. No hemos tenido ningún problema.

Decía yo ayer en Bochil, si hubiese presidentes municipales así en todo el país tendríamos resuelto el problema, pero ¿cuál es el problema que tenemos?, que si se entregan los recursos así a cualquier presidente municipal se clavan el dinero.  Para que vean el valor de la cultura.

¿De dónde viene eso?

De la cultura. Y por eso a veces por ignorancia se desprecia la cultura, las tradiciones, las costumbres, la lengua. Eso es la fortaleza de los pueblos y no hay que confundir cultura con educación.

Educación es lo que se aprende, la cultura es lo que viene de lejos, eso es lo que tiene valor pues, eso es lo que tiene el pueblo de Oaxaca. Es de los pueblos con más cultura en el mundo este estado de Oaxaca y eso nos ayuda mucho.

Ahora siguiendo el modelo de Oaxaca para el mantenimiento de las escuelas va a ser así en todo el país. Ya no va a haber CAPFCE o lo que sustituía al CAPFCE, ahora desde la Tesorería la Federación, nada más se van a hacer las asambleas en los pueblos de padres de familias, de maestros, se va a formar un comité y se va entregar el presupuesto del mantenimiento de las escuelas a cada comité; que no pase por el gobierno.

Es lo mismo de lo de las organizaciones. Ya no se les va a dar dinero a las organizaciones, aunque no les guste, porque estaban acostumbradas, recibían el dinero y ellos eran los que entregaban el dinero a la gente. ‘Danos a nosotros el apoyo y yo voy a hacerme cargo de repartirlo, porque somos la organización independiente Emiliano Zapata, Francisco Villa, Matías Romero’. No, primo hermano, ya así ya, no. Ahora a cada quién le va a llegar su apoyo.

Y lo mismo en el caso de la salud. Decirles -y a eso vengo, lo que pasa que ya me tardé mucho, pero tenía yo que informarles de todo- en el caso de la salud, cuatro acciones.

Primero decirles que no desaparece el programa IMSS-Bienestar, para que no les vayan a estar metiendo miedo, al contrario, por eso vengo, para que mejore.

Yo conozco bien este programa desde que nació, porque este programa se inició, porque este programa se inició en 1979, hace 40 años, en ese entonces yo era director del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco y era yo el delegado de Coplamar, y fue cuando se crearon las unidades médicas y se empezaron a hacer los hospitales. Conozco muy bien este programa.

Fue cambiando de nombre: primero IMSS-Coplamar, IMSS-Solidaridad, IMSS-Oportunidades, IMSS-Progresa y luego Prospera y ahora IMSS-Bienestar, pero es lo mismo. Afortunadamente, como lo dijo el director del Seguro, resistió el vendaval del neoliberalismo, o sea, aguantó el programa. Y de todos los sistemas de salud, es el mejor, así con todas sus fallas, deficiencias.

Fíjense cómo, imaginen cómo estará lo otro. Me recordó a un poeta que admiro mucho, paisano ya fallecido, Carlos Pellicer, que llegó un joven poeta a mostrarle su poema, y le dijo: ‘Maestro, he escrito dos poemas. Le traigo uno para que lo vea, para ver qué le parece’, agarra y le dice: ‘Está mejor el otro’, dice.

Pero la verdad es que este programa, ¿saben por qué se ha mantenido?, ¿por qué aguantó?, ¿por qué resistió?, por la institución, las instituciones son muy importantes.

Por eso ahora yo celebro que la Secretaría de la Defensa nos ayude en el tema de seguridad pública, porque es una institución que lleva muchos años, tiene 230 mil elementos, tienen disciplina, tienen profesionalismo. Es una institución.

Lo de la Policía Federal que se creó, imagínense, hace poco hubo hasta una rebelión, toman carreteras, o sea, ¿qué podemos hacer así; en cambio, la institución que significa la Secretaría de la Defensa, la Secretaría de Marina, se ha mantenido durante el tiempo y esa es una ventaja.

Lo mismo esta institución del Seguro Social, que se creó en el tiempo del presidente Ávila Camacho, pero tuvo de directores -y ahí le digo a Zoé: ‘Mira, lo que tienes que hacer’- últimamente gente menor, pero fue director del Seguro Social Antonio Ortiz Mena, que fue 12 años secretarios de Hacienda, o sea, primero fue director del Seguro Social, y luego fue dos sexenios, con López Mateos y Díaz Ordaz, secretario de Hacienda; y en esos 12 años que fue Ortiz Mena secretario de Hacienda la economía creció al seis por ciento anual. Eso que estamos viendo en China ya se logró aquí cuando él fue secretario de Hacienda, sin inflación, sin devaluación, sin endeudamiento. Bueno, este señor fue director del Seguro Social.

Otro que fue director del Seguro Social, don Jesús Silva Herzog, don Jesús Reyes Heroles, un intelectual de primera que ha escrito más sobre el liberalismo en México, fue director del Seguro, fue director de Pemex, fue secretario de Educación Pública, uno de los mejores secretarios de Educación Pública, después de Vasconcelos, que ha tenido el gobierno.

Entonces, esta es una institución muy importante, por eso resistió y por eso este programa. Y ahora queremos que sea como modelo para que se aplique lo que se lleva a cabo en este hospital rural y en las unidades médicas rurales que se aplica todo el sistema de salud para mejorarlo.

¿Qué se va a hacer?

El sistema de salud de régimen ordinario para derechohabientes, el IMSS y el Issste para derechohabientes; pero para población abierta que no tiene seguridad social, IMSS-Bienestar y centros de salud y hospitales de la Secretaría de Salud. Se va a dividir.

Entonces, todo lo que tiene que ver con la atención a la salud a los que no tienen seguridad social, población abierta, que son los pobres mayoritariamente, se creó ya el Instituto de Salud para el Bienestar. Y ese instituto va a cuidar que a este programa y a los centros de salud, a los hospitales, que ahora tienen los estados, pero que estamos, como lo dijo Alejandro, llegando a un acuerdo porque se va a federalizar todo el sistema de salud, es decir, va a ser federal el sistema de salud. Este instituto se va a hacer cargo de que no falten las medicinas.

Primero. Aquí está el doctor Alejandro Calderón Alipi, que es el encargado de que no falten las medicinas. Su cargo es coordinador de abastecimiento y distribución de medicamentos e insumos médicos. Él va a estar a cargo de esta área del Instituto de la Salud para el Bienestar que va a dirigir, que ya está dirigiendo Juan Ferrer, que está aquí con nosotros, él es el director general.

Que no falten los medicamentos y no sólo el cuadro básico, todos los medicamentos. No puede ser que en una unidad médica tengan 120 claves o medicamentos. Aquí alrededor de 300, pero en el sistema ordinario del Seguro, 700 claves; o sea, enfermos de primera, de segunda y de tercera. No, medicinas completas, el derecho a la salud y distribuir los medicamentos, abasto y distribución.

¿Cómo la Coca-Cola, la Sabritas llegan hasta la comunidad más apartada?, ¿por qué no vamos nosotros a distribuir las medicinas?

Lo segundo es lo que tiene que ver con médicos, enfermeras, especialistas.

Piensen algo, nos quedamos sin médicos, nos hemos quedado sin especialistas en los últimos tiempos. Ese es otro saldo negativo de la política neoliberal, porque le fueron cerrando las puertas a los jóvenes que querían ingresar a las universidades y los rechazaban con el pretexto de que no pasaban el examen de admisión, puras mentiras.

Era porque querían que estudiara el que tuviera dinero para pagar colegiaturas.

Ese era el plan impuesto desde el extranjero.

¿Y qué pasó?

Se cerraron las puertas las puertas en el caso de las escuelas, las facultades de medicina. Si presentaban examen mil, entraban cuando mucho 100, 900 rechazados; y claro que pasaban el examen, esto hay que tenerlo muy claro, porque les hacían 150 preguntas o 120, pero decían: ‘Por el presupuesto tenemos espacio para 100, entonces, ¿cómo le hacemos?’, si no había recomendados, si era legal, ‘de todas maneras vamos a dejar que entre el que conteste 118 preguntas bien de las 120’; si contestaba bien 117, fallaba en tres, ya no entraba. Entonces, no era que reprobara el examen, es que no había cupo, no había espacio y así decidían.

Entonces, ahora no tenemos los médicos que necesitamos, no tenemos los especialistas, necesitamos resolver esto, que no falten los médicos, las enfermeras, los especialistas, que si hay un médico, un internista, que está en Oaxaca, que quiere estar en la Ciudad de México, pues que se quede en Oaxaca, que se quede en la Ciudad de México, pero el que esté en Matías Romero va a ganar más que el que está en Oaxaca, que el que está en la Ciudad de México.

Porque no quieren algunos especialistas, imagínense, ir a -no sé- a Guadalupe Tepeyac o a Benemérito, allá a la Lacandona, si allá se necesita; entonces, vamos a resolver esto, que haya médicos, que haya enfermeras, que haya especialistas, e ir avanzando en los turnos, porque para radiólogo un turno.

Entonces, el turno de la noche no se puede. Fin de semana no te vaya a pasar algo porque ¿a dónde vas a ir? Entonces, mejorar eso. Aquí estábamos hablando, por ejemplo, de las cosas que se hacían por la corrupción. ¿Cómo hacer un hospital nuevo en Matías?, ¿por qué no mejor se optó por ampliar este, si ya se tenía el conocimiento, el manejo del hospital? No, otro hospital en Matías, que lo dejaron inconcluso, lo vamos a terminar, es un compromiso que ya hicimos.

Pero, lo mismo, aquí, en Oaxaca dejaron.

¿Cuántos, Alejandro, recibiste?

ALEJANDRO MURAT HINOJOSA: Cincuenta y cuatro.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Cincuenta y cuatro centros de salud y hospitales inconclusos. Entonces, tenemos que atender eso.

Pero decidir si aquí, en Matías, hay que contratar nuevo personal, si necesitamos una plantilla para nuevo personal, cómo se contrata ya, si lo hace el IMSS-Bienestar o se hace con el otro sistema de salud pública.

Yo soy partidario de que ese otro hospital pase a formar parte, es mi opinión, del IMSS-Bienestar, también el otro, el de aquí.

Por lo que hablamos de la institución. Ustedes ya saben cuáles son las prácticas, ya hay médicos que llevan ya mucho tiempo, muchos años trabajando, enfermeras, en esto, ya saben cómo operar un hospital, que no es nada más construirlo.

Si se piensa en la corrupción es la obra la corrupción. Sí, pero es construir y equipar, y operar que cuesta más que la construcción. Y eso no se toma en cuenta.  Entonces, tenemos que resolver este asunto.

Por eso la tercera coordinación es la de infraestructura.

Bueno, la segunda de los médicos va a estar a cargo de Alejandro Svarch Pérez, que no falten los médicos, titular de Coordinación Nacional Médica.

Párense los dos. Miren, los escogimos jóvenes para que aguanten.

Y para la infraestructura el ingeniero Carlos Sánchez Meneses, que está aquí también, la construcción de la infraestructura de salud.

Y el punto cuatro, que ya habíamos decidido quién iba a estar, pero Víctor Lamoyi ya está trabajando, es para regularizar todo lo que tiene que ver con los trabajadores de la salud, porque estoy haciendo el compromiso de que van a quedar todos basificados.

Nos va a llevar un poco de tiempo, pero lo vamos a lograr que es también un desastre, son dos, tres nóminas distintas, tiene que haber una sola, tiene que homologarse en cuanto a sueldo, en cuanto a prestaciones y tiene que darse la base, la seguridad al trabajador de la salud, porque ahora nada más en el sistema de salud nacional hay más de 80 mil trabajadores de la salud trabajando de manera eventual.

Entonces, así no se puede. Vamos a resolver también el problema, porque yo necesito el compromiso como ustedes para que mejore todo el sistema de salud, para que con todo entusiasmo saquemos adelante a nuestro país.

Me tarde mucho, pero me siento muy bien aquí con ustedes.

Y muchas gracias, muchas gracias al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat que nos apoya mucho.

Al obispo Arturo Lona que está aquí con nosotros, que decidió acompañarnos.

Y a todas, a todos ustedes.

Nos vamos a seguir encontrando.

Muchas gracias.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment