Porque me molestan los reportes incompletos y distorsionados, aquí el texto íntegro de la Conferencia sobre el #COVID19mx del 17 Mzo. 2020 @SSalud_mx

Publicado el marzo 18, 2020, Bajo Ciencia y Salud, Video, Autor MonaLisa.


Conferencia encabezada por José Luis Alomía, director general de Epidemiología, y Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), desde Palacio Nacional
Autor: Presidencia de la República, 17 de marzo de 2020

Al martes 17 de marzo hay 93 casos confirmados, 206 sospechosos y 672 negativos o descartados.

Versión estenográfica | Conferencia de prensa. Informe diario sobre coronavirus COVID-19 en México

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA, DIRECTOR GENERAL DE EPIDEMIOLOGÍA: Muy buenas noches a todas y todos los presentes. Muchas gracias por estar aquí siempre puntuales para tener nuestra conferencia de prensa en el marco de COVID-19.

El día de hoy me acompaña el doctor Ruy López Ridaura que, como ya ustedes saben, es el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, pero además también es el coordinador del componente de acción dentro del Comité Técnico de Enfermedades Emergentes.

Tiene que ver precisamente con la parte financiera, administrativa y que es el componente donde se ha estado trabajando todo el tema de la estimación de la carga de enfermedad para los diferentes escenarios, para las diferentes presentaciones clínicas que se esperan tengan los pacientes y, por lo tanto, con esa información poder realizar también a la par una estimación de cuáles son las necesidades que se requieren para poder en su momento, y de llegar o pasar por los escenarios previstos, poder estar siempre listos para atender a estos pacientes.

El doctor va a enfocar una presentación extensa y con mucha información que, creo, va a ser relevante, no solamente para ustedes, sino lógicamente para la audiencia que nos escucha esta noche.

Pero antes de darle el espacio al doctor López Ridaura, como es costumbre de todos los días, vamos a presentar el panorama internacional y nacional para ver cómo está avanzando la situación de COVID-19 en México.

Si me permiten, me voy a parar para tener más cobertura. Bien, estamos prácticamente por llegar a nivel mundial a los 180 mil casos. Como ustedes pueden ver, la mayor cantidad de estos casos se dio en las últimas 24 horas, que son las que vemos aquí de este lado. Sigue siendo el continente europeo, con prácticamente el 70, 72 por ciento de la carga de enfermedad nueva, es decir, es el continente europeo el que actualmente está presentando lo que nosotros aquí hemos denominado escenario tres o también conocido como la fase epidémica.

Las Américas en su momento empieza ya también ya a despegar con su carga y con su intensidad de casos. Como vemos en el día de hoy, hay un incremento de dos mil 234 casos nuevos confirmados en las Américas y, bueno, esto es una situación que va a estar precisamente moviéndose día con día de esa manera.

¿Cómo estamos específicamente en México?

Si vemos la segunda diapositiva, pueden ver que los casos confirmados son de 93, por lo tanto son 11 nuevos casos que se suman en un lapso de 24 horas, tenemos todavía una buena cantidad de casos sospechosos, que es de donde podrían salir los confirmados de mañana, estos son de 206, pero también tenemos ya 672 casos descartados que han tenido un resultado negativo.

En el mapa, precisamente el mapa tiene la intención de que ustedes puedan identificar cuáles son los estados, que son precisamente los que tienen el color rojo, que en este momento tienen al menos un caso o más casos confirmados.

La totalidad de ellos los van a encontrar ustedes en la tabla resumen, que también se publica todos los días en la página, donde ustedes pueden encontrar información de cuántos casos para cada estado, puedan encontrar la fecha de inicio de síntomas de cada uno de estos casos, el antecedente de viaje, si es que lo tuvo, de cada uno de estos casos, su fecha de llegada a México, si es que es una persona que venía de fuera. Entonces, esa información está completamente descrita en la tabla resumen de casos.

Igualmente, en un color naranja pueden ustedes encontrar aquellos estados que tienen no un caso confirmado en este momento, pero sí tienen casos sospechosos, lo que quiere decir que mañana o en los siguientes días pudieran, entonces sí, confirmar finalmente un caso.

Y, bueno, ya veíamos ayer cómo Campeche se sumaba con un caso sospechoso, pero que está en verde, porque entonces quiere decir que ese caso fue negativo, por lo tanto, está con esa coloración.

Si vemos un poco los pays que hemos estado ya implementando estos gráficos en las últimas presentaciones, podemos ver que la mayor proporción de casos ha sido del sexo masculino, el 61 por ciento específicamente.

Cuando estos casos llegaron a demandar atención médica, el 88 por ciento recibió esa atención médica de manera ambulatoria, es decir, en un nivel de atención que no requiere de ser hospitalizado o ingresar a un servicio de urgencias, como sí lo requirieron el 12 por ciento de los casos.

Ahora, independientemente de cómo hayan estado al inicio, es decir, ese 88 por ciento, la gran mayoría que fue ambulatorio, que no requirió hospitalización y un seguimiento mayor, el pay de abajo nos muestra cuál es el estado actual de los casos positivos de esos 93 casos que se han confirmado.

Podemos ver que el 86 por ciento se mantuvo ambulatorio o continuó ambulatorio, es decir, no requirió de hospitalización; la diferencia, que sería lógicamente el 14 por ciento, sí requirió de hospitalización, pero el nueve por ciento a su vez se mantuvo en un hospital en sesión establece; es decir, no son casos graves, son casos que igual fueron ingresados para observación, para dar un seguimiento más puntual a lo mejor porque tenían una comorbilidad o un factor de riesgo que había que vigilar de más cerca, pero se mantuvieron o se han mantenido estables, es otro nueve por ciento.

Los que se consideran graves como tal vendrían a ser solamente este dos por ciento que en su momento está, digamos, sí en una situación más delicada y que requiere de una mayor valoración.

Y, finalmente, estamos hablando también de un tres por ciento de casos que se dio o se considera ya como recuperado totalmente, recordando que dentro de este 86 por ciento se tienen muchas personas, la gran mayoría de ellas en este momento más de la mitad ya se encuentran asintomáticas en una fase de recuperación o sus signos y síntomas son bastante leves, los similares a lo que pudiera ser un catarro o una gripa fuerte.

La mediana de edad, es decir, de todos estos 93 casos tiene una mediana de 44 años y el rango va desde los 18. El caso que menos edad ha tenido o más joven ha tenido 18 años y la persona que más edad ha tenido al enfermar ha tenido 80 años. Ese es el rango de la edad de los 93 casos.

Si vemos la siguiente es precisamente el seguimiento y estudio de contactos. Este gráfico representa a 373 contactos de los casos confirmados, de los cuales el 91 por ciento se ha mantenido asintomático, o sea, son contactos que no han desarrollado sintomatología, pero un nueve por ciento de esos 373 sí presentó sintomatología.

Al presentar sintomatología por ser contacto de un caso confirmado, entonces se convierten inmediatamente en casos sospechosos, o sea, dejan de ser ya contactos, se convierten en casos sospechosos y por lo tanto ingresan al protocolo de estudio.

Como este nueve por ciento de sintomáticos ingresó al protocolo de estudio, ese nueve por ciento representan 34 contactos; de esos 34 contactos, nueve fueron positivos a SARS-CoV-2, o sea, tenemos nueve contactos de casos importados que fueron positivos; por lo tanto, estos nueve se convierten en casos asociados a importación.

Ya es esa transmisión en su momento que hay, de un caso importado a una persona a nueve personas que no habían viajado al extranjero, son nueve personas que estaban en el círculo de contacto de esos casos confirmados que en el hoy son ya casos confirmados de COVID-19, pero a su vez son casos asociados a importación.

Si recuerdan, en función de la definición de los escenarios, eso todavía se mantiene dentro de un escenario uno. Escenario uno es casos importados, casos asociados a importación, como estos nueve que tenemos aquí; y además brotes familiares, porque lógicamente estos nueve casos asociados a importación pueden estar en un momento determinado integrados en la familia o las personas más cercanas al caso importado. De estos nueve casos, solamente tenemos un brote familiar identificados, es decir, contacto directo y además familia del caso importado.

Entonces, con la información hasta el momento continuamos en escenario uno, pero lógicamente siempre ya pensando que estamos en un proceso de transición, porque en la medida, como ustedes han visto, que se incrementa la carga de casos importados y se va incrementando la carga de casos asociados a importación, entonces tarde que temprano empezamos a tener ya los casos de segunda o más generación, que son los que van a marcar el inicio de la fase dos.

La fase dos todavía tiene una temporalidad esperada en donde si este es el inicio la fase dos empieza ya en su momento realmente a caracterizar por la presencia de brotes comunitarios, estamos hablando ya de una transmisión que empieza a dispersarse y que esa dispersión hace que tengamos a lo mejor brote en una escuela, un brote en una oficina, un brote en una escuela, un brote en una colonia y así, medida que va creciendo, estamos transitando el escenario dos y paulatinamente podríamos llegar a un escenario tres.

Este sería el panorama para el día de hoy. Entonces, ahora sí le cedería el tiempo al doctor Ruy López Ridaura, para que nos comente ampliamente sobre lo que ha sido el trabajo de las últimas semanas en relación a la estimación de los insumos necesarios para atender esta epidemia.

RUY LÓPEZ RIDAURA, DIRECTOR GENERAL DEL CENTRO NACIONAL DE PROGRAMAS PREVENTIVOS Y CONTROL DE ENFERMEDADES (CENAPRECE): Muchas gracias, doctor José Luis Alomía. Buenas tardes.

Voy a presentar un avance de lo que ya hace tal vez un par de semanas también mencioné como la estrategia general para la estimación y compra de los insumos.

Esto es lo que hemos venido trabajando desde las últimas tres o casi ya cuatro semanas en el cálculo de esta demanda sectorial para su compra también centralizada.

El objetivo, nosotros formamos un grupo de trabajo dentro del Subcomité de Enfermedades Emergentes, un grupo de trabajo técnico, financiero, que el objetivo principal es vincular lo que estamos recibiendo de los grupos de expertos clínicos que están alineando los diferentes insumos en los diferentes pasos de atención con los componentes financieros para lograr su compra financiera, su compra de manera central.

Una parte importante de lo que empujamos desde un inicio es el poder definir una metodología común que todas las instituciones siguieran para que esta demanda sectorial estuviera armonizada con un protocolo específico y con esto ya tener en cuenta lo que pudiese comprar el sector.

Estos fueron los pasos que seguimos:

El primer paso fue estimar la necesidad, estimar la carga de la enfermedad por los diferentes niveles de gravedad: ambulatorio, hospitalizados y críticos.

En un segundo momento, definición armónica de los insumos para cada uno de los procesos de atención.

En el tercer momento, que también voy a describir más adelante, fue la metodología para ver cómo vamos a distribuir estos insumos, tanto entre las diferentes instituciones como en las diferentes entidades federativas.

Y el último paso es la investigación de mercado, abasto y compra de los insumos.

Les voy a contar un poco lo que les comenté también hace ya un poco más de dos semanas acerca de cómo hicimos un primer cálculo de la necesidad como para definir el monto de insumos que compraríamos en una primera instancia.

Lo que usamos fue una tasa de ataques, una tasa de ataque que se ha venido observando en diferentes regiones, pero específicamente usamos la tasa de ataque observada en la provincia de Hubei, donde a la mitad de la epidemia venían presentando que más o menos 0.1 por ciento de la población general había enfermado y, por lo tanto, asumiendo que estaba a la mitad de esta curva epidémica, que también ya ha descrito extensamente en conferencias previas, asumimos que la carga de toda la curva epidémica podría llegar al menos a 0.2 por ciento de la población general, esto quiere decir aproximadamente 250 mil pacientes que presentan enfermedad.

De estos 250 mil, estimamos que alrededor de un 70 por ciento van a buscar atención. Digo, hemos insistido en las diferentes estrategias el pensar que, si son síntomas leves, si son personas que no tienen los grupos o factores de riesgo que pueden llegar a complicarse, una de las mejores estrategias es poder quedarse en casa y que la gran mayoría de estos casos se van a resolver de manera espontánea.

Entonces, pensamos que un 70 por ciento de estos van a buscar atención y esto más o menos estamos estimando 175 mil 459.

De este universo de 175 mil, ahora sí los distribuimos por las diferentes proporciones que se han visto en varias poblaciones, especialmente en el reporte extenso que se hizo sobre China, es un reporte conjunto entre la OMS y el gobierno de China, y estimaron que un 80 por ciento de estos pacientes que buscan atención tienen enfermedad leve y, por lo tanto, pueden seguir su tratamiento de manera ambulatoria, aproximadamente 140 mil de los que estimamos, 14 por ciento de ellos van a requerir hospitalización o pueden requerir hospitalización, pero sin un estado crítico que lo lleve a una unidad de terapia intensiva y estos son aproximadamente 24 mil 564 pacientes.

Por último, la proporción de mayor gravedad, que es este seis por ciento, representaría la estimación que tenemos de pacientes que pueden requerir tratamiento en terapia intensiva y muy posiblemente con apoyo ventilatorio.

Una vez con esta demanda, también el siguiente paso fue el definir los insumos, los insumos que tienen que ser calculados por paciente, en gran mayoría de las ocasiones.

En general hicimos por los diferentes niveles de gravedad, lo que decimos: bueno, de los pacientes ambulatorios hay una serie de insumos, tanto de equipos de protección personal para los médicos que atienden a los pacientes, medicamentos y una serie de otros insumos, también de higiene y de lavado de manos.

En general, esto lo calculamos por evento. Dado que son ambulatorios, la gran mayoría van a requerir solamente un encuentro con el personal médico. Entonces, son insumos de protección personal y también insumos para la toma de muestra.

En aquellos pacientes que requieren hospitalización, que son 20 por ciento, ya sea en camas de hospital general o en terapia intensiva, lo que también calculamos son insumos para la toma de muestra por evento, porque solamente teníamos pensado tomarle una vez la muestra.

Insumos de protección personal para el equipo médico, que sí se calculan por día, por paciente por día de hospitalización, para el caso de pacientes que están hospitalizados se estimó un promedio de cinco días de hospitalización, que es lo que se ha venido o se ha observado en otras poblaciones.

Y para aquellos pacientes en terapia intensiva se estimó un promedio de 10 días de hospitalización y con eso pudimos calcular todos los insumos que se requieren, ya que los tenemos por paciente, por día de hospitalización.

También tenemos una serie de insumos que son medicamentos y muchos otros consumibles que se usan en la atención, consumibles que se usan en la terapia respiratoria, en la inhaloterapia, una serie de insumos necesarios para la atención, también esto lo calculamos por paciente.

Y como aquí no todos los pacientes van a requerir eso, pusimos además un porcentaje de paciente que lo pueden llegar a necesitar.

Y también tenemos una serie de equipamiento ya de terapia intensiva especialmente monitores, ventiladores, que estos se calculan un poco pensando en esta reconversión hospitalaria de tener que incrementar las camas hospitalarias de terapia intensiva.

También tenemos todos los insumos que se requieren para diagnóstico y para el diagnóstico son todos los que se requiere en el Indre, pero no solamente en el Indre, sino en el resto de los laboratorios, tanto los laboratorios estatales de salud pública, que también ya se han descrito en varias ocasiones, como los laboratorios de apoyo para la vigilancia epidemiológica, que son varios laboratorios, especialmente, o muchos de ellos en los institutos nacionales de salud, pero también en algunas instituciones de mayor nivel en el IMSS y en el Issste.

Solamente para recordarles, entonces, lo que estamos tratando de calcular cuando hablo de estos 250 mil pacientes, lo que estamos pensando ya es en un escenario tres, con una dispersión epidémica, que es lo que se observaba en ese momento en la provincia de Hubei; entonces, mucho de lo que estamos estimando es para este posible escenario tres.

Ahora, vamos a ver cómo vamos a distribuir. Entonces, lo que hemos propuesto y se ha propuesto en el subcomité y ha sido aprobado por las instituciones, es que tengamos una… asegurar que se cubran los escenarios uno y dos.

Mucho de la cobertura del escenario uno, bueno, todo el escenario uno está cubierto con los insumos que actualmente se tienen en las diferentes instituciones y muchas de las instituciones pueden con los insumos que se tienen por las compras anuales, pueden cubrir perfectamente el escenario dos, pero de todas formas estamos calculando el distribuir 20 por ciento de la necesidad de cada estado o de cada institución en una primera distribución.

También pensamos para que tengan un soporte para un posible escenario tres o donde se vaya presentando el poder distribuir 40 por ciento de esta demanda del escenario tres, un 40 por ciento adicional para que tengan lo suficiente para, en el caso de que tengan una dispersión epidémica en el estado, en la institución tengan los insumos necesarios para la atención.

Esto quiere decir que en principio estamos pensando distribuir 56 por ciento de la compra a los estados e instituciones y reservar un 44 por ciento de esta compra inicial de manera de una reserva estratégica, es decir, que cuando ya se haya, se tengan insumos en todas las entidades e instituciones, poder tener una cantidad de insumos suficientes para, donde se vaya presentando el problema de mayor gravedad o de mayor dispersión epidémica, podamos distribuir específicamente a estos lugares.

Hemos diseñado también un sistema que nos va a permitir monitorear de manera casi en tiempo real o prácticamente en tiempo real tanto la necesidad de los insumos como las existencias que van teniendo cada una de las instituciones y/o entidades federativas.

El siguiente paso fue establecer el mecanismo de compra, y aquí es donde colaboramos muy cercanamente y esto ya también lo mencionó el doctor López-Gatell hoy en la mañana, muy cercanamente con el Instituto de Salud para el Bienestar.

El Instituto de Salud para el Bienestar será encargado de coordinar esta compra y se utilizarán fondos del Instituto de Salud para el Bienestar para la adquisición de todo el sector. La idea es trabajar conjuntamente en los otros como grupo de trabajo de parte del Subcomité de Enfermedades Emergentes con ellos.

Nosotros, como equipo técnico, definimos la lista de insumos, definimos esta metodología para calcular y también hemos conformado un equipo de especialistas multiinstitucionales que van a revisar cada uno de los insumos para asegurar que sean de la calidad que se está definiendo en los lineamientos.

Entonces, actualmente estamos recibiendo muestras de los diferentes proveedores, se revisan y solamente entrarían a la compra aquellos insumos que están evaluados de manera positiva por este grupo técnico.

El Insabi a su vez identifica los diferentes proveedores, cada insumo que se compra va a estar evaluado por estos equipos técnicos y la idea, y se ha ido consultando, ya llevan al menos una semana, un poco más de una semana identificando todos los proveedores y a cada uno de ellos se les está pidiendo definir lo que tienen como para entrega inmediata, como para próximos meses en cuanto a producción para los siguientes meses.

La idea, ahora con la evaluación que hemos tenido de mercado para cada una de las claves, dividiendo en estos grandes apartados claves de diagnóstico, claves para equipos de protección personal, claves para higiene de manos y desinfección, claves para equipamiento en terapia intensiva y claves de medicamentos.

Esto es el porcentaje de proveeduría que hemos identificado y se… digamos que están gran parte o una parte muy importante de las claves ya tenemos identificado, y en algunos hasta ya adjudicadas las primeras compras que se están haciendo en esta misma semana.

Esto también lo presentó el doctor López-Gatell en la mañana. Hemos hecho un cálculo de esta compra total para cada uno de los diferentes rubros. Esta tabla lo que tiene son los diferentes rubros que se utilizan, tanto para diagnóstico, para atención médica en los diferentes niveles, personal, equipos de protección personal, equipamiento de terapia intensiva, insumos para higiene de manos y desinfección, y cada uno con las diferentes claves o número de claves de insumos que pertenecen a cada grupo y más o menos la estimación que tenemos con los precios de referencia que tenemos actuales de este monto y el monto que tenemos estimado es de aproximadamente tres mil 500 millones de pesos.

Esto es lo que tengo que reportar y estaré atento a cualquier pregunta.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Muchas gracias doctor López Ridaura.

Vamos a la parte de preguntas y respuestas. Vamos a empezar ahora de la parte de atrás y vamos a empezar a venir adelante. De todas maneras, todos los días vamos a tener oportunidad de contestar preguntas. Allá tenemos una mano y luego seguimos con el compañero.

PREGUNTA: Gracias. Alejandro Alemán, de Medicina Digital.

Es muy oportuna esta tabla que están presentando de los insumos que se van a requerir.

La pregunta es: ¿en el presupuesto de 2020 no estaban ya considerados parte de estos insumos?

Y lo pregunto no de gratis, el día de hoy en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias hubo un movimiento de los trabajadores que pidieron, incluso sacaron al director del instituto, porque tienen formas de trabajo que uno nunca se imaginaría que hay.

No hay protocolos, se quejan de que están trabajando con todo y que están llegando los enfermos de coronavirus, de que no tienen guantes, de que no tienen googles, de que no tienen batas.

Eso ya no es un asunto de la emergencia, estamos hablando de que están atendiendo a tres enfermos, pero estamos hablando de algo más grave, estamos hablando de que ese es un hospital que atiende enfermedades infectocontagiosas.

Entonces, no es posible que nuestros trabajadores, los trabajadores de la salud estén en esas condiciones trabajando y que aquí se hagan los planes, se vean muy bien, se vea muy bonito, se hable tres mil 500 millones de pesos y la verdad es que queremos ver que efectivamente se apliquen.

Muchas gracias.

RUY LÓPEZ RIDAURA: Muchas gracias por la pregunta. Creo que es muy importante y creo lo importante es aclarar que sí, en efecto, gran parte de estos insumos son los mismos insumos que se utilizan para la atención y vigilancia de la estación de influenza.

Y en principio todas las instituciones tuvieron compras, tanto del año pasado como en este año para gran parte de los insumos; entonces, esto es muy importante que se aclare.

Y para, como usted menciona, para la cantidad de la carga que estamos teniendo en este escenario, un escenario uno con casos importados, claramente todos… y además hemos ido verificando con las instituciones, hospitales acerca de lo que tienen en almacén, lo que tienen en bodega y todos han reportado una suficiencia de equipo para esta pequeña parte inicial del escenario uno.

Sin embargo, digo, reconocemos también en gran parte de la atención, uno de los aspectos que tal vez nos preocupaba más era la parte de la ventilación, de los ventiladores mecánicos, porque ahí sí está reconocido que tenemos un rezago histórico de ventiladores que se necesitan recuperar.

El IMSS hizo una compra importante a finales del año pasado y muchos de los servicios estatales ya nos habían ido identificado la necesidad que tenían de ventiladores; también ya teníamos programado el fortalecimiento dentro del Insabi de los diferentes hospitales en los servicios estatales de salud.

Y eso es lo que estamos esperando, de recuperar esta brecha, tener los ventiladores suficientes, que también posiblemente de manera estratégica podamos ir moviendo de acuerdo a la necesidad.

Entonces, sí, digo, me enteré de este problema en el INER, pero te digo y hablando también con el director tenemos entendido que sí hay los insumos.

Sí se necesitan más insumos, el INER es un punto crítico en el sentido que muchas personas de la sociedad identifican al INER como si fuera el hospital encargado de atender, ya hemos aclarado de que todos los hospitales tienen la capacidad para la atención, pero sí sabemos que el INER es un hospital que va rápidamente a tener mayor necesidad.

Y de esta compra que estamos teniendo esta semana, posiblemente mucho se vaya a los institutos y a los diferentes lugares en el día de hoy tenemos ya una demanda importante.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Me gustaría sólo complementar que el doctor Jorge Salas Hernández, el director general del INER, tuvo una reunión hoy día con las personas que en su momento llevaron las diferentes observaciones.

Ellos han integrado un plan al que han denominado un plan de 25 pasos para poder empezar a atender y a resolver todas estas observaciones y en su momento las necesidades. De hecho, es un documento que yo creo que a través de las áreas de comunicación social se podrá tener acceso, en donde paso por paso y la primera etapa viene con fecha de hoy, es decir, empiezan ya con los primeros pasos para poder caminar en la solución de cualquier problemática que en su momento pudiera haberse identificado.

Habíamos concedido aquí.

PREGUNTA: Qué tal. Osvaldo Córdova, de Contra Réplica.

Una precisión nada más. Ahorita esta lista de insumos que nos está dando ¿para qué tiempo estaríamos pensando?, o sea, si es que llegáramos a la fase tres.

Y la otra pregunta, ¿el sector salud sigue sin necesitar los 25 mil millones que han ofrecido en la Cámara de Diputados?, ¿cómo va ese asunto?

RUY LÓPEZ RIDAURA: Contesto la primera, como lo expliqué o traté de explicarlo, lo que estamos calculando es una primera estimación del escenario tres en su conjunto, todo el escenario tres con 250 mil potenciales casos.

Si esto se modifica, si vemos que la curva es diferente en lo observado, tenemos que estar conscientes que estas estimaciones son dadas o son calculadas con la información que tenemos en el momento, esto puede cambiar.

Entonces, si vemos que hay una mayor carga, pues vamos a tener que comprar más insumos; si vemos que hay una menor carga, pues estos insumos se quedarán como una reserva estratégica fortalecida.

Entonces, en principio esto está calculado para todo el escenario tres en su conjunto, como si todo el país entrara a un escenario tres con una curva epidémica completa.

Lo que hemos calculado, y ya también lo hemos descrito, es el tiempo que dure la curva epidémica, ya hemos dicho que al menos son 12 semanas lo que tenemos estimado como cálculo, pero también estamos conscientes que esto se puede prolongar.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Comentar que este cálculo precisamente se realiza… O sea, es muy importante tomar este dato y ver el marco en el cual se encuentra el dato, no quiere decir que solamente este número de personas son las que se van a infectar, recordemos que la tasa de infección es mucho más alta, el virus empieza a circular, empieza a colonizar las vías respiratorias de las personas, sobre todo las vías altas, pero no necesariamente todas las personas desarrollan la enfermedad.

Ya hemos visto los hallazgos de estos primeros casos que hemos tenido portadores que en su momento tienen la presencia del virus confirmada con una prueba de laboratorio positivo, pero son personas que durante todos los 14 días posteriores a su exposición no llegaron a desarrollar signos y síntomas de la enfermedad; y hay un grupo todavía mayor que, si bien es cierto, desarrolla signos y síntomas de enfermedad, estos son síntomas leves, estamos hablando a lo mejor de un dolor de cabeza, de un malestar de cuerpo, de un poco de tos, pero que resuelve en pocos días y esto hace inclusive que estas personas no lleguen necesariamente a demandar atención médica. Es un poco lo vemos en el hoy en las temporadas invernales.

No todas las personas demandan atención médica por un cuadro gripal, en un momento lo controlan o lo atienden en casa y a menos que haya un signo o síntoma importante que sí requiera de una valoración médica, entonces acude.

Entonces, por eso es importante decir que el monto sobre el cual está calculado los insumos para la atención médica está basado en ese número de personas que sí se estima vayan a demandar atención médica, que vayan a acudir a un centro de salud, a un hospital y que, por lo tanto, se requiera de un recurso específico para poderles da esta atención como tal.

Pasamos dos aquí y nos vamos por acá con la compañera, y nos vamos con la compañera que está allá y ahorita regresamos de este lado.

PREGUNTA: Buenas noches. Bet Birai Nieto, de Eje Central.

Sé que lo ha dicho en un par de ocasiones, pero me gustaría que fuera un poco más preciso. ¿Cuál es el plan de contingencia que están haciendo para cuando llegue el momento de implementar la fase dos?, ¿a cuánto asciende el presupuesto destinado para esta fase?

También si se va a compensar de alguna manera a las familias que viven al día como en Perú, además de 81 enfermos confirmados hasta ahora.

¿Y cuántas personas que hayan estado en contacto con ellos están todavía en cuarentena?

Eso es todo.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Claro con mucho gusto.

¿Quieres responder la primera parte del presupuesto?

RUY LÓPEZ RIDAURA: Esta estimación es para el presupuesto que tenemos de atención y, como dije, tenemos la posibilidad de incrementarlo en caso de que la carga de enfermedad sea mayor o dejarlo como una reserva estratégica de insumos en caso de que sea menor.

Todavía y ya se hizo el planteamiento ante el comité y estamos evaluando, es posible que se requiera mayor presupuesto en otras acciones, especialmente si es necesario la contratación de recursos humanos, si es necesario hacer reconversión hospitalaria, es decir, incrementar el número de camas de terapia intensiva, tenemos que tener también contratos adicionales para personal de salud, especialmente médicos y enfermeras que nos permitan la atención.

Esto también lo estamos calculando y en un futuro les podemos dar una estimación de cuánto para el caso de reconversión hospitalaria se va a necesitar.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: En relación a las personas que todavía estarían cumpliendo un resguardo domiciliario o estuvieran en una observación en el hospital recordemos que nuestros primeros casos se presentaron o fueron confirmados el 28 de febrero y estamos hoy día 17.

Entonces, si nosotros restamos los 14 días que en su momento al menos tendrían que estar estas personas en resguardo, pues entonces todas las personas que hubieran enfermado antes del 3 de marzo estarían ya en posibilidades o serían considerados ya de alta sanitaria.

Sin embargo, las personas que enfermaron del 3 de marzo hacia atrás son pocas, representan básicamente el 12, el 15 por ciento de todos los casos, lo que quiere decir que prácticamente el 85, 87 por ciento de los casos confirmados todavía en este momento están terminando sus fases de resguardo; y si a esto le sumamos los contactos, estas 373 personas que se convirtieron en contactos, estos todavía tendrían más días hacia adelante, porque el contacto en su momento se identifica no cuando se confirma el caso, se puede ir identificando en la medida que pasan los siguientes días y dentro de ese periodo de 14 días de resguardo, como tal.

INTERLOCUTORA: Para identificar a portadores asintomáticos, ¿eso cómo lo están viendo?, o sea, quienes ya tuvieron el virus, pero de alguna manera ya les pasó la infección y están basados en anticuerpos y los que detectan también material genético, esos test, que son obviamente sensibles ¿cómo los están manejando?, ¿cómo los van a implementar o cómo los están implementando?

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: En la actualidad, dado que son todavía pocos los casos confirmados, estaríamos hablando al día de hoy de estos 93, se está teniendo todavía el insumo para poder realizar un test al final del periodo de 14 días y entonces, al realizar el test, en base a comparar las cargas virales que había al inicio, cuando se confirmó a la carga viral o los test que en su momento hay cuando cumple los 14 días, o inclusive la negatividad completa de la segunda prueba, eso nos contribuye a dar la evidencia de la curación.

Ahora, es muy importante sí mencionar, se ha dicho en ocasiones anteriores, la prueba que se está utilizando es una prueba de biología molecular, que precisamente lo que busca es detectar el material genético del virus, no nos dice si el virus se encuentra activo, con capacidad de producir enfermedad, o es material genético que ya quedó en la vía respiratoria después de esos 10, 11, 12 días que el paciente resolvió.

Por eso es muy importante que este resultado debe de ser analizado en el marco clínico del paciente. El paciente a su inicio tuvo signos y síntomas de enfermedad los cuales va resolviendo, estos signos y síntomas de enfermedad en la mayoría de los casos no ha excedido los 10 días, en la gran mayoría ha sido solamente de cinco o de seis; por lo tanto, cuando se toman estas pruebas al final y van acompañadas de la ausencia de signos y síntomas de enfermedad, entonces la persona se puede considerar como curada.

Teníamos, habíamos concedido ya de este lado.

PREGUNTA: Quisiera preguntarle. ¿Este brote familiar que usted mencionó corresponde a estos nueve casos que fueron los contactos? Si me podría aclarar eso.

Y la otra es: parte de las demandas hoy del personal médico del INER eran que no les habían informado, ni siquiera un protocolo de cómo tratar a una persona en caso sospechoso, y posteriormente a una persona que hubiera estado confirmada.

Yo quisiera preguntarles específicamente, ¿qué protocolo?, ¿qué documento?, ¿quién está informando al personal médico?, ¿cómo debe tratar estos casos?, ¿y cómo se tiene que proteger para no contagiarse precisamente de COVID-19?

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Claro, con mucho gusto. De hecho, aclaramos, comentábamos que, de todos los contactos, de estos 373 contactos que han estado en seguimiento, 34 dieron positivos… perdón, 34 presentaron síntomas, o sea, son contactos que presentaron sintomatología, no se mantuvieron asintomáticos.

Todos ellos, por lo tanto, fueron estudiados a través de la prueba confirmatoria para ver quién podría haber sido contagiado producto del contacto con el caso confirmado. Entonces, nueve de ellos, nueve son los que dieron positivo a la prueba, o sea, identificó la presencia de SARS-CoV-2 en el resultado, por lo tanto, estos nueve se consideran como casos asociados a importación porque son contactos directos de esta importación.

De esos nueve, solamente dos están, digamos, en un marco de lo que podría considerar como un brote familiar, o sea, son dos contactos familiares en este caso de un caso confirmado, por eso hablamos de un brote familiar, los otros siete casos asociados a importación son casos únicos para un caso confirmado que en su momento se detectó.

Y había una segunda pregunta.

INTERLOCUTORA: El tema del personal, porque ellos están… que no hay un protocolo de cómo actuar ni mucho menos de cómo protegerse.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: El protocolo de hecho está publicado desde mediados de febrero. Hay dos protocolos o dos lineamientos en este caso, pero uno que es sumamente específico para el tema de prevención de infecciones, o sea, que tiene todos los mecanismos y tiene todas herramientas identificadas en el lineamiento para poder evitar este contagio.

El otro es el de atención médica, que también enmarca mucho de cómo debe de darse el procedimiento del abordaje a los pacientes desde que son casos sospechosos.

Y bueno, se enfocó un poco más en la parte de cómo atenderlos en relación a la sintomatología que estén presentando, pero el lineamiento de prevención de infecciones lo pueden ustedes encontrar en el micrositio, está publicado, como les digo, desde hace más o menos tres semanas, está abierto, cualquier persona lo puede descargar, lo encuentran ustedes en el apartado específico que dice: ‘Información para personal de salud’.

Y este documento está muy interesante, porque no solamente integra información de cómo prevenir infecciones en el marco hospitalario, en el marco de un centro de salud, sino también tiene información que es muy importante y la comunidad la podría consultar de cómo tener a un caso confirmado en el domicilio, estamos hablando precisamente de estas personas que fueron confirmadas y que están en su resguardo o estuvieron en su resguardo domiciliario.

En el lineamiento vienen identificadas las acciones de qué es lo que puede hacer la familia para prevenir el contagio.

Lógicamente no basta con solamente publicar un lineamiento, es importante tenerlo, porque en él vamos a encontrar las referencias y vamos a encontrar, vamos a decir, la referencia nacional de lo que todos podemos hacer para prevenir infecciones en los diferentes entornos en los cuales nos encontramos.

Pero entonces, para efectos del personal de salud, si recuerdan, también el doctor Gustavo Reyes Terán, que tiene a su cargo el componente de atención médica y de investigación científica, ellos estuvieron organizando capacitaciones para capacitadores que en su momento pudieran replicar, es decir, tomar este lineamiento nacional, tomar este marco de referencia y con él proceder a capacitar al personal.

Al día de hoy se han tenido ya tres de estas capacitaciones, de hecho la primera de ellas fue en el INER.

En su momento hay que asegurarnos de que los capacitadores que se han ahora sí que capacitado en estos eventos, pues entonces sí, empiecen de manera oportuna y con calidad a replicar la información y a asegurarse de que los diferentes trabajadores de la salud, en su momento, están teniendo la información y, muy importante, también en su momento tener el aseguramiento de los insumos necesarios para que ellos puedan entonces acatar el lineamiento como es.

El lineamiento es público y, como digo, lo pueden descargar del micrositio donde tenemos toda la información.

Pasamos a dos preguntas, ahora de este lado, al compañero y la compañera aquí de enmedio y ahorita venimos para acá otra vez, vamos avanzando.

PREGUNTA: Gracias. Buenas noches. Patricia Rodríguez Calva, de Grupo Imagen.

Primero, de los 93 casos que hoy hay confirmados, ¿qué número existen graves?

Segundo tema, en el escenario tres, donde se está planteando pacientes potenciales, 250 mil, alrededor, ¿qué número de ventiladores se necesitan para atender, digo, no todos van a estar conectados, pero qué número se tendría que necesitar?, ¿qué número de camas de terapia intensiva?

Y si ya se tienen físicamente en estos momentos o se esperará hasta el escenario tres para tener toda la infraestructura

Por último, se habla de que las mujeres embarazadas entran en grupo de riesgo, puntualmente, ¿si una mujer embarazada presenta los síntomas de contravirus afecta al bebé?

Dos, ¿puede amamantarlo teniendo estos síntomas? ¿cuáles serían los cuidados que se tendrían que tener?

Gracias.

RUY LOPEZ RIDAURA: Contesto la segunda pregunta sobre la capacidad instalada.

Es un cálculo que es más fino porque tenemos, digo, tenemos que estimar cuál es la probabilidad de que de estos 10 mil 500 pacientes que estamos estimando que van a requerir terapia intensiva, cuántos de ellos la van requerir de manera simultánea.

Ese cálculo, digo, estamos en esa definición, tenemos suficientes camas y ventiladores para atenderlos, pero dependiendo de qué tanto de manera simultánea se presentan.

Entonces, lo que tenemos, y justo le comentaba yo al doctor José Luis Alomía que con mucho gusto mañana tenemos un diagnóstico preciso de cuántas camas, cuántos ventiladores, cuántos están funcionando y cuántos pensamos comprar para tener el dato más preciso y no dar un dato solamente al aire. Entonces, mañana con mucho gusto lo podemos presentar.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: En función de los casos graves son dos, son dos casos los que se tienen de estos 93 que, digamos, forman parte del 12 por ciento que presentábamos de casos que están hospitalizados, pero que tienen esa característica de ser casos graves. Ambos son precisamente personas de la tercera edad, lo cual, sabemos, es uno de los principales factores de riesgo para poder generar enfermedad grave de COVID-19.

INTERLOCUTORA: (inaudible)

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Bueno, no tenemos ese dato específicamente, y en su momento también, como ya se ha comentado, no queremos llegar a una especificidad en relación a los casos que en su momento permita identificarlos, por eso, no estamos dando nombre de hospitales ni de unidades médicas, ni mayor información que pueda generar alguna conjetura, y en su momento identificar a una persona, hay que ser muy cuidadosos con resguardar la confidencialidad de los pacientes.

Ya habíamos concedido la palabra de este lado.

INTERLOCUTORA: Las mujeres embarazadas.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Mujeres embarazadas. De la información que hasta el momento ha presentado el componente de atención médica, pero, sobre todo de investigación científica a cargo del doctor Reyes Terán, lógicamente la información que hasta el momento se tiene ya más validada es la que se ha estado obteniendo de publicaciones de Asia, sobre todo, de China.

Están empezando a salir algunos artículos de lógicamente del área europea, pero hasta el momento no hay datos de transmisión vertical. Le decimos nosotros transmisión vertical precisamente a aquella que puede suceder si la mamá al estar enferma contagia al niño. Esto no se ha dado, no se ha registrado y, por lo mismo, tampoco está prohibido el tema de la lactancia materna como tal.

Sin embargo, hay que recordar que esta información en la medida que se vayan realizando investigaciones más profundas, investigaciones más serias, con buenos controles, con toda la metodología, vamos a empezar a tener mayor información para en su momento ser más específicos, pero eso es lo que hasta el momento se ha reportado en esa parte.

Habíamos concedido ya la palabra de este lado.

PREGUNTA: Qué tal. Pancho Parra, para El Mañanews, de La Octava.

Son varias preguntitas, se las echo muy rápidas. La primera, si tienen pensado empezar a hacer datos abiertos para poder que los investigadores de institución de educación puedan empezar a tomar los mismos datos que ustedes tienen, si lo van a sacar en una base o algo por estilo.

Dos, si tiene contemplado en algún punto empezar a hacer el testeo masivo del cual la Organización Mundial de la Salud recomendaba; pero yo sé, porque los he estado siguiendo, que el subsecretario Gatell ha dicho que hay otro sistema, entonces, si podrían ahondar en eso.

Y la última nada más, en redes sociales se ha hablado mucho sobre el tema de la cuarentena, incluso con memes y cosas como bastante divertidas

¿Estamos o no estamos en cuarentena?, ¿tendríamos que caminar hacia allá?, ¿en qué punto vamos a llegar?

Sobre todo, con el tema de las vacaciones, se vienen las vacaciones ¿qué tendrían que hacer los destinos turísticos?, suponiendo si alguien tiene un viaje a, no sé, Cancún, es un destino bastante común, bastante común para europeos también. ¿Sí tendrían que realizarlo o no?

Gracias.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Claro, correcto. Empezamos de atrás para adelante sin problema.

Como ustedes saben, se han planteado y puesto sobre la mesa toda una serie de intervenciones o están relacionadas precisamente a cómo se va a operar e instrumentar el concepto de sana distancia.

Tenemos intervenciones que van, digamos, desde intensidades muy leves o que no representan mayor distanciamiento hasta aquellas que en su momento podrían significar la cancelación o la postergación, mejor dicho, de eventos masivos o donde se represente e mayor riesgo de transmisión.

En la medida de los escenarios y como estos han ido avanzando, y esto lógicamente va de la mano con la carga de enfermedad o la cantidad de casos que se va día con día integrando, pero además el estudio de contactos es muy importante, porque nos ayuda a ver cuál es la dinámica que se está teniendo en relación a la transmisión secundaria y empalmo con la pregunta también del tema de las pruebas.

Para México hemos definido, y esto es parte del plan, o sea, esto es una definición que la hicimos desde hace tres semanas y precisamente hemos estado caminando, en México definimos que cuando estuviéramos en escenario dos y, mejor aún, en transición entre escenario uno y escenario dos, vamos a aplicar un modelo de vigilancia Centinela.

El modelo de vigilancia Centinela precisamente es un balance en lo que sería muestrear muy poquitos casos o casos muy contados y lo que sería en un momento determinado muestrear a todas las personas que presentaran una infección respiratoria aguda.

Creo que se ha explicado muchas veces, porque no es útil ni necesario tener que muestrear a todos, además que eso lleva a cuestas una gran carga financiera, pero realmente no se requiere muestrear a todas las personas para conocer cuál es el perfil clínico de la enfermedad, saber por dónde está circulando en un momento el virus, qué tan intensa o no es la transmisión comunitaria, que reitero son datos muy importante, porque van de la mano a cómo se van a llevar a cabo las medidas de intervención de sana distancia.

El sábado en la noche el subsecretario anunció una jornada nacional de sana distancia que inicia a partir del 23 de marzo y que además integra toda una serie de instrucciones y de recomendaciones. Esto es precisamente porque estaríamos terminando ya la fase de transición entre un escenario uno y un escenario dos.

Y es importante entonces empezar ya a implementar o escalar las medidas de la sana distancia, pero estas se van a incrementar en su magnitud, en su cantidad de intervenciones en la medida de que el el sistema Centinela, que es al que vamos a cambiar de manera directa y que, por cierto, podemos anunciar que el modelo Centinela empezará ya a operar a partir de la próxima semana en función de las estimaciones.

Es un modelo que no deja de ver todavía a los casos importados, porque para México y dentro de un escenario uno, que todavía no termina, es importante poder identificar oportunamente el caso, resguardarlo domiciliariamente u hospitalariamente y hacer seguimiento de contactos, porque esto es lo que permite y asegura que la transmisión y la dispersión de la enfermedad no sea libre, no sea abierta y entonces no tengamos que tener brotes explosivos como tal.

Hay que seguirlos vigilando, hay que seguir con ese enfoque, pero la vigilancia Centinela en su mayor cantidad, digamos, su mayor enfoque, va a ser precisamente a poder ahora sí identificar la transmisión secundaria.

Es decir, llega un momento en donde la cantidad o la carga de casos importados y de sus casos asociados a importación, decíamos, inicia ya con el riesgo de transmisión de tercera o mayor generación que es la considerada como comunitaria y entonces es cuando tenemos que empezar ya a vigilar en la comunidad con la respectiva utilidad que esto va a tener. Entonces, es un modelo que México va a implementar y que viene a ser un balance para poder realizarlo.

También podemos comentar, ahora el doctor Ruy López Ridaura, presentaba precisamente el componente diagnóstico, este se integró a la estimación, para empezar a operar el modelo Centinela estamos realizando la adquisición de 120 mil reacciones para todo el territorio nacional, para las 32 entidades federativas, hay un marco todavía de escalamiento de subir esos 120 mil para arriba en caso de que sea necesario, pero con estos insumos empezamos a partir ya de la próxima semana a operar este nuevo modelo que nos va a permitir tener la información precisa de cómo está sucediendo el tema.

Termino la respuesta de este lado y pasamos para acá.

INTERLOCUTOR: ¿El tema turístico?

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Sí, para el tema turístico, si bien es cierto están las medidas generales, en función de cómo se vaya midiendo la carga de enfermedad y cómo está afectando esto las localidades que en su momento sean turísticas, se va a operar también intervenciones de sana distancia en hoteles, en restaurantes, en bares, en centros de convenciones, en discotecas, etcétera.

De hecho, comentarles que el día de mañana se estará teniendo ya un lineamiento que viene a sumarse a estos documentos normativos que se han estado realizando en donde podremos tener precisión de cuáles son las acciones para cada una de estas actividades. Al ser un lineamiento nacional la idea es que todos tengan la información y sepan cuando llegue la instrucción o cuando llegue la recomendación, ya de antemano sepamos qué significa y entonces en base a qué vamos a poderlo operar.

INTERLOCUTOR: Datos abiertos.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Datos abiertos. De hecho, nuestras bases de datos están disponibles a través de la petición, el modelo funciona inclusive para las bases de datos, lógicamente y esto es muy importante que lo tenga clara la población, cuando se nos solicita una base de datos o información, esta información siempre se da sin ningún dato que permita la identificación de una persona.

Se dan datos generales precisamente para efectos de investigaciones, para efectos de protocolos. Nosotros estamos abiertos a la academia, hemos tenido solicitudes, no solamente en el marco de COVID-19, sino de todas las enfermedades que lleva a cabo y que la estadística, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, y es básicamente cuestión solamente de solicitarlas, y con mucho gusto cuando son procesos académicos y están bien fundamentados, se entrega esta información.

Pasamos entonces ahora sí de este lado, nos quedaría espacio creo que, para una pregunta, dos preguntas. Una pregunta aquí y una pregunta acá.

PREGUNTA: Soy Blanca Valadez, reportera de Grupo Milenio.

Este escenario que ustedes están estableciendo, es un escenario, digamos, conservador, porque los primeros escenarios que ustedes nos presentaban no hablaban de estas estimaciones, hablaban de unas estimaciones mayores. Entonces, quiero que nos aclaren exactamente si este escenario es muy conservador.

También que nos aclaren si las evidencias científicas hablan de que por cada una persona que se identifica, 10 no se diagnostican; y también de las personas que después de que son aparentemente curadas, presentan lesiones pulmonares. Esas son cosas que se han publicado en China.

Y, por último, si nos pueden comentar sobre de la reunión o la videoconferencia, la llamada que tuvieron los secretarios de Salud de México, Estados Unidos y la ministra de Canadá. Gracias.

RUY LÓPEZ RIDAURA: Rápidamente. De la estimación, sí, en efecto, al inicio se hicieron algunas estimaciones basadas en modelos, tomando en cuenta algunas series de parámetros de transmisión, que contemplan escenarios donde son hipotéticos, donde no se hace nada, es casi la evolución natural de una epidemia.

Y también en muchos de estos modelos, y por eso a veces las cifras han estado variando en órdenes de magnitud, toman en cuenta casos asintomáticos. Entonces, aquí estamos tratando… como esto para el cálculo de insumos, nos estamos fijando en los casos que van a demandar atención. Entonces, por eso pueden ser un poco diferentes. Y también estos datos tienen como base en lo observado hasta ahora.

Como dije, puede ser conservador, tampoco quiero definir que es una estimación conservadora, vamos a decir que es una primera estimación, pero todavía tenemos la posibilidad de incrementar la compra de insumos conforme vayamos viendo la evolución de la epidemia.

INTERLOCUTORA: (inaudible) cinco por ciento y cinco por ciento que es más de medio millón de personas.

RUY LÓPEZ RIDAURA: Sí, por eso digo, en ninguna población de los que se han visto en el mundo, cinco por ciento de la población se ha enfermado y ha buscado atención, digo, la estimación que tenemos es de 0.2 por ciento.

INTERLOCUTORA: ¿La letalidad cuál sería?, porque hablaban de los casos críticos ¿la letalidad cuál sería?

RUY LÓPEZ RIDAURA: Estas son las estimaciones que se han tenido y, como lo ha presentado también el doctor Alomía en varias ocasiones, mucho de la letalidad ha ido variando de población a población y de inicio de la epidemia al final.

Al principio se veían letalidades de más de cinco por ciento y al final muchas de estas poblaciones bajaron las letalidades por abajo del dos y por abajo del uno por ciento. Entonces, ahorita no tenemos una estimación específica de la letalidad, porque esta estimación estaba enfocada a la compra de insumos.

INTERLOCUTORA: Sobre los casos, se diagnostica uno y 10 no.

Y de las lesiones pulmonares de personas supuestamente curadas.

Y la reunión.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Esta precisamente es información que está basada en la bibliografía que se ha publicado de manera internacional. Nosotros, como veíamos en los 93 casos que tenemos, hasta el momento solamente tenemos dos casos graves, por lo tanto, no es una muestra suficiente todavía para explorar este tipo de información.

Como ustedes saben y lo dijimos, hay portadores que precisamente su característica de portador es que no llegan a desarrollar signos y síntomas de enfermedad.

Ni hay todavía estimaciones ni siquiera en China en el hoy de cuántos pudieran ser la proporción de portadores.

Esto va a ser importante conocerlos, porque sabemos que un portador genera inmunidad, genera anticuerpos, o sea, no enferma, pero el hecho de tener el virus en sus vías respiratorias hace que el sistema inmunológico reacciones.

Eso sería bueno, porque en la medida de la proporción de portadores estaríamos hablando de poder generar cada vez más inmunidad de rebaño que proteja a otras personas, pero son datos bastante preliminares, más allá de lógicamente los casos que son sintomáticos muy leves.

Y tenemos la última pregunta de este lado.

PREGUNTA: Le agradezco por haberme dado la palabra.

INTERLOCUTORA: De la reunión.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Fue hoy día en la tarde, todavía a su servidor no le tocó participar de la misma, el doctor Ruy López Ridaura tampoco, entonces de seguro habrá un comunicado de prensa más adelante o en su momento, cuando se tenga la información.

PREGUNTA: Gracias, doctor por la palabra.

Quería yo preguntarle si en algún caso hipotético alguna ambulancia puede negar el servicio de traslado a un paciente con datos de dificultad respiratoria, con sospecha de positivo a coronavirus.

Y eso me lleva a la siguiente pregunta, ¿las ambulancias que hay en México están o tienen la capacidad de transportar a pacientes infectocontagiosos?

Por su respuesta, muchas gracias.

JOSÉ LUIS ALOMÍA ZEGARRA: Siguiendo el lineamiento de bioseguridad o de prevención de infecciones, prácticamente todas las ambulancias pudieran realizar transporte de estos pacientes, dado que el lineamiento dice el tipo de bioseguridad que debe de usar el paramédico, el chofer y, en su caso, también la protección al paciente, que no son insumos de alta bioseguridad, son insumos que tenemos para la atención de las infecciones respiratorias agudas.

Muchas gracias y buenas noches a todos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment