#Mañanera: Diálogo exitoso por gasoductos genera ahorros a CFE #AMLO #SLIM #Texcoco

Publicado el agosto 27, 2019, Bajo Política, Autor MonaLisa.

Entérate de primera maño de lo que se dijo exactamente en la conferencia del Lic. López Obrador con la presencia de Carlos Slim, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el Secretario de Hacienda y otras personalidades:

“Y de verdad, de verdad, hoy es un día muy importante por este acuerdo que logramos en bien de México, en bien de la nación. Y muchas gracias a todas y todos” AMLO

Versión estenográfica de la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, agosto 27, 2019

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Muy buenos días.

Nos da mucho gusto tener esta conferencia para tratar un tema de gran importancia para la vida pública de México, porque se demuestra que mediante el diálogo puede llegarse a acuerdos favorables para nuestra nación.

Como sabemos, había diferencias, había discrepancias, incluso se estaba a punto de acudir a tribunales internacionales por los contratos que se suscribieron en la construcción de gasoductos.

Hubo una controversia desde el inicio de nuestra administración sobre los costos para la nación de este servicio de transporte de gas. Hicimos un llamado a los empresarios para buscar un acuerdo.

Quiero señalar o subrayar que esto fue posible por la voluntad, la disposición al diálogo de los empresarios, porque legalmente ya se habían firmado los contratos, ya se habían acordado condiciones que nosotros consideramos dañinas para la hacienda pública; y por eso se acudió a los dueños de las empresas para que, haciendo a un lado los compromisos legales, se llegara a un acuerdo en beneficio de todos.

Tenemos que agradecer el día de hoy la voluntad de los empresarios para llegar a un acuerdo mediante el diálogo, poniendo por delante el interés nacional y considerando también el interés de las empresas, el interés legítimo de las empresas. Se logró por fin un acuerdo.

Quiero señalar o subrayar que esto fue posible por la voluntad, la disposición al diálogo de los empresarios, porque legalmente ya se habían firmado los contratos, ya se habían acordado condiciones que nosotros consideramos dañinas para la hacienda pública; y por eso se acudió a los dueños de las empresas para que, haciendo a un lado los compromisos legales, se llegara a un acuerdo en beneficio de todos.

Esto permitió que anoche se terminara un acuerdo que yo considero muy importante, benéfico, para la nación, porque va a significar un ahorro para la hacienda pública de alrededor de cuatro mil 500 millones de dólares en términos generales; si se toma en cuenta lo que ya se había acordado estamos hablando de una disminución en favor de la Comisión Federal de Electricidad de alrededor de cuatro mil millones de dólares.

Fue muy importante el que haya aceptado participar en este acuerdo desde el inicio el Grupo Carso, hacer el reconocimiento aquí a Carlos Slim, que fue el primero en llegar al acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad. Esto marcó la pauta para lograr los acuerdos posteriores, pero así actuaron todas las empresas, con mucha responsabilidad.

Fue también muy destacada la intermediación de los dirigentes del sector empresarial de nuestro país. Le agradezco mucho a Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, por sus buenos oficios; lo mismo a Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios. Los dos estuvieron en todos los encuentros, en muchas reuniones que se llevaron a cabo para llegar al acuerdo que se va a dar a conocer el día de hoy; y desde luego reconozco el papel tan importante del licenciado Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, firme y al mismo tiempo propositivo. Este es un muy buen acuerdo.

Ya me extendí demasiado, me tocaba nada más la introducción. Entonces, vamos a darle la palabra al licenciado Manuel Bartlett que nos explique en qué consiste el acuerdo.

Y de nuevo mi agradecimiento profundo a las empresas que nos ayudaron para tener este acuerdo. Muchas gracias a los directivos, hombres y mujeres que dirigen las empresas que construyeron estos gasoductos.

Termino, antes de darle la palabra al licenciado Bartlett, diciéndoles que con este acuerdo -como un asunto adicional, pero muy importante- se garantiza el abasto de gas para la industria eléctrica, para que no tengamos apagones en muchos años y para el fomento la industria nacional.

Vamos a tener gas suficiente en México.

Ahora sí, licenciado.

MANUEL BARTLETT DÍAZ, DIRECTOR GENERAL DE LA COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD (CFE): Muchas gracias, presidente.

Me instruye el ciudadano presidente de la República de hacer un recuento del trabajo de renegociación de las condiciones contractuales.

La primera semana de julio las cuatro empresas transportistas: Carso Energy, TC Energía, IEnova, IMG (Consorcio IEnova, TC Energía) y Fermaca con la CFE realizaron las primeras sesiones introductorias.

El 8 de julio, con la participación como observadores del Consejo Coordinador Empresarial y Consejo Mexicano de Negocios y como representante el ciudadano presidente de la República, el ingeniero Alejandro Esquer, se dio inicio formal a las negociaciones.

Por la CFE participaron el director general, el director de las filiales CFE Energía y CFE Internacional, Miguel Reyes y Miguel Alejandro López.

En total se realizaron tres reuniones generales y 16 con cada una de las empresas transportistas.

El ciudadano presidente de México, entre el 19 y el 26 de agosto, convocó a diversas reuniones entre la CFE y las empresas transportistas para lograr un acuerdo en beneficio de todos.

La CFE y las empresas transportistas respondieron al llamado del ciudadano presidente y llegaron a cuerdos razonables y equitativos.

Los resultados de la renegociación con tres de las cuatro empresas de transporte Carso IEnova, TC Energía son los siguientes:

Tarifas de servicio, tarifas de servicio de transporte de gas -tarifas de servicio, insisto, porque era el punto central de la renegociación- tarifas de servicio de transporte de gas natural transparentes y que reflejan costos reales, tarifas fijas niveladas a través del tiempo, acuerdos equilibrados sobre casos fortuitos y fuerza mayor, y desistimiento de las partes de cualquier acción legal, como lo deseaba el presidente desde un principio.

El presente acuerdo entre la CFE y las empresas transportistas es definitivo, razonable y equilibrado, que permitirá transportar gas natural para la generación de electricidad y el desarrollo del país.

El acuerdo permitirá a la CFE, a través de sus filiales, CFE Energía y CFE Internacional, comercializar alrededor de ocho mil 200 millones de pies cúbicos diarios, de los cuales 63 por ciento serán para las plantas generadoras de electricidad de la propia CFE y el 37 por ciento para la industria nacional.

Los ahorros, como lo ha presentado ya el presidente de la República, para la CFE significa cuatro mil 500 millones de dólares, menos de lo original.

El primer gasoducto de entrar en operación será el gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan, con una capacidad de dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios. Con el gasoducto marino, el llamado gasoducto marino, se llevará gas a más de 14 centrales de generación de electricidad.

Este gasoducto apoyará a la industria nacional con mil 40 millones de pies cúbicos diarios, 40 por ciento del total en las regiones golfo y centro del país con posibilidades claras, -fue una de las indicaciones del ciudadano presidente de la República- de llevarlo a la Península de Yucatán.

La CFE continúa el proceso de renegociación con la empresa Fermaca y espera anunciar en próxima fecha un acuerdo positivo, como todos los demás.

Muchas gracias.

Gracias, señor presidente.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, de acuerdo al programa, le pedimos a Carlos si nos da su opinión.

CARLOS SLIM HELÚ, PRESIDENTE DEL GRUPO CARSO: Gracias, buenos días.

Buenos días a todos.

Decir que es un gran gusto poder haber concluido, que se haya podido haber concluido esta negociación debido a los diferendos que hubo sobre las condiciones del contrato inicial.

En el contrato inicial se contemplaba una renta creciente que comenzaba con cifras menores y había una renta sustancial posterior. Esto hace que, de una figura de este orden que plantea el señor presidente y el director, en términos nominales de las rentas que se hubieran pagado en un contrato y en otro; la parte relevante fue que se hicieran, en lugar de tener rentas crecientes, rentas iguales.

Eso por un lado ayuda a que la CFE pague un importe menor al final del día de las rentas, y que también, dadas las tasas de interés bajas que hoy hay en los mercados mundiales, pueda tener un efecto también desde el punto de vista de valores presentes.

Y para la empresa, en el caso nuestro, yo quiero decir que tenemos también el gusto de que al haberse hecho la renta pareja a lo largo del plazo, nos permita financiar más proyectos, entrar en más proyectos, hacer mayores inversiones, lo cual consideramos que es muy importante, no sólo importante para las empresas, y no quiero hablar de las otras empresas, pero creo que estamos en las mismas condiciones en cuanto que los pagos van a ser mayores desde el principio, y eso permitirá hacer mayores inversiones.

Y quiero insistir en la importancia de estos gasoductos, ya lo señaló el director de la CFE, la importancia, la trascendencia de cuánto es lo que se va a conducir por este conducto, cuánto se va a utilizar, con qué fines se van a utilizar.

Y subrayar que aquí la gran importancia de estos gasoductos como parte de una gran infraestructura nacional es que podemos acceder al gas más barato del mundo que se tiene en Texas, donde ya tenemos las conexiones, México tiene las interconexiones y los gasoductos para tener acceso a ese gas tan barato, el más barato del mundo con mucho, y que permitirá al país hacer -a través de estos gasoductos- poder hacer uso de un gas muy, muy económico, muy barato que va a permitir sustituir el diésel y el combustóleo, que no sólo son, sobre todo el diésel mucho más caro, sino que también son contaminantes, en cuanto a que con el gas los niveles son no solamente una tercera parte, una cuarta parte del costo del otro, sino que tiene una gran ventaja desde el punto de vista ambiental. Entonces, estas son varias de las consecuencias que esto tiene.

Y también a va a permitir, en ese desarrollo que tiene dentro de sus prioridades el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el desarrollo del sureste, cuando se pueda llevar tanto gas que sea importado como que se pueda empezar a usar el gas nacional para suministro. Entonces, poder tener una buena red de gasoductos que permitirá mucha eficiencia.

En los acuerdos, en las relaciones, negociaciones, que fueron cordiales, quiero agradecer mucho al señor presidente su participación personal y dedicarle el tiempo a una cosa tan importante; y, por supuesto, como ya lo hizo el presidente, agradecerle a Carlos Salazar y Antonio del Valle también el empeño que han puesto en que se resuelva estas negociaciones y que, la verdad, ha sido importante su participación para poder estar este día hablando de que se concluyen las mismas, básicamente y que ahora hay que ver lo que viene y sin duda habrá que buscar hacer más inversiones, y este tipo de solución creo que lo permite.

También de pasada nada más quiero mencionar que entre lo que negociamos con la Comisión Federal de Electricidad fue hacer más funcional el uso de los gasoductos, de manera que cuando no se están utilizando, sobre todo en la parte de los gasoductos que tenemos en Estados Unidos, se puedan obtener ingresos en cuanto a que se renten a terceros y con un buen posible ingreso para la CFE de hasta el 50 por ciento del ingreso bruto que pueda ayudar mucho a mejorar también la posición y la forma de operación de estos gasoductos.

Solamente me queda, señor presidente, agradecerle su directa intervención, al director de Pemex y muy especialmente a Carlos y Antonio que hayan ayudado tanto a que se resuelva y bueno, también, a nuestros colegas que hayan accedido a cambiar unas condiciones de pagos que financieramente que podían tener un atractivo en cuanto a que eran montos más importantes, pero que la solución de pago plano creo que fue benéfica para todos y nos puede permitir con esos recursos y esos flujos de ingresos hacer más inversiones en condiciones importantes, tanto para el país como para CFE como para los inversionistas.

Muchas gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Carlos.

CARLOS SALAZAR LOMELÍN, PRESIDENTE DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL (CCE): Buenos días a todos.

Le queremos, primero que todo, agradecer al señor presidente la confianza que ha depositado en las organizaciones empresariales para hacer un vehículo de consenso y que de alguna manera podamos, a través de este anuncio, llegar a una conclusión positiva para México.

Estamos enormemente satisfechos y nos motiva y nos entusiasma la confianza depositada en estas organizaciones empresariales.

Nosotros representamos, como ustedes saben, a las 12 organizaciones del país, que de alguna manera representan a su vez a un millón 300 mil empresarios alrededor de todo nuestro país.

Este es un día memorable, porque creo que refleja la voluntad de nuestro gobierno en darnos certeza, darnos certidumbre y sobre todo en ayudarnos a que México obtenga una ventaja competitiva básica.

Ya lo explicaba Carlos Slim, el mismo presidente y el licenciado Bartlett, el significado que representa para México el tener una energía y una energía barata.

Hoy podemos tener energía más barata que los europeos, más barata que los asiáticos, sin duda, más barata que cualquier país de América Latina, y eso nos representa una ventaja en el mediano y en el largo plazo para competir, para crecer, para desarrollarnos y para al final alcanzar las tasas de crecimiento que tanto hemos pensado y ansiado para el futuro.

Creo que esto marca sin duda el inicio de un proceso de inversión importante en el país, todos lo estábamos esperando.

Y yo quiero destacar que en este proceso hay un ganar, ganar, todo mundo ha ganado con este tipo de diálogo; hemos privilegiado, como decía el señor presidente, el diálogo, en vez del disenso, en vez de la discusión.

Han sido discusiones difíciles porque cada una de las compañías tenía condiciones diferentes, estructuras de capital diferentes, estructuras de financiamiento también distintas y aún con eso todo mundo se ha alineado a la voluntad del presidente.

Hemos apoyado definitivamente la fortaleza con la que ha negociado el licenciado Bartlett cada una de estas múltiples reuniones que hemos tenido. Yo hago un reconocimiento público al trabajo del licenciado Bartlett, en el cual, defendiendo los legítimos intereses de la Comisión Federal de Electricidad, ha logrado ese ganar-ganar y usted bien se merece ese ganar, el primer ganar de los dos ganar-ganares.

Además, también un público reconocimiento -porque nos tocó verlo en este trabajo de mediación que hemos intentado lograr tanto Antonio del Valle, como un servidor- a cada una de las cuatro compañías, donde definitivamente han puesto sobre la mesa la mejor de las posiciones económicas a las que podían tener acceso, han ofrecido todo lo que han podido materialmente para lograr el acuerdo que hoy estamos anunciando.

Yo creo que también se merecen el segundo ganar de este ganar-ganar cada una de las cuatro empresas transportistas. Hoy tenemos compañías de energía que definitivamente seguirán invirtiendo en México. Hay un compromiso verbal de cada una de ellas de continuar sus procesos de inversión y poder terminar la red de gasoductos en el sur sureste del país.

Creo que muy pronto veremos en México materializar ese sueño que teníamos los mexicanos de accesar una materia prima tan importante como es el gas en este mundo en el que vivimos y poder, insisto, aprovechar la ventaja competitiva que nos representa el estar cerca del mercado más importante de gas y de los mejores precios de gas, que nos permitirán, no solamente producir electricidad a mejores tarifas, sino también darle los elementos a cada uno de los industriales de nuestro país, que puedan pensar a largo plazo en proyectos de inversión, que pueden definitivamente competir con cualquier país del mundo. Creo que es una magnífica noticia esta mañana.

Termino diciendo que ojalá y este sea el primer paso de un proceso continuo de ganar-ganar siempre pensando en México, siempre pensando en las consecuencias que esto va a tener sobre el desarrollo económico, pero sobre todo el desarrollo social de nuestro país.

Y una vez más agradecerle al señor presidente la confianza que ha depositado en las organizaciones empresariales para tratar de lograr estos objetivos.

Muchas gracias, señor presidente.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Esta es la información en general. Es una conferencia muy especial de anuncio de este acuerdo.

Vamos a abrir como siempre la sesión de preguntas y respuestas. No vamos a alargarnos mucho, porque ya se trató este tema, que es muy importante, el lograr esta negociación, este acuerdo.

Vamos, si les parece, con unas 10 preguntas.

PREGUNTA: Presidente, buen día.

Sin duda, un gran acuerdo, ya tenía rato de estarse viendo.

Se habla de ganar-ganar, lo mencionaron. ¿Cómo se traduce este ganar-ganar en la población?

Aparte, si después de este acuerdo, habrá todavía un programa de inversión que incluya seguridad, que incluya redes, suponiendo que el acuerdo es del tamaño en el que lo comentaron.

Pero aparte, presidente, hace algunos días Alfonso Romo comentó que el 10 de julio usted ante empresarios de Nuevo León -creo que la Caintra- mencionó que se iba a formar un comité entre el sector público y el sector privado para que ayudaran a definir la política energética. La pregunta es si ese comité tiene que ver con este punto al que se llegó.

En aquel entonces, cuando comentó Romo eso, él en sus palabras dijo que usted le mencionó a los empresarios textualmente: ‘Tengo que aceptar que no tengo una política energética clara, tengo que aceptar que lo que yo creía que era la solución hoy me encuentro que no es, tengo que aceptar que hay muchas tecnologías que no sabía que existían’.

Ese fue un mensaje -según Romo- a los empresarios de Nuevo León, y luego habló del comité.

¿Este fin al que se llegó con este acuerdo -un buen acuerdo, repito- tiene que ver con ese comité?

Y aparte, las preguntas iniciales: si este ganar implica un ganar-ganar para la población también.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, eso es lo más importante. Al obtener buenos precios en el transporte del gas, que es el insumo principal para la generación de la energía eléctrica, podemos nosotros mantener el compromiso de no aumentar en términos reales el precio de la energía eléctrica a los consumidores. Eso es un logro.

No se podría mantener el compromiso que hicimos y que estamos cumpliendo de no aumentar el precio de la energía eléctrica si no contábamos con este insumo que -como aquí se ha dicho y es de dominio público- por circunstancias muy especiales, el gas se está vendiendo a muy bajo precio en Estados Unidos.

Entonces, es una circunstancia favorable para generar energía eléctrica con menores costos, lo cual se va a traducir en que no aumenten las tarifas de la energía eléctrica, el precio de la luz, como coloquialmente se conoce, para la población, para el pueblo de México.

Lo demás es seguir trabajando de manera conjunta con el sector privado para desarrollar el sector energético, que debe ser palanca del desarrollo nacional e impulsar otros proyectos, todo un plan de infraestructura que pronto se va a dar a conocer con inversión pública, privada y social, con la participación del sector público, privado y social. Pero eso es un segundo paso.

Acerca de las palabras de Alfonso -que respeto mucho y que ha estado ayudando para tener una muy buena comunicación con el sector privado- no lo desmiento, aunque sí tengo un conocimiento de lo que debe hacerse en cuanto al sector energético nacional, hay una política definida en el Plan Nacional de Desarrollo.

Y sabemos que es importantísimo el recuperar la producción de petróleo. Ya lo estamos haciendo, ya se detuvo la caída en la producción de petróleo, se estabilizó, ya estamos invirtiendo en 22 campos petroleros, y vamos a finales de este año a empezar ya aumentar la producción de crudo, eso es importante.

Sabemos bien lo que se tiene que hacer en materia de refinación, ya se está actuando, se están rehabilitando las seis refinerías, se inició ya en tiempo récord la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas. Estamos llegando a acuerdos para reactivar la petroquímica.

En materia de energía eléctrica ya se tiene el plan para garantizar que no nos quedemos sin energía eléctrica, no sólo en el sexenio, estamos garantizando con este acuerdo que haya gas para más de 20 años en condiciones favorables para la nación.

Y en realidad fue un buen acuerdo y demuestra también que hay un buen entendimiento entre el sector privado y el sector público.

INTERLOCUTOR: ¿Existe como tal el comité con el sector empresarial?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, nos estamos reuniendo constantemente con representantes del sector empresarial.

INTERLOCUTOR: Gracias, presidente.

PREGUNTA: Gracias. Buenos días, presidente. Shaila Rosagel, de Grupo Healy, El Imparcial de Sonora, La Crónica y Frontera de Tijuana.

Estos cuatro mil 500 millones de dólares que se van a ahorrar, ¿qué porcentaje será del total?, ¿qué porcentaje será lo que va a representar esos cuatro mil 500 millones de dólares?

Y le tengo una pregunta sobre el tema de la carretera -entrando en otro tema rápidamente- de Sonora. Se anunció allá en Hermosillo que no se va a inaugurar la carretera, que no se va a terminar el 31 de agosto.

Entonces, me gustaría saber -ayer usted comentó que se va a informar allá en la conferencia de prensa- saber algún adelanto, ¿qué le informó el secretario de Comunicaciones y Transportes?, ¿qué sucedió con las empresas constructoras?, ¿cuál fue el motivo de este retraso nuevamente?

Muchas gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Acerca de cuánto significa del monto total, el ahorro que se obtuvo por este acuerdo, creo que el licenciado Bartlett nos puede explicar sobre esto.

Y también decirles que vamos a poner en el internet, en las redes, toda la información para que se tengan todos los elementos.

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Muy breve, señor presidente.

El monto total contenido en los contratos que fueron felizmente renegociados significaba para la CFE un costo de 12 mil millones de dólares. El arreglo a favor de esta tarifa significa cuatro mil 500 millones de dólares. Esa es la dimensión.

Para la CFE -y fue un punto importante y determinante de la negociación- lo básico es la tarifa, porque la tarifa permite que la CFE tenga la capacidad para seguir invirtiendo. Ese fue el logro principal de esta negociación.

Se garantiza, sí, y fue la aceptación de las empresas que mucho agradecemos en discusiones prolongadas con sus técnicos y con los nuestros, se llegó a este arreglo.

La tarifa para la CFE es fundamental, y nos garantiza con esa disminución de 12 mil millones de dólares a cuatro mil 500 que pueda la CFE poder finanzas sanas, seguir invirtiendo como el presidente lo ha ordenado en generación y al mismo tiempo disponer de una cantidad de gas importante que nos servirá para atender las prioridades del señor presidente de la República, que son las dos penínsulas.

Tenemos que atender a Baja California Sur, al estado de Baja California Sur, y atender a la península de Yucatán.

Muchas gracias.

INTERLOCUTORA: Sobre la carretera.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver, si esperamos para el día 2 de septiembre, yo voy a estar en Hermosillo y va a acompañarme, como lo dije, el ingeniero Javier Jiménez Espriú, para dar la explicación general sobre la carretera, sobre el compromiso. ¿Podríamos esperarnos para informar allá?

INTERLOCUTORA: Algún adelanto. ¿Qué le dijeron?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Fíjate que te voy a dar el adelanto porque tú eres muy profesional.

Prácticamente está terminada, tuvimos problema en seis kilómetros de todo el tramo, desde casi los límites de Sinaloa, hasta Nogales, pero en el tramo de Santa Ana a Nogales tenemos seis kilómetros que tuvimos problema. Todo lo demás está terminado.

Ya lo adelanto, me informó el secretario de Comunicaciones, con el compromiso de que ya están trabajando para se concluya lo más pronto posible. Todo lo demás ya está resuelto. Nos costó un poco de trabajo resolver el tramo de Obregón-Guaymas y Guaymas-Hermosillo, pero ya se concluye, nos va a quedar nada más ese tramo.

Esa es la información que tengo.

INTERLOCUTORA: Debido a los retrasos que tuvieron las empresas, algunas por falta de liquidez, como anunció el secretario y, bueno, bastante retraso porque debieron haberla terminado en 2018.

¿Cuál fue el principal problema de este retraso de los kilómetros que hacen falta? ¿Fue problema de las empresas? ¿Qué fue lo que le comentaron?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues ellos van a informar bien a la población de Sonora, pero ya se puede transitar por más del 90 por ciento de la carretera sin problema, nos quedaron pendientes esos seis kilómetros; y no quiere decir que esté interrumpido el paso, quiere decir que se está trabajando para terminar el concreto hidráulico.

A ver, vamos allá.

PREGUNTA: ¿Qué pasó con la otra empresa, con Fermaca, que está en las negociaciones?, ¿por qué no está aquí?,¿en qué punto están?, y si ya están digamos estos contratos o los gasoductos libres de cualquier litigio legal como procedimientos de amparo.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, ya legalmente hay un acuerdo, se retiran las quejas, las denuncias, se llega a un acuerdo sin arbitraje internacional, eso es muy bueno.

Y en el caso de la empresa faltante, todavía hasta anoche estuvieron buscando el acuerdo, el acercamiento con la Comisión Federal de Electricidad, y quedaron en verse hoy, van a continuar dialogando. Todo esto lleva mucho tiempo y es de paciencia, a veces, aunque se tiene el corazón caliente, hay que mantener la cabeza fría; y así fue y así se va a lograr -espero- el acuerdo conjunto.

INTERLOCUTORA: ¿Qué es lo que impide este acuerdo conjunto?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues es lo mismo, son temas como lo de la tarifa y otros temas, pero fundamentalmente tarifa.

INTERLOCUTORA: Tarifa. Gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver, llevamos tres. Toca hombre.

PREGUNTA: Buenos días, señor presidente. Carlos Pozos, de la revista Petróleo y Energía.

Yo quisiera hacerle una pregunta al ingeniero Carlos Slim y al presidente del CCE, es la misma pregunta a las dos personas.

Estamos a cinco días del primer informe del presidente Andrés Manuel López Obrador. Analistas nacionales e internacionales, así como políticos, dicen que las cosas están muy mal en nuestro país, en tanto el gobierno dice que las cosas están bien.

Yo quisiera saber de parte de ustedes dos cuál es la visión actual del México que tienen. ¿Hay confianza?, ¿cuál es la situación para que el pueblo tenga confianza en este gran país?

Gracias.

CARLOS SLIM HELÚ: Bueno, en los objetivos que tiene este gobierno, creo que todos hemos estado 100 por ciento de acuerdo_ combatir la corrupción, la impunidad, crecer al cuatro por ciento, bajar el gasto corriente, etcétera. Creo que hay una unanimidad, hay un gran acuerdo.

Ha pasado una primera etapa, estamos pasando una primera etapa, y lo que nos está faltando ya lo anunció el presidente, ya lo comentó ahorita de manera sutil, muy rápida, lo que falta es hacer ese la inversión masiva que es la que genera actividad económica y empleo.

Y eso es lo que, como señala el presidente, se está trabajando. En el momento en que se eche a andar ese programa de inversión muy importante, las cosas serán muy diferentes.

Ahora que, si hay confianza por parte de los inversionistas para ejecutar o para invertir desde el punto de vista del sector privado, hay mucho interés, hay mucha confianza.

Si saben ustedes de lo que han leído en las noticias internacionales, la tasa de interés en Europa es negativa, la tasa de interés en Estados Unidos es 1.5 por ciento a largo plazo, la tasa de interés en Suiza es negativa, en Japón es negativa y México es un paraíso en el que pueden tener tasas del ocho por ciento en Cetes; y lo ideal es que pueda haber una alternativa de proyectos de largo plazo que son muy interesantes para el país, sobre todo los programas de desarrollo que tiene este gobierno en el sureste y en toda la República, pero en el sureste hay un énfasis especial; y ese dinero estás disponible en los mercados internacionales, y hay una gran confianza y capacidad de ejecución.

Entonces, será en lo que se refiere a ese programa de inversión de infraestructura, que no sólo son gasoductos, hablaba el presidente de los hidrocarburos, hablan de las carreteras, el agua, la educación la salud, hay una necesidad de puertos, aeropuertos de infraestructura muy importante y hay las condiciones dadas para que se dinero fluya a esos programas de inversión.

Tanto los inversionistas mexicanos, las Sifores, la banca, que tiene mucha liquidez; o sea, los recursos ahí están, los proyectos ahí están, hay que ponerlos en contacto.

Entonces, en mi opinión estamos en una situación en la que el crecimiento puede ser cero o dos, o 0.2 o 0.8, no es importante, lo importante es que está así porque no ha habido esa gran inversión que se está planteando, que está dentro de los programas de gobierno y que es inminente que se puede echar a andar, inclusive quizás a partir de este año.

Hay proyectos que pueden madurar, digo, empezar a hacerse, como decía el presidente, que ya tienen la ingeniería básica y arrancan los trabajos. Entonces, en ese sentido, yo tengo una gran confianza.

Por otro lado, el empresario invierte, no porque tenga poca o mucha confianza, sino porque tiene mucha o poca demanda; si hay demanda, pues invierte, si no es un tonto, va a perder sus actividades.

Entonces, esa demanda se dará cuando con todas estas inversiones se genere mucho empleo, mucha actividad económica, también va a fortalecer la demanda y va a jalar a que las empresas inviertan; y el empresario que no invierte, o pierde su capacidad de estar en el mercado o pierde la participación de mercado que tenía, porque otros sí lo van a hacer.

Entonces, yo estoy convencido que vamos a crecer bien y pronto, no este año, probablemente este año no sé si crezcamos o no crezcamos, creo que es intrascendente, lo relevante es que hay un potencial y grandes posibilidades de crecimiento, como se han planteado a través de estas grandes inversiones y que los recursos ahí están y que los proyectos ahí están.

Y ya una vez que esto se genere, ya el inversionista empezará a sentir, perdón, el empresario que tiene demanda en tal producto, que tiene demanda en otro producto, ahora por la política que se ha establecido -que además yo estoy totalmente convencido que es la mejor- de que se empiece a buscar que la gente tenga un ingreso, particularmente los jóvenes, etcétera, el consumo de bienes populares ha estado subiendo, pero el chiste es que suba la economía en general.

Pues eso es.

PREGUNTA: ¿Le gustaría que se retomara Texcoco, ingeniero?

CARLOS SLIM HELÚ: Perdón. ¿Qué?

INTERLOCUTOR: Que se retomara Texcoco en lugar de Santa Lucía.

CARLOS SLIM HELÚ: Eso ya lo dirá el futuro. No sé.

Pero es uno de mil 600 proyectos, claro, es un proyectote, pero hay mil 600 proyectos de inversión, de infraestructura, de pura infraestructura. Entonces, hay un gran campo de inversión.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Carlos, también. Es lo mismo.

CARLOS SALAZAR LOMELÍN: Es poco lo que podemos agregar a lo que comenta don Carlos Slim. Yo creo que el punto central es la inversión, y lo que hemos estado nosotros promoviendo, y este es un maravilloso ejemplo de cómo podemos promover inversión en nuestro país.

Los proyectos existen, la capacidad financiera del país existe, tenemos una estabilidad macroeconómica envidiable, las finanzas se han manejado con una pulcritud impresionante, volvemos a alcanzar superávits primarios, están todas las cosas puestas para que el país arranque un proceso de inversión.

Yo me uno a la creencia -porque así lo hemos manifestado en repetidas ocasiones- de que nuestro país tiene mucho para crecer, mucho para hacer, mucho para poder integrar nuestras cadenas de valor con todo lo que exportamos, mucho para crear infraestructura en todo el país con todo lo que necesitamos y mucho para desarrollarnos también socialmente.

Creo que la visión que los empresarios hemos tratado de unir y de poner a la voluntad y a la visión también del presidente es que no se trata solamente de crecer, sino se trata de desarrollar socialmente a nuestro país.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, vamos con mujeres, dos mujeres.

PREGUNTA: Gracias, presidente. Buenos días. Buenos días a los empresarios.

En el tema de los contratos, quisiera saber, ¿se van a poner a abrir completamente estos contratos para que se puedan analizar?, por un lado.

Y preguntarle si es correcto, se amplió el plazo de los contratos de 30 a 35 años.

También en el tema de las tarifas, si el hecho de que se establecieran tarifas fijas no implica a la larga una pérdida para el Estado mexicano, hay una versión de que serían 700 millones de dólares. Si esto es así o no es así.

Por otro lado, estos cuatro mil 500 millones de dólares que dicen se ahorraron, supongo que los deja de ganar la iniciativa privada.

¿Por qué aceptar la iniciativa privada perder estos cuatro mil 500 millones?, si esto implica, lo de las tarifas, lo comentaba el ingeniero Slim, que es una ganancia para las empresas. Si podrían abundar en este tema. Gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, se va a informar bien.

Desde luego, hay cambios en los contratos originales, se amplían plazos, se van a revisar las tarifas, se reducen; en general, se beneficia a la hacienda pública y se va a entregar toda la información para que se llegue a esa conclusión. Se logra un buen acuerdo para el interés nacional, para la hacienda pública.

Sí hay una aportación de las empresas en cuanto a sus utilidades, sin duda que aportaron una parte considerable de sus utilidades, una diminución de sus utilidades de manera general de más del 30 por ciento, pero todo esto se va a explicar de manera detallada, van a tener oportunidad los expertos, hasta los que no nos ven con buenos ojos, para hacer un balance sobre el acuerdo. Para nosotros fue un buen acuerdo.

INTERLOCUTORA: Presidente, ¿qué pasa con aquellos ductos donde se había dicho que hay alguna protesta o que hay algún amparo de algunas comunidades y por esa razón no están funcionando?, si existen estos casos en este asunto.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, existen, pero prácticamente los acuerdos ya son sobre ductos terminados.

El ducto marino, por ejemplo, que es muy importante para poder abastecer de gas al sureste y hasta la península de Yucatán puede entrar en funcionamiento en una semana cuando mucho, ya está terminado; y es, de todos los siete ductos planeados originalmente, el más importante en cuanto a cantidad de gas que puede transportar, ya está totalmente.

Y no hay problema con protestas de comunidades, se tienen que ir arreglando en donde existen protestas, todos estos asuntos, y estamos trabajando en ello. Pero no hay en general muchos problemas.

PREGUNTA: Gracias, presidente. Italia López, de Quinto Poder.

Si me permite dirigirle unas preguntas a usted y unas preguntas al director general de la comisión.

Preguntarle, tras la negociación, ¿de quién sería la propiedad de los gasoductos?

Anteriormente, bueno, inicialmente había manifestado su molestia porque se le estaban realizando pagos a las empresas por ductos que finalmente serían de su propiedad.

¿Cómo queda después de este acuerdo?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: En esencia, se define que la Comisión Federal de Electricidad compra el gas y en particular el servicio del transporte del gas y el tubo le queda a la empresa.

La disminución tuvo que ver con eso, con el hecho de que lo que ya estaba pactado se respeta, de que el ducto le queda a la empresa y baja la tarifa para beneficio de la Comisión Federal de Electricidad.

INTERLOCUTORA: ¿Cabría la posibilidad de que una vez que se terminen los contratos pudieran expropiarse estos gasoductos?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Nosotros no vamos a expropiar ningún bien privado, no es esa la política que se está aplicando, además, estamos hablando de 25 y 30 años, ya para entonces yo voy a estar allá por Palenque.

INTERLOCUTORA: Licenciado Bartlett, me gustaría preguntarle por qué se han seguido realizando pagos a algunas de estas empresas contratistas autorizados desde la Dirección Corporativa de Operaciones.

Por ejemplo, existe el caso particular de la empresa Fermaca, con la que todavía está pendiente lograr un acuerdo en el que, bueno, se maneja una presunta cercanía con el ex director de CFE Energía, Guillermo Turrent, y tiene un pago registrado por al menos 1.4 millones de dólares, cuando supuestamente había dado usted una instrucción de que no se continuarán realizando estos pagos.

MANUEL BARTLETT DÍAZ: El acuerdo al que se llegó toma en cuenta todos los aspectos de los contratos, los pagos fijos adelantados que se hicieron forman parte del acuerdo. Las condiciones en general de los contratos se mantienen.

Y lo que señala el presidente -que es muy importante- que fue precisamente la discusión esencial todo el tiempo, es el concepto de la tarifa, el concepto de la tarifa fue muy importante. La tarifa estaba establecida para que la CFE pagara o diera el financiamiento para los ductos, pero la comprensión y la discusión que tuvo lugar durante estos meses fue definir el carácter de la tarifa.

La CFE mantiene una tarifa baja -lo señalaba yo- para poder tener capacidad de inversión, los empresarios conservan sus inversiones en los ductos, y eso permite que haya un -lo que aquí se ha dicho y Carlos Salazar señaló- es una situación de ganar y ganar; es decir, la propiedad de los ductos se respeta y los propietarios obtienen un beneficio inmobiliario en esos ductos.

Por eso, ganan los propietarios de los ductos y gana la CFE, porque la tarifa que nosotros para seguir operando se reduce. Esa fue la esencia del contrato, de la negociación.

Ahora bien, quedarían algunos pequeños problemas por ahí, que tenemos el compromiso con las empresas de acudir a apoyar que se resuelvan pronto. Los más importantes se resuelven con una aportación de TransCanadá en los últimos minutos de ayer en la mañana discutiendo, cambiando una ruta para mejorar la posibilidad de llegar rápidamente al centro, una posición que cambia en principio y por ahora la conducción del gas a partir del ducto marino para llegarlo lo más rápidamente al centro de la República.

De manera que por eso insistimos en que ha sido un acuerdo de primera, no hay ninguna reclamación en lo absoluto, hay una solución integral del tema.

INTERLOCUTORA: Sobre las centrales. Había un proyecto de hacer una modificación a algunas centrales para que pudieran transformar este gas en energía.

¿Ahorita hacia a dónde se dirigiría el gas que se transporte por estos ductos?

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Si el tema de las centrales de la CFE, que fue en el plano original, el objetivo del proyecto de llevar directamente los transportistas el gas a 14 centrales de la CFE que no se construyeron, ese asunto se resuelve a través de esta utilización de los diversos gasoductos para poder llevarlas a centrales que existen; y como el acuerdo es de 25 años, nos va a dar tiempo para poder construir las centrales que el presidente ha aprobado.

Tenemos cinco proyectos de construcción que estarán listos a mitad del sexenio y tendremos el gas suficiente para alimentarlo.

El tema este de no haberse construido las centrales se supera a través de la posibilidad de utilizar estos gasoductos y diversos caminos, entre ellos el de TransCanadá que nos permitirá llevar muy pronto al centro y superando problemas muy delicados en la Sierra Madre Occidental.

INTERLOCUTORA: Gracias.

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Muchas gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Vamos por dos.

PREGUNTA: Gracias, presidente, buenos días. Mara Rivera, de Enfoque.

Yo quisiera saber en cuánto queda la tarifa, porque se habla de que en el acuerdo, ahora este nuevo, sería 40 por ciento más caro que el anterior.

Y también si finalmente esto viene a motivar también el interés en el presupuesto, en el proyecto de presupuesto que se está elaborando de ir en serio con la inversión privada en los grandes proyectos que siguen pendientes y que tienen que ver, por ejemplo, concretamente con el sector energético.

¿Esto puede destrabar, puede ser un aliciente para finalmente pensar en que se va a echar a andar este asunto de la inversión de la inversión privada, pero también pública en proyectos de infraestructura?, ¿y en cuánto queda la tarifa?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, si les parece, que ponga un ejemplo de tarifa el licenciado Bartlett, un ejemplo; ya después, repito, se va a tener toda la información para el análisis completo, pero ponga un ejemplo de cómo se disminuye la tarifa.

MANUEL BARTLETT DÍAZ: La tarifa disminuye -y esta es la esencia que hay que tener presente en esta negociación- la tarifa se disminuye de manera muy importante en beneficio de la CFE porque el concepto de tarifa deja de ser una tarifa de inversión para entenderse como una tarifa de transporte, del servicio de transporte de gas a la CFE. Esa es la esencia, no es muy difícil entender.

De una tarifa que estaba originalmente establecida como una responsabilidad de la CFE para ir pagando el ducto, se pasa a una tarifa de transporte, una tarifa de transporte, que es lo que es, de gas, a la CFE.

Esto nos permite una baja importante de la tarifa, pero a las empresas que han invertido y que mantienen sus intereses, les da la oportunidad de tener una inversión en los gasoductos que les pertenece y que podrá durar de 25 a 30 años. Ese es el arreglo.

Por un lado, se baja la tarifa, se cambia el concepto de la tarifa misma a un concepto de transporte, -que quiero señalar que además es el planteamiento que se hizo desde el inicio- es una tarifa de transporte de mercado.

Se hizo una investigación integral por parte de los técnicos de la CFE de cuánto cuesta una tarifa de transporte en Estados Unidos, cuánto cuesta una tarifa de transporte en Canadá e incluso en Europa Occidental, y ese fue el punto de partida.

Nuestra propuesta fue de tomar esa tarifa, podemos decir, de mercado. En esta globalización -como lo ha señalado el presidente muchas veces- lo que se busca es que los beneficios que se tienen en Canadá, en Estados Unidos, en Europa, sean igualmente para nosotros. Las discusiones se centraron en este punto.

Yo reconozco la capacidad técnica, el dominio de los temas técnicos y financieros de las empresas, pero llegamos precisamente a encontrar ese punto de reunión, fortalecimiento, respeto que el presidente ordenó a la inversión privada y desde luego llegar a esa tarifa, que es una tarifa que se puede comparar con las tarifas de cualquier parte del mundo, particularmente de América del Norte.

Por eso tenemos un beneficio en la tarifa y los empresarios tienen el respeto a su inversión, y además una futura ganancia porque cuando se protege y se preserva esa inversión inicial, pues a final de cuentas una ganancia muy importante a mediano y largo plazo.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver si se puede, para no dejar nada sin aclarar.

¿Cómo se empieza el acuerdo al que llegamos a partir de revisar el contrato de la empresa del ducto del norte?, ¿cuánto…?

MANUEL BARTLETT DÍAZ: ¿La comparación?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí. ¿cuánto era el costo?

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Cómo no, señor presidente.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: ¿Cuánto bajó después y hasta dónde llegó?

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Muy bien, señor presidente.

Bueno, aquí tenemos el ejemplo de un gasoducto en la frontera norte del país, un gasoducto de Carso Energía. Existía un precio de la tarifa en la República Mexicana, un largo trecho que estaba contratado en cierta cantidad y en el norte paralelamente un gasoducto de una compañía de El Paso, que de las herencias que nos dejaron, habíamos contratado con ellos una cantidad de gas similar a la que traía el ducto de Carso Energía debajo de la frontera, casi paralelos.

La tarifa que se cobra -porque todavía tenemos ese alquiler- la tarifa era más barata que la tarifa del transporte paralelo en México.

¿Qué es lo que se estuvo discutiendo con el grupo Carso?

Estableciendo esa relación que es en donde es más clara la cuestión de que nosotros planteamos una tarifa de servicio frente a una tarifa diferente que era el de la compra del ducto.

Esa fue una prueba muy clara y el Grupo Carso entendió la operación y a lo que llegamos fue a ampliar un contrato de gas para nosotros.

¿Qué significaba?

Una ventaja para el Grupo Carso y el Grupo Carso aceptó una tarifa de transporte inferior a la de los Estados Unidos.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver, él tiene más frescos datos.

MANUEL BARTLETT DÍAZ: Los datos.

MIGUEL SANTIAGO REYES HERNÁNDEZ, DIRECTOR DE CFE ENERGÍA:Muchas gracias, señor presidente.

Muy buenos días.

Se negociaron las tarifas de los diferentes ductos dependiendo de cada una de las condiciones. En el ejemplo que menciona el licenciado Bartlett, la reducción de la tarifa fue entre el 33 y el 38 por ciento.

¿Por qué entre el 33 y 38?

Porque si consideramos las condiciones originales de 25 años, es decir el plazo, el volumen original fue de 33 por ciento la reducción tarifaria, pero adicionalmente lo que se hizo, tanto con esta empresa como con algunas otras, es aumentar volumen o en algunos casos, plazos.

Cuando aumentamos volumen, en este caso la reducción es del 38 por ciento. Hubo algunas otras, algunos otros arreglos donde la reducción fue entre el 19 y el 32 por ciento.

Hay algunas versiones periodísticas que señalan que al aumentar nosotros los plazos a 30 o a 35 años el ahorro ya no sería tal.

Cuando nosotros consideramos -para hacer el ejemplo equiparable- 25 años el contrato, de 25 a 25 años el anterior y el que tenemos ahora, en promedio las tarifas o la reducción de las tarifas fue del 28 por ciento de todos los gasoductos con los que ya nosotros tenemos acuerdo.

Si se considera el aumento de plazos o el aumento que puede ser de volumen, dependiendo de la empresa con la que nosotros negociemos, entonces el incremento puede ir entre el 33 y el 38 por ciento.

En el caso que mencionaba el licenciado Bartlett tenemos ya una ventaja competitiva muy importante gracias a la negociación que se hizo con Grupo Carso, donde el transportar el gas natural desde los Estados Unidos, un ducto que se tiene contratado allá también con ellos, desde la zona de Waha, hasta un punto específico que es Sásabe en México, costará hoy cerca de 12 por ciento más barato, que si lo trasladamos por un ducto de los Estados Unidos.

Ese es uno de los principales beneficios, una tarifa de transporte de gas natural, no solamente competitiva para México, sino más barata con respecto a nuestro competidor, bueno, a lo que serían los Estados Unidos.

Hubo algunas otras, como el caso del gasoducto marino, donde la tarifa además de ser plana nos permitirá tenernos a nosotros un ahorro de casi dos mil millones de dólares; y la tarifa que es plana pasaría, en términos generales a ser la tarifa más competitiva de transporte de gas natural, si la comparamos con lo que sería su ruta alterna, que sería la vía terrestre.

Aproximadamente la mitad de lo que, si la trasladamos por la vía terrestre en términos de centavos por gigajoule o por otro tipo de unidades como los MBTU, que son esas unidades de calor inglesas o los pies cúbicos, que también sería otro indicativo u otro indicador.

Esos fueron en general parte de los acuerdos. Cada una de las empresas tiene una tarifa específica porque tiene que ver no solamente con el kilometraje, sino con el volumen transportado, con la inversión realizada y eso fue lo que se reconoció con cada una de ellas al momento de realizar la negociación específica; es decir, cuánto podría transportar en términos de unidades, que puede ser un MBTU, por ejemplo, por cada kilómetro, por cada mil kilómetros, considerando la inversión que se realizaba en estos ductos.

Entonces, la reducción es sustancial, aproximadamente -ya lo comentaron aquí- cuatro mil 500 millones de dólares, seguimos negociando con la empresa Fermaca y esperamos llegar pronto a un acuerdo para que el monto o la cantidad se les pueda informar al final y pueda ser mayor y de mayor beneficio y de interés para la nación.

Lo que sí les podemos afirmar es que la ampliación del plazo no significó en ningún sentido ni en ningún momento una afectación para la CFE sino, al contrario, se aceptó porque las bajas tarifas o por el volumen o por el plazo nos permitían a nosotros tener garantía de este acceso al gas natural no sólo por 25, sino por 30 o 35 años.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pero no te vayas todavía.

A ver, estaba en un precio la tarifa con Carso en el contrato, 70…

MIGUEL SANTIAGO REYES HERNÁNDEZ: 77.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: 77.

MIGUEL SANTIAGO REYES HERNÁNDEZ: En promedio, sí.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: En promedio, ¿cuánto baja con el mismo tiempo del contrato, los 25 años? De 77 ¿a cuánto bajó?

MIGUEL SANTIAGO REYES HERNÁNDEZ: Bajó en promedio a 47.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A 47. ¿Cuánto baja cuando se amplía el plazo y el volumen?

MIGUEL SANTIAGO REYES HERNÁNDEZ: En el caso de Grupo Carso no se amplió el plazo, solamente se amplió el volumen. Si consideramos el volumen original, se amplió… son 472 millones de pies cúbicos, y ahí el precio sería a 51 centavos, y aumentando el volumen 40 por ciento; entonces, ese aumento de volumen baja a 40 centavos, es decir, no es mayor el precio, sino es menor, lo que da un promedio, considerando las dos cantidades, de 47 centavos, y una reducción en promedio del 38 por ciento.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Eso era lo que quería, eso era.

Bueno, una más y ya terminamos.

GERARDO KURI KAUFMANN, CONSEJERO DE GRUPO CARSO: Señor presidente, quería aquí.

INTERVENCIÓN: Tenemos unos comentarios.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver, cómo no.

GERARDO KURI KAUFMANN: Buenos días.

Aclarando un poco la situación de Grupo Carso. Nosotros tenemos un ducto que nominalmente -como lo explicó Miguel Reyes- tenía 77 centavos. La diferencia entre nuestro ducto y algunos otros, que nuestro ducto tenía un comparable con Estados Unidos, que sale de Waha, que es el lugar con el gas más barato del mundo, y que llega hasta México.

Entonces, para compararlo con CFE, se hizo el ejercicio desde Waha hasta el punto. Y la diferencia resultaba que por México salía más caro. Lo que hicimos fue un esfuerzo en el cual a la par resolvimos la solución de una capacidad adicional que requería la CFE para hacer funcionar otros gasoductos, pero equiparablemente son muy complicados porque El Paso es una carretera de 10 carriles, cinco de ida y cinco de vuelta, y el nuestro es uno de dos carriles que atraviesa una sierra, es decir, El Paso es una súper línea de gas que llega hasta California, abastece a Arizona, sale de Texas, tiene diferentes ramales y abastece ciudades; y el nuestro es una carretera que conecta dos gasoductos para llevarlo.

De lo que podemos estar muy contentos es que hoy en día es más barato ya llevarlo por México que usar la ramal a Estados Unidos.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Una más. Contigo terminamos.

Además, el tema no se cierra, es expediente abierto; es decir, se sube toda la información y seguimos.

PREGUNTA: Daniel Blancas, de Crónica.

Aquí se ha hablado de que vivimos una nueva época -y también no quisiera perder el tono festivo de este acuerdo- pero creo que vale la pena preguntarles a los empresarios si este acuerdo es un reconocimiento de ustedes, del empresariado, de que, aprovechándose de las facilidades de gobiernos anteriores para hacer negocios a costa de recursos públicos, se cometieron abusos.

Esa es una pregunta para el empresariado.

Y la otra pregunta es: con este acuerdo en el que ellos siguen como dueños de los gasoductos, si ustedes van a pagar el transporte, ¿quién se hará cargo de evitar el huachicol, el robo de combustible?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, a ver, Carlos.

CARLOS SLIM HELÚ: Bueno, primero, es distinto, me imagino huachicolear gasolina que gas, el gas no sé cómo se huachicolea, pero no sé.

En respecto a que fueron abusos. Totalmente falso, fueron proyectos en los que no hubo corrupción. En nuestro caso lo confirmo y lo firmo y lo que quieras.

Y ya señalaba yo que hay un problema de las formas de pago; en los anteriores los pagos eran crecientes y en este los pagos son planos. ¿De acuerdo? Primer punto.

Entonces, los ahorros están considerados a valor nominal no a valor presente.

Ahora, con las tasas de interés bajas que hay, pues sí conviene hacer pagos actuales.

Ahora ¿qué le conviene a la empresa con respecto al contrato anterior?

En el contrato anterior eran pagos crecientes, en la propuesta y en el acuerdo de hoy son pagos parejos. Eso significa que podemos negociar mejores condiciones con los bancos, porque nuestro flujo es mayor. En lugar de recibir 100 pesos recibimos 200 y antes recibíamos 100 pesos y luego recibíamos 300 dentro de 15 años.

Entonces, desde el punto de vista financiero nos permite conseguir más crédito a mejor tasa el acuerdo actual y nos permite hacer más proyectos.

Lo que habría que hacer es estudiar cuáles son las consecuencias o cuáles son los costos, dependiendo de las tasas de interés del mercado. Hoy que la tasa es muy baja, como señalaba yo, es conveniente que sean pagos parejos; cuando las tasas de interés son muy altas, pues conviene diferirlos y tener esa circunstancia. Entonces, hay que hacer esa consideración.

Respecto a los otros. Lo que comentaba de El Paso, Gerardo. El Paso es un ducto de 42 pulgadas, éste es de 36, obviamente la otra tiene más capacidad y la renta barata que se le hizo en ese tramo a CFE fue porque fue una venta marginal, porque tiene 42 por ciento más compresión duplica la capacidad.

Y en el caso en el que le cobra muy caro es cuando lo baja de El Paso a México. Ese era excesivamente caro, cuando el otro era barato porque eran costos marginales. Entonces, no hay ningún aprovechamiento, no hubo ningún aprovechamiento y vale la pena que lo estudien a fondo y estamos a su disponibilidad para aclarar cualquier cosa que se les ofrezca.

INTERLOCUTOR: Me gustaría que diera, sobre este tema, otro de los representantes del empresariado otra perspectiva, otra lectura sobre esto que pongo en la mesa.

CARLOS SALAZAR LOMELÍN: Bueno, yo vuelvo a reafirmar el comentario de Carlos Slim. Definitivamente los acuerdos no tenían una situación de ilegalidad, ni de corrupción. Aquí lo que estamos viendo es la búsqueda por parte de la Comisión Federal de Electricidad de unas mejores condiciones.

La dificultad de explicarles a ustedes estas condiciones -y yo quisiera que nos entendieran esto- es que las tarifas dependen de las distancias, de los diámetros de los tubos, de la orografía de los terrenos y del volumen, al final, que se mueve en cada uno de estos ductos. Por eso la comparación a nivel de todos es compleja y por eso la mejor manera de poder ubicar donde están los ahorros es con la información que el licenciado Bartlett nos comparte.

Si ustedes agarran esto a valor nominal se están ahorrando cuatro mil 500 millones de dólares. Si nosotros proyectáramos los servicios que iba a necesitar la Comisión Federal de Electricidad en toda la vida de los contratos, tendríamos 21 mil millones de dólares.

Entonces, esa es la relación de ahorros que se obtiene cuando tú ya le quitas el factor diámetro, el factor orografía, el factor volumen y el factor evidentemente de las diferentes complejidades que cada una de las compañías enfrentó para obtener tasas de interés distintas, estructuras de capital diferentes; y en función de eso es por lo cual las compañías duraron dos meses dialogando.

Este es un acuerdo enormemente complejo y por eso creo que la resultante definitivamente la podemos tomar como un ganar-ganar.

Pero creo que visualizar de que aquí hubo un alguien que pierde y alguien que de alguna manera aprovecha, creo que esos adjetivos no están en esta reunión, porque definitivamente lo que hay que comunicar es que tanto la Comisión Federal de Electricidad gana, las compañías ganan, pero lo más importante: México gana.

INTERLOCUTOR: Pero, entonces, ¿dónde queda la autocrítica?

CARLOS SALAZAR LOMELÍN: ¿Perdón?

INTERLOCUTOR: Sí, ¿dónde queda, digamos, la revisión del pasado, la autocrítica sobre lo que se hizo y no se hizo?, aprovechándose de las facilidades que otorgaba el gobierno anterior.

CARLOS SALAZAR LOMELÍN: Bueno, yo no vería el asunto como una autocrítica, vería definitivamente como una ventaja sobre lo que haces. Uno siempre puede prosperar, y sobre lo que uno recibe siempre puede uno tener una mejora.

Yo creo que aquí lo que había recibido la Comisión Federal de Electricidad lo está mejorando. Y lo que yo vería más bien es un proceso de mejora, que un proceso de crítica.

INTERLOCUTOR: Muchas gracias.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, yo termino con este epílogo, concluyo diciendo que se gana porque la Comisión Federal de Electricidad logra mejores tarifas; es decir, esto va a beneficiar a los usuarios, a los consumidores, porque nos va a permitir no aumentar, mantener la política de no aumentar los precios de la energía eléctrica.

Para dejarlo muy claro, ganamos porque se reduce el costo de las tarifas en el transporte del gas y esto va a repercutir en que se produzca energía eléctrica con menos costos y no aumenten las tarifas.

Ganamos también -y esto es muy importante- porque nos evitamos un pleito que nos hubiese significado ir a tribunales internacionales, un pleito que se va a dirimir en varios años y que iba a generar una atmósfera de desconfianza hacia el gobierno y hacia México en momentos que necesitamos que se tenga inversión, tanto nacional como extranjera, para que se logre un mayor crecimiento económico.

Quedó pendiente por ahí -y así termino- decirles que nuestra política económica tiene cuatro acciones fundamentales:

Primero, el fortalecer la economía popular, la micro economía. Eso lo estamos logrando, porque hay una derrama económica abajo como nunca se había visto.

Hay una feliz coincidencia de que están aumentando como nunca había sucedido las remesas, lo que envían nuestros paisanos a sus familiares, nuestros héroes vivientes; se calcula que este año se van a recibir alrededor de 35 mil millones de dólares y es un dinero que llega abajo, hasta los pueblos más apartados.

Y esto coincide también con una derrama económica por los programas de Bienestar, que significan hasta ahora cerca de 200 mil millones de pesos. Nada más imaginen que hoy están trabajando, sembrando 200 mil campesinos que tienen empleo permanente, que están sembrando más de 500 mil hectáreas.

Cuando visito los pueblos en estos tiempos, como pregunto, soy mirón profesional, estoy preguntándole a los de las tiendas, les pregunto a los carniceros, hace poco fui a Chiapas, le preguntaba yo a un carnicero, mataba una res los domingos y se le quedaba la carne, ahora está matando dos a la semana, una el jueves y otra el domingo y termina la carne. Esa es la economía popular, esa nos importa mucho, eso incluso se puede medir hasta en el consumo de tiendas departamentales. En economía popular, bien.

Lo segundo es el impulso a la economía con proyectos de desarrollo regional, todo lo que se está haciendo en el sureste. Ya se contrató la ingeniería básica para el Tren Maya, ya se está trabajando en el Istmo, se está ampliando el puerto de Salina Cruz, se está ampliando la carretera en el Istmo, se están rehabilitando las dos refinerías, la de Minatitlán, la de Salina Cruz, ya empezó el trabajo del nuevo trazo del tren de Coatzacoalcos a Salina Cruz. Esos proyectos son importantes.

Ya, como decía, se inició la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, estamos por iniciar el aeropuerto de Santa Lucía. Todo esto ayuda mucho, estos proyectos, porque vamos en sociedad con la iniciativa privada.

El caso del Istmo, se van a proyectar parques industriales, vamos a tener gas, precisamente el gas marino, porque tenemos los ductos desde Coatzacoalcos a Salina Cruz.

Vamos a promover parques industriales en toda la franja del Istmo y va a haber inversión privada nacional en el caso del Istmo, por cuestiones de soberanía va a predominar la inversión pública y privada nacional.

Pero esto es lo segundo, que ya va caminando.

Cuesta trabajo porque se tiene que cumplir toda la normatividad y a veces hay demasiadas trabas, son procedimientos y requisitos muy engorrosos, pero hay que cumplirlos para avanzar.

Lo tercero es el dar facilidades para la inversión privada. Aquí adelanto que hemos estado hablando tanto con Antonio del Valle, como con Carlos Salazar, por iniciativa de empresarios que están participando en efecto, en la elaboración de un plan nacional de infraestructura, eso es muy importante. Pronto va a darse a conocer este plan, son muchísimos proyectos, como lo mencionó Carlos Slim. Eso sería lo tercero.

Recapitulando: economía popular; segundo, proyectos impulsados por el Estado para el desarrollo regional; tercero, apoyo a la inversión privada.

Cuatro, el seguir promoviendo la llegada de inversión extranjera y el comercio exterior, que esto está creciendo de manera natural, está creciendo el comercio exterior y tenemos condiciones muy favorables que se van a fortalecer con el Tratado de Libre Comercio.

Yo espero, tengo información, de que se va a aprobar el Tratado de Libre Comercio y esto nos va a ayudar mucho, nos va a anclar, va a fortalecer mucho nuestra economía. Esas son las acciones que estamos llevando a cabo, vamos bien.

Y están invitadas e invitados, porque el día 1º de septiembre, el domingo próximo vamos a informar a los mexicanos sobre cómo vamos, cuáles son los avances que tenemos en cada uno de los campos de la vida pública.

Y de verdad, de verdad, hoy es un día muy importante por este acuerdo que logramos en bien de México, en bien de la nación. Y muchas gracias a todas y todos.

¿Quieren una foto? Sonrían a las cámaras.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment