Pedro Canché queda libre; “lo dedico a los periodistas que fueron asesinados”, dice

Publicado el Mayo 29, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).– El periodista y activista maya Pedro Canché fue liberado después de haber permanecido 272 días preso bajo el cargo de sabotaje, luego de que ayer jueves un Juez le otorgó un amparo y ordenó su liberación inmediata.

Minutos después de la media noche, el periodista maya salió de la cárcel municipal de Felipe Carrillo Puerto, de acuerdo con información publicada por el medio local Noticaribe

“La libertad de expresión requiere sacrificios”, dijo al ser excarcelado, indicó el medio.

Posteriormente, el periodista publicó en su perfil de Facebook:

“Hola… el azote de los corruptos de vuelta a este espacio… muchas gracias por todo su apoyo y mi libertad se la dedico a los colegas periodistas muertos que no tuvieron la oportunidad de defenderse y ser defendidos: Pedro Canche”

En un segundo mensaje, el también activista reta de nueva cuenta al Gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, a sostener un debate, como lo hizo antes de ser encarcelado a través de un video en el que lo calificaba como insensible y denunciaba la “ineptitud” de su Gobierno.

“Agradezco infinitamente a Artículo 19 y a mi abogada de mil batallas Aracely Andrade, en especial a mis seres queridos […]  y a los amigos y a tantos que sin conocerme se dieron a la tarea de librar esta batalla contra la intolerancia. Que vengan mejores tiempos para Quintana Roo y para México, que nuestras instituciones se fortalezcan y sean mucho más fuertes que los opresores, llámense como se llamen. Es tiempo de librar a México de la juniorcracia que tanto daño hace y el reto al debate con el Gobernador Borge sigue vigente”,

De acuerdo con el Gobierno de Roberto Borge, el periodista independiente ordenó a un grupo de manifestantes bloquear el acceso a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) durante una protesta contra el alza en las tarifas; sin embargo, sus defensores demostraron que Pedro Canché sólo estaba grabando la manifestación.

Organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos como Amnistía Internacional, Artículo 19, Freedom House y el Comité para la Protección de Periodistas exigieron constantemente al Gobierno de Quintana Roo la liberación del también activista, pero el Gobierno dio muchas largas a un amparo recibido desde finales de febrero en el que se establecía que no existían pruebas en contra de Pedro Canché.

Incluso el pasado 11 de mayo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida a Roberto Borge Angulo, al Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y presidente del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, Fidel Gabriel Villanueva Rivero, y a los integrantes del Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, por violaciones a la libertad de expresión, a la seguridad jurídica y a la integridad personal, cometidas en agravio del periodista.

Dos días antes de su detención, Pedro Canché interpuso una queja ante la Comisión. Denunció amenazas en su contra por parte de dos personas, una de ellas servidor público, quienes le enviaron mensajes intimidatorios y lo involucraron en los hechos relacionados con el bloqueo de las instalaciones de la CAPA, que tuvo lugar del 11 al 19 de agosto, evento que cubrió y difundió en ejercicio de su libertad de expresión desde el día 16 de ese mes.

Pedro Canché también dijo que servidores públicos de Quintana Roo lo inculparon de ser el organizador de una manifestación y bloqueo a las oficinas de la CAPA. En consecuencia de una denuncia de hechos el día 22 de agosto se ejerció acción penal en su contra, y de otras dos personas, por el delito de sabotaje y posteriormente fue detenido y recluido en la cárcel pública municipal el 30 de agosto.

Al ser considerado el delito de sabotaje como grave, el agraviado no tuvo derecho a la libertad provisional bajo caución.

Como pruebas, el Gobierno estatal de Roberto Borge consideró un peritaje de “criminalística de campo, fotografía, valuación y extracción de información”, y cuatro testimonios.

La CNDH analizó estos documentos desde la perspectiva de Derechos Humanos y de criterios expuestos por organismos y tribunales internacionales, llegando a la conclusión de que las pruebas “son insuficientes para imputar el delito de sabotaje y constituyen acciones desproporcionadas de la autoridad ministerial que tienen por objeto inhibir la libertad de expresión de quien documenta y difunde cuestiones públicas”.

El organismo independiente también acreditó que el 31 de agosto de 2014, Pedro Canché fue golpeado por otros internos en la cárcel pública municipal de Felipe Carrillo Puerto, por lo que las autoridades que tenían a su cargo velar por su seguridad vulneraron su derecho a la integridad personal.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: