Madres de desaparecidos inician huelga de hambre frente a la Segob

Publicado el enero 18, 2018, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Madres de desaparecidos marchan en la CDMX. Foto: Octavio Gómez

Madres de hijos desaparecidos de los estados de Guerrero y Michoacán se encuentran en huelga de hambre frente a la Secretaría de Gobernación (Segob).

Caminaron durante cinco días hasta la Ciudad de México debido a que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) no envió los boletos para la reunión convocada desde hace un mes por este mismo organismo.

POR PATRICIA DÁVILA, CIUDAD DE MÉXICO (apro).-18 ENERO, 2018

Llegaron directo a las oficinas de la CEAV, ubicadas en Eje 6 y calle Pestalozzi en la colonia del Valle. De allí, se desplazaron a la Segob exigiendo que el nuevo titular, Alfonso Navarrete Prida, se reúna con ellas.

“Queremos que conozca todas las anomalías que se han venido cometiendo en los dos últimos años, dijo que lo que quiere es trabajar, pues que empiece con nosotros”, pidió a Navarrete Margarita López, madre de Yahaira Guadalupe Bahena, secuestrada y asesinada por Los Zetas en Oaxaca, en el 2011.

“Tenemos madres que llegaron muy delicadas de salud y no ha venido ningún médico a atenderlas. Tenemos a la señora Eulogia, quien nos acompañó hace un mes al plantón en la CEAV y a quien gente de la Comisión le prometió la cirugía de sus ojos desde hace un año y medio, nunca se la programaron y ahora no ve. En aquel tiempo veía un poco.

“Tenemos a mamás diabéticas que necesitan insulina que vienen de Guerrero y de Michoacán, como la señora Nazaria. Aquí estamos con este frío, no tenemos casas de campaña, no tenemos cobijas, solo tenemos agua que es lo único que estamos tomando. Por esta falta de atención es que 35 mamás decidimos iniciar la huelga de hambre”.

Hay más mamás que no se sometieron a la huelga de hambre, debido a su condición de salud, como en el caso de las que son diabéticas. Muchas de ellas llegaron acompañadas de sus niños.

Desde que se plantaron en la Segob, solo llegó a dialogar con ellas el nuevo titular de la fiscalía de desaparecidos, Abel Guillén, quien dijo les dijo que estaba dispuesto a recibir las denuncias.

“Tenemos una indignación tan grande que por eso estamos aquí y no nos vamos a quitar. Ahorita, aunque nos ofrecen mil promesas como hace un mes en CEAV, no nos podemos mover de Segob, no lo vamos a hacer.

“En CEAV nos ofrecieron empezar a revisar nuestros casos, pero es un mal generalizado que tienen con todas las víctimas del país. A nosotros nos prometen, pero sabemos que no lo van a hacer, como tampoco lo hacen con los expedientes de todas las madres que no pueden venir”.

De Segob no salió nadie, cerraron las puertas, incluso, la mamá que perdió la vista fue sacada a la calle porque estaba sentada en las escaleras.

“Queremos que el secretario de Gobernación se dé cuenta de lo que sucede. Queremos que el presidente Enrique Peña Nieto se dé cuenta de que las personas que asignó para atender a las víctimas no tienen sensibilidad ni calidad moral. Hace un mes nos dijeron que nos durmiéramos en el piso, las madres tienen derecho a que se les dé una cantidad –irrisoria- de 3,500 pesos al mes, que no alcanza ni para venir a visibilizar lo que está pasando con todas las víctimas en el país”, señala Margarita López.

“Recursos tienen pero no quieren canalizarlo a las víctimas, lo utilizan para cubrir los desfalcos que tienen”.

Algunas de las madres, llegaron acompañadas de sus pequeños hijos, además de localizar a los que tienen desaparecidos, ahora piden cobijas, casas de campaña y algunas colchonetas para los menores.

En la protesta, en total, son unas 50 personas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: